MÉXICO NO SE HA DE INTEGRAR A LA OTAN

MEXTEKI

La organización MEXTEKI, denuncia y rechaza las maniobras para integrar a nuestro país a la OTAN: México busca en el extranjero relaciones de amistad, ayuda y respeto mutuo ya que somos un país que nunca ha invadido a otro, un pueblo querido en el mundo. Sin embargo, en Washington al llegar el nuevo presidente Joe Biden y su Secretario de Defensa Lloyd Austin promueven la integración militar de México y que nos unamos como “socio global” a la OTAN, dicen que para “defender la región”.


Estados Unidos insiste en sentirse dueño de su “región”, pero nosotros somos una Nación Soberana, que apoya la paz y colaboración con todos los pueblos y no tenemos por qué meternos en los constantes pleitos del vecino del Norte que se mete en las más diversas regiones, tampoco en sus conflictos con China, Rusia y otros.

Tomando en cuenta que Estados Unidos ha invadido a 55 países, no nos vamos a unir a sus aventuras militares. En nuestra Constitución el Artículo 89 es muy claro: condena la intervención armada y defiende la autodeterminación de los pueblos y la solución pacífica de los conflictos. Prohíbe la acción de fuerzas armadas extranjeras en nuestro territorio y la dependencia del Ejército hacia un mando extranjero. Consagran la soberanía militar de México Los artículos 16, 32, 33, 34, 89, 118, 129 y 133 de nuestra Constitución.

Nosotros queremos paz, la quiere también el pueblo de Estados Unidos y el de todo el mundo. De las últimas 211 guerras que se han librado, Estados Unidos ha estado presente en 201 y su pueblo también paga su cuota de sangre, por eso en Estados Unidos crece el Movimiento por la Paz.

¿Qué es lo que ha hecho la OTAN? Bombardear Yugoslavia, invadir Afganistán, destruir Libia, intervenir en Siria, pelear con Irán. Y además cocina grandes pleitos contra Rusia y China. Ahora la Organización del Tratado del Atlántico Norte que encabeza Estados Unidos, está dispuesta a rodear a Rusia y enfrenta a China. Por eso ha sido muy clara la postura del actual gobierno federal, el presidente López Obrador, ha rechazado la cooperación militar con EU, no así la cooperación para el desarrollo. Incluso lo manifestó al propio Biden desde el año 2012 y lo reiteró en cuanto éste tomo posesión el 20 de enero.

Consideremos que ser miembros de la OTAN significa que hay que destinar un 2% del Producto Interno Bruto para gasto militar, lo que obligaría, al gobierno de México en medio de la pandemia a cuadruplicar su presupuesto en gasto bélico, mismo que engordaría los bolsillos del complejo militar industrial de Estados Unidos.

Joe Biden que impulsó el bombardeo a Yugoslavia y el ataque a Libia y Siria nos quiere en la OTAN él nombró secretario de Defensa, al general retirado Lloyd Austin, quien ha sido integrante de la firma armamentística Raytheon Tecnologís, que desde el gobierno anterior le vende misiles, a la Armada mexicana. Este ex general del Ejército, luchó en Irak y Afganistán y no fue aprobado en el Senado como secretario de Defensa hasta el día siguiente que las dos cámaras del Congreso tuvieron que darle una exención a las regulaciones vigentes que estipulan que un ex militar debe estar retirado por más de siete años para ocupar el cargo y Austin apenas lleva cuatro.

México siempre ha sido neutral en las guerras imperialistas, somos un país de paz, con gran prestigio en el mundo, solo hizo una única excepción cuando se unió a la coalición de los pueblos contra nazis y fascistas que invadieron Europa, África y la URSS. Por demás una constante a lo largo de la historia de México ha sido Defender la integridad, la independencia y la soberanía de la nación. Y, por cierto, particularmente frente a Estados Unidos que nos arrebató la mitad del territorio y nos ha invadido muchas veces en el siglo XIX y XX.

Vicente Fox comenzó el retroceso y la traición en 2005 al firmar la ASPAN y la integración en seguridad, lo que llevó con Felipe Calderón a la Iniciativa Mérida en 2007, dando así inicio formal a la integración militar. El gobierno de Obama se metió hasta la cocina a partir de 2009 abriendo la Oficina Binacional de Inteligencia, en Reforma 265, en la que operaron dentro de nuestro territorio el Pentágono y todas las agencias de inteligencia y policiales del vecino. Comenzando maniobras militares con la armada de EU, el sobrevuelo de drones y hasta una base militar disfrazada de academia de formación policial en Puebla.

Hoy los demócratas han vuelto al poder y siguen con esos planes que prepararon desde hace mucho. Pero en México ya no gobierna el PRIAN neoliberal, y claro está que ni el gobierno actual ni el pueblo mexicano someterán su soberanía militar. No correrá la sangre de nuestros hijos por tierras extrañas.