top of page

100 AÑOS DE LA MUERTE DE LENIN

Pablo Moctezuma Barragán


Hace un siglo, el 21 de enero de 1924, dejó de existir físicamente Vladimir Ilich Lenin a la temprana edad de 53 años, luego de una intensa vida de lucha y esfuerzos, de ligar atinadamente la teoría con la practica revolucionaria para abrir paso a una profunda transformación de las relaciones sociales y nacionales de su país y de abrir brecha para construir un mundo nuevo sin explotación entre los seres humanos. Él se atrevió a enfrentar el reto de crear la organización que derrotó al cruel zarismo y levantó la bandera de la paz en medio de la Primera Guerra Mundial. El triunfo de la clase obrera, de los campesinos, intelectuales, soldados en lo que después fue la Unión Soviética tuvo un impacto tal que marcó profundamente al Siglo XX, influyendo en centenares de luchas de liberación nacional y social. A su funeral asistieron millones de personas a pesar del terrible frío (la gélida temperatura de treinta grados bajo cero) y en todo el mundo su despedida fue seguida por decenas de millones de personas.


Su salud se había visto gravemente afectada a causa del atentado que sufrió por parte de Fanni Kaplán, cinco años antes, el 30 de agosto de 1918, ella le disparó tres tiros a poca distancia. El estado de salud de Vladimir Ilich, nunca se recuperaría del ataque y se cree que influyó a la larga en los posteriores infartos que le incapacitaron y terminaron prematuramente con su vida, que estaba en riesgo desde la victoria de la revolución puesto que diplomáticos y espías británicos se confabularon para descabezar el gobierno bolchevique.


Владимир Ильич Ленин que en ruso significa Vladimir Ilich Lenin, nació el 22 de abril de 1870 en Rusia. Construyó y dirigió el partido de la clase obrera que logró conquistar el poder en alianza con los campesinos y el pueblo, además de unir a las distintas nacionalidades contra el zarismo, toda una hazaña colectiva, que también dio tremendo golpe al imperialismo mundial. Con su lucha, llevó la teoría del marxismo a la práctica, adaptándose siempre a su época y a las condiciones particulares que vivía su pueblo. Tuvo la audacia de desarrollar su propio punto de vista, desde la perspectiva de los trabajadores, para enfrentar y derrotar teórica y organizativamente a los “grandes sabios” de la socialdemocracia de su época, venerados por sus seguidores que cerraban sus ojos con fanatismo, de espaldas a la realidad.


Lenin, nació en la ciudad rusa de Simbirsk, a orillas del Volga. Desde joven unió su destino a la lucha del naciente proletariado ruso y en contra del imperio zarista. Su hermano mayor, Alejandro, de 21 años, intentó realizar un atentado contra el zar por lo que fue condenado a la horca. Este hecho marcó el futuro de Vladimir quien buscó la forma efectiva de derrotar al zarismo.


Desde joven se unió a los círculos marxistas y combinó el estudio y la acción práctica de manera muy intensa. Tenía claro que la situación de Rusia sólo cambiaría con una revolución. Comenzó en un pequeño grupo la Unión de Lucha para la Emancipación de la Clase Obrera y evolucionó hasta participar en el Partido Social Demócrata Ruso uniéndose a su ala revolucionaria. El Partido se había convertido en una organización reformista que buscaba un cambio gradual conciliando con los oportunistas. Luchó para hacer prevalecer su fracción revolucionaria conocida como bolchevique -que significa mayoría-  sobre la minoría, los mencheviques. Durante largos años dio una dura lucha teórica, práctica y organizativa, dando gran importancia a la prensa revolucionaria, imprimió el periódico “La Chispa”, “Iskra” en ruso, que editó desde 1890. Bajo todas las condiciones que enfrentó siempre le dio gran importancia a la prensa revolucionaria, ingeniándoselas para hacerla llegar a la población, aún bajo las condiciones de severa censura del zarismo.


