Recurrir al Congreso y a la 25a Enmienda de la Constitución en Esperanza de una "Transición Pacífica

Métodos considerados para evitar la violencia poselectoral

Voice of Revolution. TML Daily. Núm.7. 2 de noviembre de 2020

Una forma en que la clase dominante estadounidense espera asegurar una transición pacífica en caso de que se impugnó la elección del presidente el 3 de noviembre es usar la 25a Enmienda de la Constitución. La 25a Enmienda fue adoptada en 1967 después del asesinato del presidente John F. Kennedy. Se ha utilizado tres veces desde entonces cuando un presidente en ejercicio se sometió a una cirugía y por lo tanto fue "incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su oficina". En tal caso, el presidente nombra temporalmente al vicepresidente, por lo general por unas pocas horas. Sin embargo, la enmienda también permite al gabinete, junto con el vicepresidente, votar para remover a un presidente.


Apenas tres semanas antes de las elecciones, Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representantes, presentó un proyecto de ley que sirve para implementar la parte de la enmienda que dice "Cada vez que el Vicepresidente y la mayoría de los principales funcionarios de los departamentos ejecutivos o de cualquier otro órgano que el Congreso pueda por ley proporcionar..." El proyecto de ley exige el establecimiento de tal organismo. Este cuerpo serviría para pasar por alto el gabinete.

El proyecto de ley prevé la creación de una Comisión permanente del Congreso que determinaría si se debe invocar la 25a Enmienda. Tendría 16 miembros, la mitad elegidos por los legisladores republicanos y la otra mitad por los legisladores demócratas, y un presidente. La mitad de los miembros de la comisión serían médicos y la mitad serían ex funcionarios de altos cargos ejecutivos que trabajarían en conjunto con el vicepresidente. La comisión determinaría si el presidente no podía cumplir con sus funciones por cualquier razón, médica o de otro tipo. Si votan para remover al presidente, el vicepresidente asume el cargo de presidente.

Pelosi dijo que el proyecto de ley, presentado cuando el presidente Trump fue infectado con COVID-19, no tenía nada que ver con su enfermedad y no sería tomado hasta después de las elecciones. Por lo tanto, el momento indica preocupación por lo que Trump podría hacer si pierde la elección. Pelosi está tratando de establecer un mecanismo para que el Congreso intervenga para resolver el tema sin intervención militar de algún tipo.

Muchos republicanos se han distanciado de las afirmaciones de Trump de que permanecerá en el cargo si pierde las elecciones. Si, como se predijo, los demócratas ganan una mayoría en el Senado, la creencia es que el proyecto de ley podría ser aprobado.

El nuevo Congreso se reúne el 3 de enero. Si el proyecto de ley pudiera aprobarse con suficientes votos, podría sostener un veto y ser utilizado.

Según las especulaciones, el vicepresidente Pence, un político de mucho tiempo, se iría pacíficamente. Este es el principal movimiento que las fuerzas del sistema han planteado para impedir el uso de las fuerzas armadas y el estallido de una violenta guerra civil entre facciones en guerra de la clase dominante.

Lo que estos cálculos no tienen en cuenta es que las contradicciones dentro de las filas de la clase dominante tienen una base material. No se irán por una maniobra inventada.

Suscríbete a nuestro boletín

Este espacio fue creado para la libre expresión y publicación de artículos de diversos autores quienes son responsables de los mismos. ExpressArte Internacional y/o Expre Interna y sus representados no se responsabilizan por las opiniones vertidas y/o publicaciones desde la creación de su página, cuenta o portal de Facebook, estas son responsabilidad de quién las escribe exclusivamente, no de quién las publica.

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com