VISITA DE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR A DONALD TRUMP

Adrián Juárez


El presidente Andrés Manuel López Obrador realiza su primera visita internacional a Washington donde encuentra al presidente Donald Trump para celebrar la firma del TEMEC, lo que desata una polémica dado que en EU están en tiempos electorales y se discute si la visita tuvo fines electorales y si le dará votos mexicanos a Trump.



El presidente mexicano llegó el martes 7 de julio a Washington, después de hacerse la prueba del Covid-19 y por primera vez usar mascarilla. El jefe del Ejecutivo federal abordó el vuelo 0366 de Delta Air Lines con destino a Atlanta, donde hizo escala, en su viaje de trabajo a Washington, adonde arribó a las 22 horas locales. A su llegada a Washington, y en múltiples ocasiones, el presidente de México recibió entusiastas manifestaciones de apoyo de mexicanos radicados en Estados Unidos. Lo que es inusual en este tipo de visitas.

Por la mañana, del miércoles 8 de julio el primer mandatario mexicano depositó una ofrenda floral ante el monumento a Abraham Lincoln y otra en el monumento al Benemérito de las Américas, Benito Juárez. Luego fue recibido en la Casa Blanca por el presidente Trump, tras de lo cual se realizó una segunda reunión de los dos mandatarios con sus respectivas comitivas. 

Al final de la plática intercambiaron dos bates de beisbol. Al final los presidentes de México y Estados Unidos firmaron un comunicado conjunto, luego de dar una Conferencia de Prensa. En la que AMLO dijo que vino a Estados Unidos por la puesta en marcha del tratado de libre comercio y también agradecer al pueblo al gobierno y al presidente Trump el hecho de ser respetuoso y tratarnos como una nación independiente y soberana. Menciona que no ha impuesto nada Estados Unidos a México.



La agenda de trabajo concluyó con una cena que ofreció el presidente Trump al presidente López Obrador y a su comitiva, así como a un grupo de empresarios de ambos países. En la comitiva participaron el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon; la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena Coqui, la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza. Así como, el jefe de la Ayudantía del presidente, Daniel Asaf Manjarrez y otros funcionarios. En la cena se invitó a once grandes empresarios:

Carlos Slim Helú, Carlos Hank González del Grupo Financiero Banorte, Patricia Armendáriz Guerra, de Financiera Sustentable, Carlos Bremer Gutiérrez, de Grupo Financiero Value, Bernardo Gómez, de Televisa (en cuya casa se reunieron a cenar, en marzo de 2019, el presidente López Obrador y Jared Kushner, yerno de Trump y encargado por Trump para atender a México); Ricardo Salinas Pliego, del Grupo Azteca Olegario Vázquez Aldir, Francisco González Sánchez, de Milenio. Miguel Rincón Arredondo, de Biopapel, conocido como “compadre” del presidente, Daniel Chávez Morán, de Grupo Vidanta, a quien AMLO nombró supervisor del Tren Maya, y al presidente del Comité Central de la Comunidad Judía de México Marcos Shabot Zonana empresario de Zonana de Arquitectura y Construcción, quien es uno de los más grandes desarrolladores inmobiliarios de la Ciudad de México.

En sus discursos el presidente de EU, Donald Trump agradeció al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien no había visitado ningún país del extranjero que su primera visita la haya realizado a Washington. El presidente López Obrador afirmó que Trump había sido muy respetuoso con nuestro país, como en nuestros mejores tiempos, en vez de agravios hacia mi persona y país hemos de recibido comprensión y respeto, dijo. No hizo mención de los aranceles que, para presionar a México, Trump ha aplicado o prometido imponer. Y de que nos responsabilizó por la migración de Centroamérica y América latina y el Caribe.

En la Casa Blanca AMLO habló sobre la importancia de la región de Norteamérica y de la integración económica de nuestras economías, defendió la idea de que la región debe recuperar su presencia económica en el mundo. Incluso dio los datos de exportaciones e importaciones de Norteamérica lamentando tener un déficit de 611,000 millones de dólares. Informó que en 1970 la región representaba el 40.4% de la producción mundial hoy representa sólo el 27.8% de la producción mundial. Proponiendo recuperar su presencia económica en el mundo. 

No se mencionó de la desventaja que tiene México en los tratados comerciales, de la seguridad, ni del narcotráfico, el tráfico de armas de alto poder y otros problemas comunes. Tampoco se mencionó nada del desequilibrio que hay dentro de la región entre Canadá Estados Unidos y México. No se limitaron a hablar sobre la región, hicieron alusiones a nuestro Continente. ¡¿América para los americanos?! Agradeció a Trump que no nos ha dado trato de colonia, sino de Nación Independiente.


