CANADÁ: Los gobiernos dan millones a la compañía de automóviles Ford de propiedad privada de EE. UU.

Saqueando el tesoro público para pagarle a los ricos.

Centro de trabajadores de la CPC(M-L) - TML Weekly 17 de octubre 2020. Núm 39

En una ceremonia dual en Ottawa y Oakville, el Primer Ministro Trudeau y el Primer Ministro Ford anunciaron el 8 de octubre, un esquema masivo de pagar a los ricos, para dar conjuntamente $590 millones a la Ford Motor Company global propiedad de Estados Unidos. Cada líder anunció el regalo de pago a los ricos como la satisfacción de las demandas de la oligarquía financiera global dominada por Estados Unidos que de lo contrario se negaría a continuar la producción en Ontario.


La élite política insiste en que cualquier cambio de la propulsión de vehículos basada en carbono a los de batería eléctrica debe hacerse bajo la actual dirección imperialista de la economía y servir a los que tienen el control. Argumentan que el cambio debe hacerse bajo el dictado de los oligarcas que poseen las empresas de producción y distribución de vehículos y sirven a sus intereses privados. A la clase trabajadora se le niega cualquier derecho a intervenir y discutir una dirección alternativa para dejar de pagar a los ricos y construir empresas públicas independientes de producción y distribución de vehículos bajo el control de los canadienses.

A los que trabajan para los oligarcas globales se les dice que acepten sus condiciones de empleo sin negociaciones y aplaudan el saqueo de sus empleadores del erario. Si obedecen y aceptan su posición subordinada en las relaciones sociales con sus empleadores, se les dice que los empleos y la seguridad serán suyos y que estos dependen de garantizar la riqueza acumulada y las empresas privadas de los oligarcas globales. No se contempla ni se discute ninguna otra dirección para la economía.

A los trabajadores se les dice que su futuro sólo puede garantizarse si el poder, el privilegio y la riqueza de la oligarquía global se consolidan con dinero del erario y sin la oposición de los trabajadores.

La élite gobernante ignora deliberadamente lo que revelan las relaciones sociales entre los seres humanos y los seres humanos y la naturaleza. Esto incluye, entre otros, las divisiones de clase en la sociedad y los objetivos e intereses opuestos de los imperialistas y la clase obrera. Dentro del modo de producción actual, la clase trabajadora existe en una relación social desigual con quienes poseen y controlan la economía. Los trabajadores producen el valor y los propietarios imperialistas lo expropian para su uso privado. La posición de propiedad viene con el control sobre la economía, sus empresas y su producto social, lo que significa en efecto el control sobre los productores reales y su destino.

Las relaciones también revelan que un cambio en el método de producción o producto social no cambia la relación social desigual entre los trabajadores y los propietarios imperialistas, ya que no cambia el modo de producción y la clase social en control. El objetivo de los imperialistas para obtener el máximo beneficio privado de la expropiación del valor que producen los trabajadores sigue siendo el mismo si los vehículos que producen los trabajadores son de gas o a batería. La dictadura de los oligarcas sobre los trabajadores y la sociedad sigue siendo la misma. Los oligarcas deciden todo y a los trabajadores se les dice que obedezcan.

Pero las relaciones sociales también revelan el esfuerzo de los trabajadores por ejercer control sobre las decisiones que afectan sus vidas. Esta es la razón por la que la ofensiva más cruel es la desinformación del Estado de que con su obediencia, los trabajadores pueden asegurar empleos y beneficios, pero sólo si no causan un alboroto y sólo si no cuestionan los esquemas de pago y la consolidación del control, el poder, la riqueza y el privilegio que esto trae a la oligarquía. De lo contrario, los oligarcas globales amenazan con destruir las plantas, los medios de subsistencia y la economía local de los trabajadores como lo han hecho en innumerables ocasiones, como GM en Oshawa y las amenazas de Ford de cerrar sus plantas en Oakville y Windsor. Canadá en su conjunto ha sufrido la destrucción del sector manufacturero, ya que los oligarcas globales han trasladado la producción a otros lugares de sus imperios globales.

Los gobiernos federales y de Ontario y otros defensores de este acuerdo hablan en nombre de los ricos y su plutocracia. La "inversión" de hecho asegura la fortuna de los oligarcas que poseen y controlan Ford. Sin el trabajo de la clase trabajadora (los trabajos que hacen) no se crearía ningún valor para que los propietarios puedan expropiarse. Para los imperialistas, la única razón para producir vehículos de gas o eléctricos es sacar provecho de lo que construyen los trabajadores. Para los oligarcas de Ford, un siglo enriqueciéndose de trabajadores que construyen vehículos de gas debe convertirse en otro siglo enriqueciéndose de los trabajadores que construyen vehículos eléctricos. Es lo mismo para los ricos, siempre y cuando la clase trabajadora siga produciendo valor que puedan expropiar y mientras el estado siga dándoles dinero público para reforzar sus ganancias.

Para petrificar la relación social desigual con el discurso de "asegurar empleos" insulta a la clase trabajadora y al pueblo de Canadá. El desafío al que se enfrentan los trabajadores para defender sus derechos y reclamaciones y crear una nueva dirección y aspirar a la economía bajo el control de los productores reales es elevar la demanda de dejar de pagar a los ricos; Aumentar las inversiones en programas sociales.

Suscríbete a nuestro boletín

Este espacio fue creado para la libre expresión y publicación de artículos de diversos autores quienes son responsables de los mismos. ExpressArte Internacional y/o Expre Interna y sus representados no se responsabilizan por las opiniones vertidas y/o publicaciones desde la creación de su página, cuenta o portal de Facebook, estas son responsabilidad de quién las escribe exclusivamente, no de quién las publica.

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com