• Mexteki

Semillas transgénicas y glifosato de Bayer ponen en riesgo la soberanía y seguridad alimentaria.

Por Izcuauhtli Paz


Monsanto adquirido por Bayer comercializa uno de los herbicidas más vendidos en todo el mundo el Roundup, cuyo principio activo es el glifosato, (N-fosfometil-glicina) este producto organofosforado, sistémico, no selectivo de amplio espectro, se utiliza para eliminar hierbas en los cultivos, al tener contacto con las hojas de las plantas les produce un estrés oxidante que las lleva a la muerte celular. En la agricultura se utiliza también para la erradicación de cultivos ilícitos, desecación de granos y por vía aérea como madurante en la caña de azúcar.

Bayer tiene más de 125 000 denuncias acumuladas desde el 2018, por el efecto cancerígeno y linfoma no Hodgkin, por exposición al glifosato, de las cuales 42 700 son de Estados Unidos. Sin embargo, la compañía solo ha reconocido formalmente como casos archivados y atendidos alrededor de 52,500 hasta abril de este año. Indican acuerdos verbales para resolver de entre 50,000 y 80,000 demandas en su contra. Estos acuerdos aún no se han firmado, se dice que son parte de un plan Bayer de 10,000 millones de dólares para poner fin a la batalla legal de demandas en proceso. Aunque hay demandas que tienen multas impuestas por jueces de más de 250 millones de dólares. Aun así, el glifosato sigue en circulación en casi todo el mundo, sin advertencia de los efectos colaterales.



La pandemia por Coronavirus que se vive actualmente ha dejado al descubierto un panorama critico en México y todo el mundo, abriendo un abanico lleno de incertidumbre en el sector salud, económico, social, político, ambiental y por supuesto la disposición de la comida.


Monstruos agropecuarios como Monsanto desarrollan variedades genéticamente modificadas las cuales son resistentes al glifosato, de esta manera comercializa las semillas transgénicas y el herbicida-glifosato, aumentando la venta de agrotóxicos. Poniendo en riesgo la soberanía y seguridad alimentaria, con esas irresponsables prácticas.


El glifosato tiene efectos negativos contra la salud de los humanos, es altamente cancerígeno, toxico para la dermis, los ojos y vías respiratorias. Se ha reportado aumento de presión sanguínea y reacciones alérgicas, tras el transporte, manejo o aplicación del mismo. Se ha reportado que los síntomas de envenenamiento agudo pueden incluir dolor gastrointestinal, pérdida masiva de líquido gastrointestinal, vómito, exceso de fluido en los pulmones, congestión o disfunción pulmonar, neumonía, pérdida de conciencia y destrucción de glóbulos rojos, electrocardiogramas anormales, baja presión sanguínea y daño o falla renal. La exposición a largo plazo causa toxicidad crónica, efectos reproductivos, acción cancerígena, acción mutagénica. En algunos países esta entre los primeros plaguicidas causantes de envenenamiento en humanos.


También hay afectación al ambiente, las aspersiones con glifosato han generado, un impacto radical a