• Mexteki

Lo que trajo Cristóbal Colón y no se enseña en los colegios 

Periódico Regeneración. 13 de octubre 2020 

Presentamos un historial de lo que trajo Cristóbal Colón y que no se enseña los 12 de octubre en las escuelas. 


Día de la Raza es una de las denominaciones que se le da al 12 de octubre, día en que se conmemora el “descubrimiento” de América por el navegante Cristóbal Colón en 1492. 


Sin embargo, ahora gracias a los historiadores sabemos que América no se descubrió, ya existían varias civilizaciones antes de la llegada de los españoles, más bien fue invadida y saqueada y el llamado «descubridor» Cristóbal Colón en realidad fue un personaje oscuro. 

Aquí les presentamos el Cristóbal Colón que no se enseña los 12 de octubre en las escuelas. 

El Reino de terror de Colón 

Cristobal Colón fue el primer tratante de esclavos. El Reino de terror de Colón es uno de los capítulos más oscuros de nuestra historia. Sorprendentemente, Colón supervisó la venta de niñas nativas a la esclavitud sexual. 

Las niñas de 9 a 10 años eran las más deseadas por sus hombres. En 1500, Colón escribió casualmente sobre ello en su diario. Dijo: 

«Cien castillos son tan fáciles de conseguir para una mujer como para una granja, y esto es muy general y hay muchos traficantes que buscan niñas; las de nueve a diez años están ahora en demanda.» 

Obligó a estos pacíficos nativos a trabajar en sus minas de oro hasta que murieron de agotamiento. Si un trabajador «indio» no entregaba toda su cuota de polvo de oro antes de la fecha límite de Colón, los soldados le cortaban las manos y se las ataban al cuello para enviar un mensaje. La esclavitud era tan intolerable para esta dulce y gentil gente de la isla que en un momento cien de ellos se suicidaron en masa. La ley católica prohibía la esclavitud de los cristianos, pero Colón resolvió este problema. Simplemente se negó a bautizar a los nativos de La Española. 

En su segundo viaje al Nuevo Mundo, Colón trajo cañones y perros de ataque. Si un nativo se resistiera a la esclavitud, le cortaría una nariz o una oreja. Si los esclavos trataban de escapar, Colón los quemaba vivos. 

Otras veces, enviaba perros de ataque para cazarlos, y los perros arrancaban los brazos y las piernas de los nativos que gritaban mientras aún estaban vivos. Si los españoles se quedaron sin carne para alimentar a los perros, los bebés arahuacos fueron matados para comer.