top of page
  • Foto del escritorMexteki

Padres de los 43 normalistas exigen veracidad en información proporcionada por presuntos testigos

Contralínea, septiembre 5 de 2023


Los padres y madres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa solicitaron que las personas, quienes cuenten con información del caso, acudan con las autoridades correspondientes y no emitan su testimonio a través de redes sociales.


Asimismo, exigieron absoluta veracidad y credibilidad de la información, debido a que, desde la desaparición de los normalistas ocurrida el 26 de septiembre del 2014, se han enfrentado a testimonios falsos. “Frecuentemente se ha aparecido gente que asegura conocer el paradero de nuestros hijos y nunca sus dichos hasta el día de hoy han sido verdaderos, siempre han pedido algo a cambio, recursos o beneficios personales”.


De acuerdo con el comunicado, el último testimonio pertenece a Eliseo Villar Castilla –excoordinador de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) de Guerrero–. En 2019, dijo conocer la ubicación exacta de los normalistas, lo cual resultó ser un engaño.



“[Hace cuatro años] Eliseo Villar dijo conocer la ubicación exacta donde estaban enterrados nuestros hijos. Entabló comunicación con Gobernación Federal, lo mismo que con una comisión de nosotros, los padres y madres. Solicitó en ese entonces, una serie de beneficios que las autoridades correspondientes dijeron se le pondrían a consideración si los datos que ofrecía eran correctos. Se tomaron acciones inmediatas y contundentes para verificar toda la información que proporcionó pero desafortunadamente todo sus señalamientos resultaron falsos”.


A través de redes sociales, Villar ha reiterado conocer la ubicación de los 43 normalistas. En respuesta, los padres y madres informaron desconocer el motivo o propósito tras ese proceder. “Si alguna persona tuviera cualquier información confiable y real para poder llegar al paradero de nuestros hijos la presente con las autoridades correspondientes y no por medio de un circo en redes sociales. Falsear información de un crimen de lesa humanidad es un delito que merece ser castigado con todo el peso de la ley”.

Comentarios


bottom of page