• Mexteki

2 de diciembre Día Internacional por la Abolición de la Esclavitud.

Alejandra Avila

Entre los siglos XVI y XIX, doce millones de africanos fueron enviados a América como mano de obra forzosa. Hacinados en los barcos negreros, muchos perecieron en la travesía. Trabajo físico extenuante, jornadas laborales interminables y malos tratos continuados que podían llegar a convertirse en verdaderas palizas. Así fue el colonialismo.

El traslado de mano de obra esclava africana en Nueva España se inició al mismo tiempo en que los colonizadores fundaban el virreinato. Miles de personas fueron transportadas a América a la fuerza tras ser secuestradas en su población natal. El grueso de la esclavitud se dedicó al principio a tareas en fincas urbanas para ser usados más adelante como mano de obra en las explotaciones agrarias y mineras.


Con la propiedad privada nació el esclavismo. La Antigua Roma creó el mayor sistema esclavista que ha conocido la historia, una entera economía basada en la explotación del ser humano, que fue tratado como una mercancía: cara, rentable y perecedera. Las estimaciones recientes han calculado que hubo entre seis y diez millones de esclavos en una población de entre 50 y 60 millones de individuos. Los esclavos, individuos privados de libertad, derechos y propiedad, fueron el motor silencioso y casi invisible del Imperio romano. Sin ellos difícilmente se hubiera desarrollado el latifundio y la cultura intensiva, el comercio no habría podido distribuir sus mercancías a escala global y la industria textil, la fabricación de ladrillos, la producción industrial de cerámica y la minería no hubieran podido salir adelante y abastecer a las ciudades que crecieron alrededor del Mediterráneo. Incluso el sector del entretenimiento y del tiempo libre, como el teatro, el circo y las termas, no hubiera sobrevivido sin el trabajo de los esclavos.

Ahora en nuestros tiempos actuales, capitalistas, seguimos con la esclavitud moderna, cuando hablamos de esclavitud moderna, nos referimos a aquella condición por la cual, en la actualidad, una persona es obligada a trabajar en condiciones infrahumanas sin que pueda negarse debido a la coerción, las amenazas o el abuso de poder, la explotación sexual, la trata de personas y en otros infames métodos de comercio y explotación humana. Más de 40 millones de personas en el mundo viven hoy bajo la feroz dictadura de la esclavitud moderna. Son degradadas, sometidas, maltratadas e irrespetadas en todos sus derechos, según el más reciente informe mundial sobre esclavitud.

La esclavitud moderna que consiste:

· Víctimas de la explotación laboral forzada en el sector privado (trabajo doméstico, la construcción y la agricultura), víctimas de la explotación sexual forzada.

· El matrimonio forzado, las víctimas del matrimonio forzado son niños al momento del matrimonio, y casi todos de sexo femenino.

· El trabajo forzoso: muchas veces a cargo de niños sin familiares cercanos que puedan cuidarlos. Los pequeños son obligados a trabajar mediante amenazas y castigos, trabajan en pesca, buscando oro, en fábricas de ropa, plantaciones de alimentos, etc.

· El trabajo en servidumbre: personas que piden préstamos o se ven obligadas a asumir las deudas de familiares, para pagar lo que deben tienen que trabajar en las peores condiciones, sin descanso ni días libres.

· El trabajo en condiciones extremas: personas que por salarios míseros son explotados en fábricas, minas y plantaciones de alimentos, sitios insalubres que muchas veces terminan por enfermar y conducir a la muerte a los trabajadores.

. El mejor ejemplo de la esclavitud moderna se da en el trato a los migrantes, se les declara “ilegales” y “sin derechos” se someten a la peor explotación.

Cambiemos los hábitos de consumo y denuncien lo que considera que alienta la esclavitud moderna, debemos generar cambios positivos para erradicar toda forma de esclavitud, y que liberen a millones de personas que aún son esclavizadas y anhelan una vida digna y libre. De hecho, es necesario que cambiemos el sistema capitalista actual que nos esclaviza a través del sistema asalariado, el endeudamiento personal y colectivo,

¡MUERA LA ESCLAVITUD MODERNA!