Países que integran el ALBA-TCP alfabetizaron unos cuatro millones de personas

Ana Laura Palomino García | internet@granma.cu 23 de febrero de 2021

Así lo resaltó Sacha Llorenti, secretario ejecutivo del ALBA-TCP, en el marco de la reunión de ministros y ministras de los países que integran la Alianza, donde se valoraron los esfuerzos nacionales y de complementariedad de experiencias que en el área han permitido imponerse a las limitaciones impuestas a la Educación por el SARS-COV-2


A pesar del azote de la pandemia de la COVID-19, la alfabetización de unos cuatro millones de personas es un resultado que, en materia de Educación, avala la pertinencia de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) como bloque regional que articula políticas integrales para el bienestar de los pueblos que lo componen.

Así lo resaltó Sacha Llorenti, secretario ejecutivo del ALBA-TCP, en el marco de la reunión de ministros y ministras de los países que integran la Alianza, donde se valoraron los esfuerzos nacionales y de complementariedad de experiencias que en el área han permitido imponerse a las limitaciones impuestas a la Educación por el SARS-COV-2.

Se destacó, especialmente, el rol de Cuba en la superación educativa de la región, con énfasis en la formación de profesionales de la Salud. «Más de un millón de personas culminaron su educación básica, y se han graduado 1 469 médicas y médicos integrales en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM)», subrayó Llorenti.

Al intervenir en el foro, la ministra cubana de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, reiteró el compromiso de la Mayor de las Antillas con la cooperación hacia los países que lo necesiten, y expuso detalles del manejo de la enseñanza en las condiciones de cuarentena epidemiológica, por medio de la plataforma digital Cubaeduca y del sistema de clases televisadas.

A su vez, José Ramón Saborido Loidi, ministro de Educación Superior de la Isla, reiteró a sus homólogos todo el apoyo para garantizar el cumplimiento de los objetivos educativos planteados en el plan de trabajo pospandemia y exhortó a «estimular el desarrollo de experiencias virtuales que promuevan los valores humanistas, de solidaridad».

De acuerdo con la cuenta oficial de Twitter del ALBA-TCP, el ministro de Educación venezolano, Aristóbulo Istúriz, conversó sobre el programa Cada familia una Escuela, plan educativo desarrollado por el Gobierno en medio de la pandemia para garantizar la educación de los estudiantes venezolanos, el cual sale adelante a pesar de la aplicación de medidas coercitivas unilaterales contra la nación bolivariana.

Por otro lado, Antigua y Barbuda compartió su experiencia educativa desde el inicio de la pandemia con la formación de maestros y profesores en métodos pedagógicos distintos a los de una clase presencial, y la formación a los padres y estudiantes para su adaptación.