Apoyar a Pemex fortalece la soberanía

Luis Langarica Arreola*

Grata y estratégica medida del gobierno mexicano, que fortalece la soberanía e independencia económica de México, destinar 73 mil 280 millones de pesos para que la empresa sea capaz de reinvertir en la producción que conduzca al aprovechamiento de los derivados petrolíferos, en los que todavía existe dependencia; ojalá se lleve a cabo de manera rápida, apuntalando en la medida de lo posible las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex) a través de la inyección gradual de recursos, para que éstos no afecten las actividades económicas en otros rubros, sobre todo los de bienes y servicios a la población; en eso consiste o deriva el papel jugado de las empresas públicas, a diferencia de las privadas cuyo objetivo principal es la ganancia individual o particular, situación que no garantiza el bienestar común y social de las mayorías.


Las empresas públicas estratégicas sólo necesitan ser bien administradas para que generen suficientes dividendos o recursos al Estado, viéndolas en su conjunto estas generarían riquezas suficientes para que a su vez sean equitativamente distribuidas, generando crecimiento y desarrollo con responsabilidad y planificación. Siempre con miras a cuidar como la niña de nuestros ojos, la ecología y la biodiversidad, manteniendo la buena salud de todos los seres vivos.