Suscríbete a nuestro boletín

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com

  • Mexteki

Levantan la veda en energía al sector privado

Mouris Salloum George (*)

VOCES DEL PERIODISTA


Todas las señales palaciegas indican que la operación deshielo entre la cuarta transformación y la iniciativa privada, ha entrado a la estufa. ¡Bienvenidos! los capitales privados en el sector energético mexicano, proclamó el número 2 de la Presidencia de la República, Alfonso Romo Garza.



Lo que queda entre corchetes, es si la apertura pone piso parejo a la inversión nacional y el portón se allana a la inversión extranjera, aunque puede darse por descontado, habida cuenta que las fanfarrias se escucharon en el foro Energy México 2020.


Como sea, los datos equivalen a un tambo de oxígeno para la asfixiada y desfalleciente economía mexicana: 100 mil millones de dólares en 137 proyectos, más los que se acumulen esta semana.


Lo anunciado por el regio Romo Garza restablece las expectativas abiertas por la contrarreforma petrolera de Enrique Peña Nieto, que tanto entusiasmó, sobre todo al capital trasnacional (incluyendo la recepción a las Siete hermanas, algunas de las cuales incitaron al boicot contra la Expropiación Petrolera en 1938).


El poder económico privado no podrá quejarse de inseguridad

Se reanudarán, pues, las rondas petroleras peñistas para poner en subasta los contratos en materia de energía, que quedaron colgados de alfileres desde el periodo de transición presidencial de 2018.


Declaró Romo Garza que se levantan las esclusas de la seguridad jurídica a los inversores privados, que se quedaron como estatuas de sal cuando los contratos petroleros entraron a la zona de entre azul y buenas noches, e incluso los de otros proyectos de infraestructura fueron revocados.


Hoy se sabe ya que Petróleos Mexicanos (Pemex) queda facultado para concertar alianzas con los emisarios del poder económico privado. Estado-empresarios, pues, se reconcilian.

En cuanto a los destinatarios de tan abundantes inversiones, la rebanada mayor se la llevaría la industria eléctrica, en un orden del 54 por ciento del total anunciado.


Uno de los primeros en complementar las buenas nuevas del jefe de la Oficina de Presidencia, fue su paisano el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, quien aseguró que los compromisos asumidos por su sector en 2019 permanecen en pie.


Los mercados serán el mejor sinodal de los anuncios.


A bote pronto, los primeros que certificarán el optimismo oficial son los mercados. Con eso del coronavirus, el impacto aquí cimbro esta semana la Bolsa Mexicana de Valores, cuyo Índice de Precios y Cotizaciones tuvo la peor caída desde noviembre de 2018, el peso sufrió una mengua de 0.67 por ciento respecto al dólar, y las cotizaciones internacionales del petróleo se tambalearon.


Lo que está por verse, es si lo que es bueno para los mercados, lo es también para el resto de los mexicanos. Dejemos la cuestión en el beneficio de la duda. Vale.


(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.