En 1903, en su 2o Congreso, el Partido Socialdemócrata se divide entre bolcheviques y mencheviques. Lenin buscaba un partido de militantes comprometidos, activos, que ayudaran a sostener al Partido, en el que éstos no se confundieran con sus simpatizantes diluyendo la organización. Él impulsó que la dirección del proceso lo llevara el proletariado y no la burguesía liberal, que siempre está presta a traicionar.


Durante la revolución de 1905, surgieron los soviets, que eran asambleas de obreros, campesinos y soldados, siendo el germen de un nuevo poder, donde el pueblo decida democráticamente. Lenin tuvo claro que la clase obrera necesitaba dirigir una revolución exitosa empleando medios de lucha legales y clandestinos. Los bolcheviques participaron en el parlamento zarista, a la vez que mantenían una organización secreta para protegerse de la represión de la policía zarista. A pesar de que el partido no era numeroso, sus ideas y acciones daban solución a los problemas socialesy en todo momento se ligaba al movimiento obrero, campesino y popular.


Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914, Lenin mantuvo su lucha por la paz, llamando a los soldados a unirse a obreros y campesinos en contra de sus gobiernos burgueses para terminar con la guerra imperialista. La Socialdemocracia en general apoyó a sus propios gobiernos y la guerra entre los pueblos. La Revolución de Octubre, el establecimiento de la Rusia soviética y posteriormente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1922, proporcionaron un gobierno que logró la paz gracias a su carácter popular. Ese tipo de gobiernos tiene que conquistar el pueblo actualmente.


Al estallar la revolución que derrocó al Zar, en febrero de 1917, el poder quedó, en un primer momento, en manos de la burguesía representada por Kerensky, quien prosiguió la guerra. Los bolcheviques ganaron la mayoría de los soviets y Lenin lanzó las tesis de abril, el día 3 de ese mes, proponiendo todo el poder para los soviets, tierra a los campesinos y terminar con la guerra. La consigna de Lenin fue “Pan, paz y tierra”. La unión de obreros, campesinos y soldados, llevó a la victoria de la Revolución de Octubre, primera revolución proletaria triunfante en la historia de la humanidad.


Ese fue el primer paso para construir la sociedad socialista y la unión de todas las nacionalidades oprimidas en un solo país: la URSS. Además, Lenin coadyuvó a la lucha mundial fundando la Tercera Internacional Comunista. Los éxitos en la URSS dieron impulso a la lucha de los partidos comunistas, la clase obrera, los campesinos, las naciones colonizadas en todo el mundo y puso en jaque al imperialismo. A pesar de que la URSS fue invadida por 22 países que ayudaron al movimiento contrarrevolucionario de los blancos, el ejército rojo logró derrotarlos gracias al apoyo del pueblo. La creación del plan de organización de la primera economía socialista en el mundo abrió el horizonte en la lucha por nuevas relaciones sociales, lo que causó un gran entusiasmo y confianza en el futuro.


En lo personal –narra Clara Zetkin– Lenin “se comportaba como se comporta el igual entre los iguales, a los que está vinculado con todas las fibras de su corazón. En él no había ni la menor huella de ‘hombre de poder’. Su vivienda particular se distinguía por una extrema sencillez y modestia. Yo he frecuentado viviendas de obreros más ricamente amuebladas que el apartamento del ‘omnipotente dictador moscovita’”. Clara platica que cuando la invitaron a cenar con su esposa y su hermana, era la modesta cena de cualquier empleado medio soviético de aquellos tiempos: té, pan negro, mantequilla y queso. Como es sabido, los campesinos abastecían en abundancia a su “Ilich” de harina blanca, tocino, huevos, fruta etc., pero también se sabe que de esto no quedaba nada en la casa de Lenin. Todo se enviaba a los hospitales y refugios infantiles, ya que la familia de Lenin mantenía rígidamente el principio de vivir en las mismas condiciones que las masas trabajadoras. Es sabido que Clara Zetkin fue una feminista que propuso la conmemoración del 8 de marzo como día de la mujer. Al respecto ella platica: “El camarada Lenin habló conmigo repetidas veces de la cuestión femenina. Evidentemente, atribuía al movimiento femenino una gran importancia como parte esencial del movimiento de masas, del que, en determinadas condiciones, puede ser parte decisiva. De suyo se desprende que concebía la plena igualdad social de la mujer como un principio completamente indiscutible para un comunista.  (Clara Zetkin, Recuerdos de Lenin, 1977)


Lenin definió nuestra época como la del capitalismo en decadencia y descomposición, al ser la última fase del capitalismo, es la antesala de la revolución social del proletariado. Durante el siglo XX logró la construcción del socialismo en la URSS y posteriormente, hasta mediados del siglo, se avanzó en la creación del campo socialista y la independencia de decenas de países coloniales sujetos a las potencias europeas.


