• Mexteki

Capitalismo y Recursos Naturales

Rocío Luna


“La salvación del medio ambiente está siendo el más brillante negocio de las mismas empresas que lo aniquilan”. Eduardo Galeano.


Nuestro planeta ha sufrido ciclos de calentamiento y enfriamiento a lo largo de su historia geológica producidos por causas naturales, pero en el proceso actual de Cambio Climático y Calentamiento Global está relacionado en el desarrollo humano teniendo como origen en el siglo XVIII como consecuencia de la Primera Revolución Industrial, que no solo incrementó la cantidad de gases de invernadero (dióxido de carbono, metano, oxido nitroso) en la atmósfera, sino que también aceleró la destrucción de ecosistemas a fin de contar con materias primas y tierras para la conquista colonial. Es decir, que el Cambio Climático comenzó junto con la expansión del capitalismo industrial en todo el planeta.


Con la Revolución Industrial y la con del sistema capitalista que las clases burguesas pudieron dominar a la naturaleza y a otros seres humanos superando los límites de los siglos anteriores, es decir el poder del capitalismo no solo afecta nuestros recursos naturales, sino que también fomenta el abuso al proletariado.


El desarrollo tecnológico permitió llegar a todos los rincones del planeta, explotar recursos antes inaccesibles y causar destrucción inimaginable como lo fue la bomba atómica a fines de la Segunda Guerra Mundial y que hoy se sigue desarrollando armas de destrucción masiva para ser utilizadas en la guerra para poseer los recursos.


Toda esta actividad ha llevado al punto de causar el derretimiento de los hielos polares o el adelgazamiento de la Capa de Ozono con consecuencias imprevisibles para la vida de millones de personas.


Se han implementado soluciones a través de políticas verdes que no cuestionan el modelo de acumulación y explotación generador del problema, por lo tanto, no son eficaces para combatir el problema.


Grandes industrias como la petrolera y minera por mencionar algunas han invertido capital para desacreditar a científicos, y fomentar el discurso de que no existe tal problemática.

Pero también en las últimas décadas se ha observado el surgimiento de otras posturas que bajo distintas denominaciones (Economía Verde, Desarrollo sustentable, Agroecología, Revolución Verde) se oponen a las ideas negadoras y en lugar de ello pretenden posicionarse como la solución al cambio climático, la destrucción de los ecosistemas, el estancamiento económico y el desempleo, y que son promovidas por gobiernos, organismos internacionales y corporaciones.


El capitalismo verde reclama una “propiedad extensa sobre la naturaleza”. Tradicionalmente una persona o una empresa podían ser propietarias de un pedazo de tierra, pero nunca se entendió que fueran dueñas de todo un ecosistema o de una especie. En esta nueva visión la propiedad privada puede existir sobre todo un ecosistema (privatización de bosques, cursos de agua, montañas), sobre una especie completa (patentes sobre microorganismos y cultivos) o sobre solo una parte de un organismo vivo (patentes sobre genes o atributos genéticos). En México la comisión nacional de Áreas Naturales Protegidas han desarrollado una alternativa para aquellos poseedores de estos recursos, implantando un programa de Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación, el cual el poseedor de estas extensiones de tierras son apoyados con el pago de servicios ambientales.


Peo como el capitalismo es voraz también adoptó esta tendencia la privatización de los recursos se convirtió en una realidad en países de Latinoamérica, Asia o África, donde las corporaciones se apropiaron de tierras comunitarias o propiedad de pueblos originarios para llevar adelante sus proyectos “ecológicamente sustentables”. Esto trajo como consecuencia un aumento de la pobreza y las desigualdades en estos países, una mayor explotación de la clase trabajadora y el incremento de la trata de personas, el narcotráfico y la venta de armas. Al mismo tiempo que no rindió los resultados prometidos en materia ambiental sino que se expandió la explotación de los ecosistemas mediante técnicas cada vez más contaminantes (fracking, minería a cielo abierto, uso de cianuro, explotación de hidrocarburos en el fondo marino, agricultura altamente dependiente de agrotóxicos y semillas modificadas genéticamente, utilización de millones de litros de agua en sus megaemprendimientos, ganadería intensiva). Tampoco se cuestiona el consumismo desenfrenado tan necesario para el mantenimiento de su tasa de ganancia, lo que está llevando al agotamiento de los recursos y a la generación de residuos que la Tierra no puede asimilar.


Para revertir el cambio climático y calentamiento global va a ser necesario combatir el sistema que lo produjo es decir ese es el capitalismo que es voraz con los recursos naturales y además pone en desigualdad y explota a la clase obrera y campesina.

Suscríbete a nuestro boletín

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com