• Mexteki

PLAN DE EMERGENCIAS. SOLUCIÓN URGENTE A NECESIDADES

Pablo Moctezuma Barragán.

El año 2020 exhibió todas las grandes carencias, que el actual sistema impone a la población mexicana. Es hora de implementar un Plan Emergente de Solución de Necesidades. La pandemia de la Covid-19 nos obliga a tomar medidas emergentes.

Hoy la salud y el empleo son grandes prioridades nacionales, se deben atender los aspectos urgentes y también el medio y largo plazo. Es necesario reconocer que vivimos tiempos extraordinarios y tomar las medidas necesarias para solventar la crisis sanitaria, así como la económica. Además, dar los primeros pasos para lograr la soberanía económica.

Si se suspende el servicio de la deuda y se invierte la enorme cantidad de 724,000,000,000 pesos en la atención a la emergencia en vez de seguir pagando puntualmente el usurero servicio de la deuda, se pueden resolver urgencias inmediatas y sentar bases para la recuperación, como también para la construcción de una nueva economía, aprendiendo las lecciones que nos trae el acontecer actual


Un programa que cubra necesidades populares tiene que contemplar en primer lugar el empleo y el prioritariamente en el sector salud. Contratar y regularizar la contratación de médicas, médicos, enfermeras, enfermeros y trabajadores de la salud e implementar una red de salud a nivel nacional partiendo de las comunidades locales que se enfoque en la prevención, la detección temprana y la canalización de los enfermos. Implementar la atención a domicilio, las clínicas de barrio. Hace falta mucho trabajo desde la medicina familiar y la inmediata atención local de los enfermos. El servicio de salud debe contemplar la atención del enfermo en su entorno (vivienda, laboral, etc.) con la capacidad de atención a domicilio si así se requiere. Es tarea obligada la difusión en medios y redes sociales de la problemática de sanidad, así como concientizarnos acerca de los cuidados necesarios. Se debe lograr la organización social para demandar satisfacción a las cuestiones de salud y la organización social para el cuidado de unos y otros. Esta también es labor de trabajadores sanitarios que pueden y deben ser contratados.

Urge invertir en investigación y puesta en funcionamiento de laboratorios que produzcan las vacunas y medicinas necesarias, así como los equipos e implementos requeridos para hacer sustentable, económica y accesible para tod@s la atención de su salud.

Es necesario invertir en impulsar la medicina alternativa y la tradicional, darle la importancia que tiene y el trabajo de las parteras, así como incentivar el cultivo y uso de hierbas medicinales. Mucha gente debe dedicarse a ello, y a procurar en todos lados condiciones sanitarias necesarias.

Para conservar la salud, queda claro que la buena nutrición es esencial, por lo que tiene que invertirse en un programa de fomento de alimentos saludables, su distribución y difusión. Se necesita impulsar la agroindustria de las comunidades, para que los pueblos puedan procesar su producción agrícola. Para evitar el hacinamiento en tiempos de Covid-19 es necesario invertir en transporte público no contaminante. La vivienda digna es otro rubro para atender, con programas desde los barrios que densifiquen la vivienda y se apoye a las familias con espacios saludables.

No hace falta recordar que es imprescindible invertir en ciencia y tecnología; fomentar la investigación para lograr soberanía económica y científica. Ante la pandemia se ha hecho más que necesario el acceso a redes sociales y comunicación virtual, por lo que h