RUBEN JARAMILLO MÉNDEZ

Valentina Galeana

Rubén Jaramillo murió el 23 de mayo de 1962, nació el 25 de enero de 1900 en Tlaquiltenango, Morelos quedó huérfano de padre quedando al cuidado de su madre la señora Romana Méndez, viviendo en las montañas se hizo cargo de sus cuatro hijos y apoyando con alimentos a los revolucionarios zapatistas, en 1914 muere su madre por la picadura de un alacrán.

En el siguiente año Rubén empuño las armas convencido de las ideas revolucionarias de Zapata, cumpliendo 17 años ya era capitán con 75 soldados de caballería bajo su mando. Rubén se ganó la confianza y el cariño de sus hombres y del pueblo en general, por su gran honestidad y lucha, cuando los Zapatistas se vieron derrotados Jaramillo diseminó a su tropa sin antes advertir.



El pueblo, y más las futuras generaciones no permitirán vivir esclavas y será entonces cuando de nueva cuenta nos pondremos en marcha: y aunque estemos lejos los unos de los otros no nos perderemos de vista y llegado el momento nos volveremos a reunir guarden sus fusiles cada cual donde los puedan volver a tomar.

En septiembre de 1919 después de que fue asesinado el general Emiliano Zapata en Chinameca, Jaramillo fue preso en una emboscada, cuando se dirigía a Tetelcingo conducido prisionero a Cuautla, los carrancistas lo torturaron, sin embargo, no lograron que les dijera donde se localizaban los campamentos revolucionarios, su prestigio popular le ayudó para no ser fusilado, al terminar la revolución, Jaramillo continuo en la lucha.

En 1921 logró que 2000 hectáreas de la hacienda de San Juan Reyna fueran recuperadas para los campesinos, durante años luchó contra acaparadores de arroz en el estado de Morelos, fue fundador de la unión de productores de caña de México, también fundó la sociedad de crédito agrícola de Tlaquiltenango para obtener recursos para los campesinos, durante la presidencia de Lázaro Cárdenas logró que se creara el ingenio de Zacatepec y trabajo en beneficio de obreros y campesinos. Jaramillo fue el primer presidente del consejo de administración.

En 1940 ya en el poder Manuel Ávila Camacho lo expulsan del ingenio por su actitud rebelde pero él sigue en contacto con los obreros y campesino; organizan en 1942 una huelga exigiendo subir el precio de caña y a los obreros el salario, Rubén fue amenazado por el gobernador de Morelos de apellido Perdomo con mandarlo fusilar si realizaban el paro, desde entonces fue perseguido viviendo en constante peligro por lo que en 1943 se alzó en armas formando un contingente de autodefensa, ahí se le unió Epifanía García Zúñiga quien fue su compañera inseparable.

En 1946 después de una amnistía, funda el Partido Agrario Obrero Morelos, (PAOM) los lanzan para la gubernatura y gana las elecciones, pero el PRI le arrebata el triunfo por medio de un fraude, en los siguientes años apoya a los campesinos que se oponen al “rifle sanitario” donde mataban indiscriminadamente al ganado bovino para combatir la fiebre aftosa, respalda la lucha de los obreros de Zacatepec.

En 1951 aliado a la federación de partidos del pueblo Mexicano (FPPM) se lanza a la lucha por la gubernatura en contra del PRI apoyando a Henríquez, en la elección presidencial, de nuevo se impone el fraude, Jaramillo se levanta en armas en 1958 y el presidente electo Adolfo López Mateos le promete garantías para su actividad política legal.

De 1958 a 1961 logra la reorganización del (PAOM) consigue la destitución del gerente del ingenio de Zacatepec, apoya la lucha de los comuneros de Ahuatepec y de los ejidatarios de Acapantzingo, que luchan por su tierra contra los acaparadores.

En febrero de 1961 Jaramillo encabeza a mil campesinos que ocupan los llanos de Michapan y Cuarin, para crear un centro de población para 6,000 campesinos con sus familias pero son desalojados dos veces violentamente por el ejército, Jaramillo lucho siempre por las causas justas, fue solidario con los ferrocarrileros, los maestros, al movimiento de liberación nacional, la creación de la central campesina independiente, la revolución cubana, y combatió contra el imperialismo norteamericano, fue esa la razón el odio del gobierno de Kennedy y de la CIA.

El 23 de mayo de 1962 siendo presidente Adolfo López Mateos y secretario de Gobernación Gustavo Díaz Ordaz quien traicionó la palabra del presidente y ordenó el atroz crimen en contra de Rubén Jaramillo y su familia, ese día Jaramillo se encontraba en su casa en Tlaquiltenango cuando varias decenas de soldados y civiles llegaron en vehículos blindados y amenazando con metralletas a toda la familia Jaramillo.

Secuestraron a Rubén a su esposa de nombre Epifanía con 6 meses de embarazo a sus hijos Filemón, Enrique y Ricardo; su hija Raquel logró huir y pidió auxilio, momentos después una trágica noticia se escuchó en el Estado de Morelos, cerca de las ruinas de Xochicalco se encontraron los cuerpos de Jaramillo su esposa y sus tres hijos adoptivos, acribillados, al atardecer la policía tenía acorralado el centro del pueblo para atemorizar a la gente y mantenerlos alejados de la casa de los Jaramillo, a pesar de la intensa vigilancia y corte de camiones, y cierre de carreteras llegaron miles de campesinos a velar a los mártires.

Sobre el ataúd de Jaramillo se colocó la vieja bandera mexicana que traía consigo desde sus inicios siendo capitán del ejército revolucionario del sur de Emiliano Zapata, al anochecer una partida militar entró a la casa, y un teniente trato de quitarle la bandera diciendo: “la bandera mexicana solo se les pone a los héroes”. Varios valientes lo rodearon en esos momentos, otro oficial se llevó la mano a la cintura para desenfundar, de pronto una voz rompió el silencio al exclamar “Rubén es un héroe” … los soldados se retiraron y la bandera siguió en el ataúd, “si los mataron juntos los enterramos juntos” gritó la única sobreviviente de la familia Jaramillo, quedaron 5 cuerpos y en el vientre de Pifa quien hubiese sido el primer hijo de Rubén Jaramillo. Los campesinos mexicanos lo siguen recordando hasta el día de hoy.

Esta gritando la tierra

Herida por un cuchillo

Lo que le duele en el vientre

La muerte de Jaramillo

Iban muy bien disfrazados

Los malditos asesinos

Eran soldados de línea

Vestidos de campesinos,

Campesino zapatista

Obrero de la labranza

Ya está sonando el clarín

Pa´que tomes tu venganza…