EL JUICIO A LOS EXPRESIDENTES Y A SUS CÓMPLICES. 

Pablo Moctezuma Barragán. 

Se juntaron más de 2 millones de firmas ciudadanas para pedir una consulta sobre llevar a juicio a 5 expresidentes de la República y por otro lado el presidente López Obrador mandó al senado esa misma solicitud de consulta, el senado la entregó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la que  informó que será el ministro Luis María Aguilar quien deberá resolver la constitucionalidad de la consulta sobre el juicio a los expresidentes: Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña... en un máximo de 20 días. 



El presidente López Obrador declaró el 15 de septiembre: “Entre el primero de diciembre de 1988 y el 30 de noviembre de 2018, México vivió un período caracterizado por la concentración desmesurada de la riqueza, quebrantos monumentales al erario, privatización de los bienes públicos, corrupción generalizada, procesos electorales viciados y prácticas gubernamentales que desembocaron en un crecimiento descontrolado de la violencia, la inseguridad pública, la violación masiva de derechos humanos, la impunidad como norma y el quebrantamiento del Estado de derecho en extensas zonas del territorio nacional, esa etapa trágica de la vida del país se denomina período neoliberal o neoporfirista y en cumplimiento a la fracción 3 del artículo 21 de la ley federal de consulta popular.

“¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes con apego a las leyes y procedimientos aplicables investiguen y en su caso sancionen la Comisión de delitos por parte de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón Hinojosa, Enrique Peña Nieto, antes, durante y después de sus respectivas gestiones?” 

Estamos de acuerdo con juzgar a los expresidentes, y es desde luego importante recuperar lo que nos arrebataron, revertir su entreguismo, recuperar nuestra soberanía pisoteada. Y no solo se trata de juzgarlos a ellos, tenemos que destruir su obra siniestra.  

Además, se tienen que tomar medidas contra todos sus cómplices, el gobierno de EU, principal beneficiario de sus políticas, los órganos financieros internacionales, el FMI, el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio, las corporaciones globales que nos han chupado la sangre. Ellos con la imposición en 1992 del Tratado de Libre Comercio, de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte en 2005, de la Iniciativa Mérida en 2007, de la integración militar con EU en 2009 y la integración en los Estados Unidos de las corporaciones norteamericanas de 1988 al 2018, son los autores intelectuales de las políticas antinacionales y antipopulares, corruptores y cómplices de los criminales.  

Es un hecho que fue Washington a través de la DEA el que le “recetó” la guerra fratricida a Felipe Calderón, y le mandaron armas con la operación “rápido y furioso”, ellos respaldaron el fraude de 2006 y la compra de la elección de 2012. Todo le debe quedar claro al pueblo de México y se debe exigir la reparación del daño. 

Se debe revertir la entrega del petróleo que orquestaron Peña y Calderón, las concesiones, las leyes mineras y de agua de Carlos Salinas de Gortari. Recuperar las grandes empresas estatales, los ferrocarriles que privatizó Ernesto Zedillo, todo que privatizaron en beneficio de sus bolsillos y los de sus amigos, que han sido calificados como “la mafia del poder”. Se tiene que ir a fondo, si queremos la regeneración nacional. Cancelar las concesiones mineras de más de cien millones de hectáreas, suspender el pago de la deuda y revisar a fondo. Es inverosímil que en tiempo de pandemia se están pagando alrededor de 730 mil millones de dólares por servicio de la deuda que esos expresidentes contrataron. Esos recursos son necesarios para invertir en la salud y en la economía mexicana.

¡Sí! Vamos a revertir el inmenso daño que le hizo el PRIAN a la Independencia de México. Esos expresidentes nos endeudaron, nos entregaron a corporaciones extranjeras, destruyeron el mercado interno, sometieron a la economía nacional, destruyeron el campo, desmantelaron nuestra industria, nos integraron con EU, económica, política, social y militarmente hundiéndonos en el neocolonialismo. Ya logramos derrocar al PRIAN, llegó la hora de recuperar lo perdido y ejercer nuestra Soberanía Nacional y Popular.  Reconozcamos que el neoliberalismo y el neoporfirismo condujeron directamente al neocolonialismo.  

Se dice que solo se puede juzgar a un expresidente por traición a la Patria, en el caso de Salinas, Zedillo y Peña del PRI y de Fox y Calderón del PAN es claro que han traicionado a México, causándole enormes daños al país. Es necesario revertir eso y reconstruir a México asumiendo nuestra Soberanía.  Sin justicia, no hay paz.

¡Viva la Independencia de México! 

Suscríbete a nuestro boletín

Este espacio fue creado para la libre expresión y publicación de artículos de diversos autores quienes son responsables de los mismos. ExpressArte Internacional y/o Expre Interna y sus representados no se responsabilizan por las opiniones vertidas y/o publicaciones desde la creación de su página, cuenta o portal de Facebook, estas son responsabilidad de quién las escribe exclusivamente, no de quién las publica.

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com