Agradeció la armonía y buena voluntad que ha mostrado Trump y aseguró que “No habrá enfrentamientos entre nosotros y puso los ejemplos de Benito Juárez que se llevaba bien con Abraham Lincoln que era republicano y quien no reconoció a Maximiliano y de Roosevelt, que era demócrata y se llevaba bien con Cárdenas. No mencionó que si no fuera por Cárdenas los EU ya tendrían bases militares en México y sí reivindicó la Expropiación Petrolera.

Propuso recuperar la presencia económica en el mundo, producir, crear empleos. Podemos sustituir las importaciones y producir nuestros propios productos. Atraer inversiones siempre y cuando haya condiciones justas para los trabajadores. Menciona la integración México, tiene una gran riqueza que es su mano de obra y aceptamos tecnología y capital.

No menciona nuestros recursos naturales, ni se manifestó contra la rapacidad de Canadá y EU en las minas que explotan en México. Reconoció que tenemos agravios que no se olvidan, sin mencionar más de 20 invasiones y el robo de la mitad de nuestro territorio. Recordó que, en los cuarentas los mexicanos ayudamos a Estados Unidos con materias primas y con la mano de obra de los braceros. No olvidemos que la participación de los trabajadores en los procesos productivos que propone Andrés Manuel López Obrador se acompaña actualmente de la política de mantener a los trabajadores en la ilegalidad, sobreexplotarlos, perseguirlos y discriminarlos por su raza significa en la práctica una moderna esclavitud. 

Un Tratado de Libre Comercio no debe únicamente permitir el libre tránsito de mercancías y servicios, sino sobre todo y ante todo la libre movilidad de las personas. Salinas de Gortari le dio la espalda a los migrantes y hoy ese es un tema pendiente para exigir a Trump respeto a los migrantes. Al final se vitoreo a Estados Unidos, a América y gritó 3 veces viva México, ante un gesto complaciente de Donald Trump.

En Estados Unidos hay 38 millones de mexicanos reconocidos, pero todos sabemos que en la clandestinidad viven otros 15 millones de compatriotas. Los trabajadores mexicanos en EU son superexplotados, están allá por necesidad y por apoyar a sus familias. Este año 2020, las remesas entre enero y mayo fueron de 15,538 EU aumento 10.42 por ciento. Su esfuerzo es extraordinario y salen adelante a pesar del trato racista y las persecuciones.

El 6 de julio, un día antes de la llegada de AMLO ante la sorpresa de propios y extraños Trump había exhibió orgulloso en un twitt cuatro fotos de él mismo en el muro de Arizona, símbolo de la segregación contra los mexicanos. En esos días también informaron que iba a seguir tratando de echar abajo el DACA que protege a 800, 000 migrantes, que llegaron de niños a EU y están estudiando, y para colmo por otra parte se lanzó contra Chicago y Nueva York, ciudades santuario diciendo que protegen “criminales”, pues quiere hacer redadas contra los migrantes y por si no fuera suficiente se dio a conocer que el número de camas en albergues y centros de detención de migrantes se va a reducir un 60 por ciento. De modo que su fobia contra los migrantes – la mayoría mexicanos – no se detiene. 

Por otra parte, la entrada en vigor del TMEC fue festejada como un triunfo político por Donald Trump, quien declaró que es el acuerdo comercial más grande, más justo y balanceado jamás negociado, y anunció que le dará la bienvenida al presidente López Obrador en la Casa Blanca el 8 de julio. En Washington agradecen el papel de México para frenar el flujo de migrantes hacia EU que se redujo en 85 por ciento y la acción de 25 guardias nacionales ubicados en las fronteras norte y sur de México.

Donald Trump gana votos entre su núcleo duro supremacista con sus políticas antimigratorias y discriminatorias hacia las minorías. Y gana votos entre los mexicanos que radican allá, agradecidos por haber tratado tan bien a su presidente Andrés Manuel López Obrador, tan popular.

Con una mano Trump gana votos y con la otra también. Su campaña en este tema es hábil, contradictoria, pero da una imagen que la dará votos en ambos bandos. Y como regalo de regreso EU detuvo a Cesar Duarte, ex gobernador priísta que fue detenido en Florida.

Al terminar la gira, el jueves 9 de junio emprende el presidente Andrés Manuel López Obrador su retorno a México.

Suscríbete a nuestro boletín

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com