top of page

Manglares valiosos ecosistemas

Por Izcuauhtli Paz


Los manglares son ecosistemas flotantes llamados también humedades costeros de gran importancia, en el mundo los humedales costeros representan el 6% colocándose México en el cuarto lugar que posee este ecosistema esto seguido de Indonesia, Australia y Brasil. Su distribución geográfica coincide con las regiones tropicales y subtropicales

En el mundo existen 54 especies de mangles, de las cuales principalmente se encuentran cuatro en el país Rhizophora mangle-mangle rojo, Laguncularia racemosa-mangle blanco, Avicennia germinans- mangle negro y Conocarpus erectus-mangle botoncillo y con una distribución reducida dos más Avicennia bicolor-mangle bicolor y Rhizophora Harrison- mangle caballero presentes en el estado de Chiapas.

Los manglares están presentes en los 17 estados de la república que tienen litoral. En el estado de Quintana Roo se localiza la mayor superficie de manglar del país y en Baja California la menor. Estos son de gran importancia para la vida y quien la mantiene ya que son formadores de suelos, reducen la velocidad de las corrientes de agua, fungen como sistemas de control de inundaciones, barreras contra los huracanes e intrusión salina, contrarrestan la erosión costera formando depósitos de sedimentos, por su excelencia en combustión son utilizados como combustible, son zonas de alimentación y refugio de flora y fauna silvestre, como peces y crustáceos que sostienen gran parte de la producción pesquera, funcionan como filtro biológico mejorando la calidad del agua y son proveedores de oxígeno, con un excelente valor estético y recreativo, su papel dentro del ciclo global del carbono es vital contiene grandes cantidades de materia orgánica almacenan más del 10% del carbono que hay en la tierra estos retienen 5 veces más cantidades de carbono que los bosques tropicales, beneficiando la calidad ambiental del planeta.

En el país hasta el 2019 una gran cantidad de manglares no eran reconocidos como tal, para el 2020 gran cantidad de ecosistemas que eran reconocidos como otros humedales fueron reconocidos como manglar, Quintana Roo con 117 mil ha correspondiente al 90%, Veracruz con 4 mil 385 ha correspondiente al 11.4%, Tabasco con 3 mil 815 ha, Yucatán con 3 mil 702 ha correspondiente al 4%, Chiapas con 2 mil 814 ha correspondiente al 6%. Esto favorece a estos ecosistemas ya que existe la NOM-022-SEMARNAT-2003, relativa a la protección de humedales costeros en zonas de manglar misma que pretende su protección y conservación.

Aunque los beneficios de estos ecosistemas son múltiples a nivel mundial desde el año 2000 se observa una tasa decreciente deforestación de estos ecosistemas, en los últimos 20 años, se ha perdido el 25% de los manglares a nivel mundial más de 5 millones de ha. De esta pérdida, México pertenece a los diez países con mayores problemas de deforestación, con una tasa promedio anual de 10,000 ha. En los últimos 29 años, el país ha perdido más de 91 mil hectáreas de manglares; los estados con mayor pérdida son cinco: Sinaloa, Nayarit, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Quintana Roo es el estado con mayor superficie de manglar con 247 mil 17 ha, equivalente al 27.3 % de la superficie nacional, aunque es el segundo estado que más manglares ha perdido, cada año pierde alrededor de 161 hectáreas, la disminución en casi cuatro décadas es equivalente a un tercio de la superficie de Cancún.

En Quintana Roo son diversas las causas por la que se pierden las zonas de mangle entre las cuales están, las extracciones de material pétreo de la mina Calizas Industriales del Carmen devasto 2 mil 400 ha en la zona de Playa del Carmen generando una considerable deforestación y pérdida de manglares. Grandes proyectos como el del Tren Maya puede causar la deforestación de hasta 2 mil 500 ha de manglares. Graves daños por condiciones climáticas principalmente con el paso de los huracanes Delta y Zeta. Proyectos en San Blas e Islas Marías la isla más grande del archipiélago declaradas como Reserva de la Biosfera y designadas Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), estos sitios debieran de considerarse básicamente como sitio de conservación, restringiendo las actividades turísticas, limitándose al senderismo y visitas guiadas. Proyectos turísticos, hoteleros, trabajos de remodelación, también han generado grandes afectaciones.


El deterioro de estos ecosistemas trae consigo un gran desequilibrio ecológico, declinación en la pesca, erosión del litoral, perdida de gran cantidad de flora y fauna, por mencionar algunas de las consecuencias, su perdida incluso pone en riesgo a billones de seres humanos del mundo. Por lo que es de suma importancia revalorizar a los manglares, garantizar mediante acciones de control de pérdida y deterioro. Las normas deben aplicarse además de ser ampliadas y actualizadas sin perder de vista la importancia de la biodiversidad priorizando las especies amenazadas o en peligro de extinción y estado de conservación de los manglares. Las áreas naturales protegidas costeras deben desarrollar proyectos y estrategias en función de la rehabilitación, manejo conservación y restauración. Todo esto mediante políticas ambientales normativas y por supuesto correspondientes a las necesidades de cada localidad.

Si bien es importante generar un conocimiento científico por lo cual existe un fondo brutal para estudiante e instituciones que justifican sus presupuestos, pero no atienden una solución óptima para la conservación de estos ecosistemas, es prioritario también apoyar a aquellos que dedican gran parte de su vida para dar solución de raíz a la conservación de los manglares.

Son diversas las acciones para la conservación de estos importantes ecosistemas, de las Áreas Naturales Protegidas en Chiapas que suman un millón 300 mil hectáreas aproximadamente, en la Reserva de la Biosfera La Encrucijada junto con el Santuario Playa de Puerto Arista se conservan la mayoría de los manglares del estado con una superficie de 28 mil 476 hectáreas que representan el 61.5 por ciento de la superficie que hay en el estado. La Paz, Baja California Sur, habitantes de la península que lo indígenas Monguis, que habitaron en las inmediaciones de la actual ciudad de Loret, “Conchó”, que significa “Mangle Colorado” realiza acciones de conservación, limpieza y manejo sustentable de los manglares que se encuentran en las costas sudcalifornianas, Loreto es otra comunidad que se suma a las jornadas de limpieza de manglares. En Bacalar Quintana Roo, instituciones académicas realizan iniciativas para restaurar manglares los mismos alumnos implementan acciones y prueban qué funciona más, lo que permite tener una generación que se prepara para salvar lo mayormente posible el manglar. Grupos voluntarios en Chacahua, Oaxaca realizan jornadas de limpieza, elaboración de carteles, reforestación para la conservación y restauración de manglares, así como jornadas de separación de residuos sólidos domésticos para evitar la contaminación de los ecosistemas terrestres y acuáticos. Un grupo de mujeres realiza la limpia de manglares y playas en Celestún, Yucatán. Pescadores de la comunidad Costa de San Juan restauraron más de 350 hectáreas de manglar en el Sistema Lagunar de Alvarado, en Veracruz además mantienen una Unidad de Manejo Ambiental para realizar aprovechamiento forestal comunitario de más de 70 hectáreas de manglar.

Se requiere de acciones de conservación y mantenimiento tanto del propio pueblo, instituciones públicas y privadas, escuelas, estudiantes, investigadores, gobierno, para en conjunto poder mantener no solo los manglares sino el equilibrio ecológico.

댓글


bottom of page