• Mexteki

LA MOVILIZACIÓN SOCIAL CONTRA LOS MEGAPROYECTOS

Ana Arenas



Así como Zapata vivió la dictadura porfirista al servicio del capital extranjero y los terratenientes nacionales y extranjeros, nosotros vivimos bajo la dictadura del PRIAN al servicio de los extranjeros. La gran contradicción de nuestra época se da entre el pueblo mexicano y las corporaciones nacionales y extranjeras. El ejemplo de Emiliano Zapata no muere y en todas las luchas del país se oye el grito: ¡Zapata vive….la lucha sigue!


México bulle en cientos de luchas, que nunca visibilizan los medios de comunicación ni las redes sociales pero que son una enorme fuerza de defensa de la soberanía y la autodeterminación de la nación y de sus pueblos. La proliferación de megaproyectos mineros, de hidrocarburos, gas, "fracking", termoeléctricas, energía eólica, turísticos y otros han causado grandes daños y se han impuesto a las poblaciones sin consultarlas .Las principales problemáticas políticas, sociales, ambientales se deben por lo general a éstos megaproyectos corporativos a los que por demás se ha dado preferencia en éste período neoliberal, que además cuentan con la ventaja del cambio de la legislación constitucional para beneficiar al gran capital. Esto causa grandes afectaciones y desequilibrios locales y regionales.


Las corporaciones se sienten dueños del país pero no lo son. Existe un pueblo con memoria histórica y tradiciones de lucha y con un proyecto propio que se opone al gran capital. Los megaproyectos de las corporaciones avasallan a las comunidades con sus grandes proyectos que además imponen un proyecto nacional a beneficio de unos pocos a costa de la mayoría.

Los proyectos extractivos como la minería o de infraestructura como presas, carreteras o incluso agricultura transgénica. También los megaproyectos inmobiliarios, turísticos y hoteleros afectan de modo irreversible a los sectores populares de las zonas afectadas además de que despojan a las comunidades originarias.

Las grandes inversiones en México se dedican casi en su totalidad a estos proyectos y casi no existen proyectos de desarrollo productivo popular en localidades, municipios y regiones a los que se canalice el agua suficiente..

Como en época de Zapata, el problema del agua es crucial.