La revolución avanza en zig-zag, con flujos y reflujos. La última parte del siglo XX vivió una etapa de grandes regresiones y derrotas del socialismo, la clase obrera y de triunfos del capitalismo neoliberal y necolonial, salvo en pocos lugares. Pero en el siglo XXI estamos viviendo la gran crisis mundial capitalista, frente a la que debemos organizarnos y prepararnos para que la clase obrera y el pueblo transformen profundamente la situación, necesitamos derrotar al imperialismo, a sus corporaciones y darle todo el poder al pueblo.


Hoy vivimos en un mundo en el que el imperialismo yanki y las grandes potencias han redoblado la explotación y la dominación sobre las naciones oprimidas, por lo que las ideas de Lenin siguen vivas, actuantes y han de aplicarse a la situación actual. A cien años de su muerte, su ejemplo yexperiencia seguirán viviendo en la lucha de los pueblos.Esta experiencia nos dice que siempre debemos ver hacia adelante y adecuarnos a las condiciones nuevas en un mundo en el que todo cambia. No podemos seguir aplicando los viejos métodos del siglo pasado, lo primero que Leninenseñó es que hay que estar atentos a la vida y ligados estrechamente al movimiento actual, adecuándonos a sus características. Sin dogmas, sin anclarnos a lo viejo y caduco, teniendo la creatividad de adecuarnos a lo nuevo.


El capitalismo comenzó a desarrollarse entre el siglo XIII y XV, en toda Europa en el siglo XVI, logró imponerse en el siglo XIX luego de varias revoluciones, Francia necesitó tres revoluciones para derrotar el feudalismo e instaurar el capitalismo, la de 1789, 1836 y 1848. El socialismo, como todo lo nuevo, se abre paso luego de éxitos y reveses, nada es lineal, los pueblos van adquiriendo experiencia y las aportaciones de la Revolución de Octubre son de un valor histórico vigente.


A cien años de la muerte de Lenin, sus ideas, su obra, tiene más vigencia que nunca. El imperialismo en decadencia promueve el neocolonialismo, causando guerras, genocidios, destrucción de la naturaleza, hambrunas y despojos, sobreexplotación de las y los trabajadores. Difunde ideas paralizantes de que “la humanidad llega a su fin” y sólo nos esperan desastres y muerte, cuando lo que está llegando a su fin es este sistema decadente. Es importante reconocer que estamos viviendo una rara coyuntura histórica donde lo viejo muere y lo nuevo no termina de nacer. Estamos conscientes de que los poderes productivos de este mundo se han desarrollado más allá de todo lo ideado antes, teniendo total capacidad para cubrir las necesidades de toda la humanidad, siempre y cuando éstos poderes productivos se coloquen al servicio de la sociedad y no de unos cuantos que sólo buscan ganancias, control, poder y destrucción.


Las derrotas en países socialistas muestran que no basta con tener grandes liderazgos, es indispensable la participaciónconsciente y activa de cada una de las personas, siendo el “seguidismo” el peor veneno. Es el pueblo quien debe decidir y defender lo suyo para que no llegue nadie a echar abajo los procesos revolucionarios. Conmemoremos a Lenin organizándonos y preparando el futuro que ya se asoma, retomando el papel de la clase obrera, impulsando la amplia participación de la juventud y el ímpetu de la lucha de las mujeres para lograr la unidad y organización en torno a la liberación nacional y social, así lograremos una humanidad con paz, justicia y bienestar.

תגובות


bottom of page