• Mexteki

El Mexe y el adiós a las normales rurales

Noviembre 27, 2020

ZÓSIMO CAMACHO @ZOSIMO_CONTRA

Las normales rurales del país se enfrentan al mayor reto de su historia. En el sexenio que más apoyo esperaban recibir –luego de décadas de estrangulamiento económico, acoso y ataques– podrían desaparecer. El discurso desde el gobierno federal reza que a estas escuelas no les faltará nada y que con la “cuarta transformación” saldrán fortalecidas. ¿Cómo es que están al punto del adiós si desde el Poder Ejecutivo se les aplaude por su contribución al país?

Todo radica en lo que entiende el presidente, Andrés Manuel López Obrador, por normalismo rural. El modelo que se ensaya para las 16 escuelas normales rurales es el que se aplicará en la Escuela Normal Rural Luis Villarreal de El Mexe, Hidalgo, institución de próxima “reapertura”.


El Mexe fue uno de los pilares de la educación en México. En 82 años (1926-2008), formó miles de maestros que contribuyeron a transformar cientos de comunidades campesinas e indígenas del estado y de otras entidades de la República. Hasta el día de su cierre, tenía una vida académica vibrante y un sólido reconocimiento social. La vinculación de la escuela con las comunidades aledañas a su sede era tan estrecha que los pueblos consideraban a esta normal como suya y a sus estudiantes, como sus hijos. Y en muchos casos, la filiación era literal, pues la matrícula estudiantil se nutría cada generación con alumnos y alumnas provenientes de esas localidades.

También está normal era uno de los motores más potentes que animaban la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM). Los otros eran ­–y siguen siendo– Tenería, Estado de México (Lázaro Cárdenas); Ayotzinapa, Guerrero (Raúl Isidro Burgos), y Tiripetío, Michoacán (Vasco de Quiroga).

El Mexe fue cerrada en un operativo ejecutado por los gobiernos federal (Felipe Calderón) y estatal (Miguel Ángel Osorio Chong), con el apoyo de las cámaras empresariales y los grandes medios de comunicación. El cierre significó un duro golpe para el normalismo rural y para la FECSM que, hasta la fecha, no ha podido superar.

El presidente, vehemente lector de la historia de México, tiene conocimiento de lo que significó El Mexe para el normalismo y para las luchas por la transformación del país. Sabe del poderoso mensaje que significa ser el presidente que “reabrió” la normal Luis Villarreal. Podrá decir: “Miren, mientras los neoliberales cerraron este pilar del magisterio, nosotros, la 4T, la estamos reabriendo”.