• Mexteki

2022. Centenario de Ricardo Flores Magón

Pablo Moctezuma Barragán


El año que inicia, 2022, se conmemora el Centenario de la muerte de Ricardo Flores Magón, asesinado en la prisión de Leavenworth en Kansas un 21 de noviembre de 1922. Estaba preso por oponerse a la guerra que había emprendido Estados Unidos.



Él es ejemplo de periodismo veraz, comenzó en 1893, su carrera como redactor en el periódico El Demócrata de Joaquín Clausell desde entonces fue uno de quienes con valentía dicen la verdad a pesar de la censura y la represión. Y es que, en el porfiriato para lograr el completo dominio, censuraban la información para mantener a la gente en la ignorancia. El Dictador Díaz necesitaba controlar a la prensa. Patrocinó publicaciones oficialistas como “El Imparcial” que distorsionaba la verdad a gusto de Don Porfirio y era subvencionado para venderse a mitad de costo. Otros periódicos “El Universal” y “El Heraldo” desinformaban al público para agradar al “Llorón de Icamole” como le decían a Porfirio por su tendencia a terminar llorando todos sus mal hilvanados discursos.


En cambio, a los periódicos que informaban verazmente los reprimió a sangre y fuego. A pesar de todas las persecuciones proseguían su lucha enfrentando obstáculos “El Diario del Hogar”, “El Monitor Republicano”, “El Hijo del Ahuizote”- que al ser clausurado reapareció como el nieto, el bisnieto y luego el tataranieto del Ahuizote, y desde luego el periódico “Regeneración” de los hermanos Flores Magón. Publicaciones que mantuvieron siempre en jaque al régimen porfirista, puesto que nada tiene más fuerza que la verdad, que siempre termina por imponerse.


Los periodistas de aquella época estaban en un dilema, sólo tenían dos opciones, PAN o PALO, o se vendían por unos mendrugos de pan, como hicieron grandes inteligencias de ese tiempo, o eran sistemáticamente reprimidos, encarcelados y despojados de sus medios de expresión. Díaz creyó que iba a controlar a todos los intelectuales pero se equivocó, hubo un grupo que se unió a las causas populares y con su acción y sus publicaciones encendieron la chispa libertaria.


Ricardo Flores Magón fue hijo de una familia de tradiciones patrióticas y liberales, vivían entre los indígenas mazatecos, su padre Teodoro Flores combatió contra la invasión estadounidense, luchó en la guerra de Reforma contra los conservadores y participó en las batallas contra la invasión francesa. Su niñez transcurrió hasta los ocho años en el estado de Oaxaca, conviviendo con los pueblos originarios de la Sierra Mazateca.


Ricardo, desde los 18 años se inició en la lucha, en 1892 participó en los movimientos estudiantiles en contra de la tercera reelección de Porfirio Díaz, fue encarcelado y al salir de prisión colaboró como periodista en el periódico de oposición El Demócrata.


En 1900 había editado Regeneración, que fue clausurado cuatro veces en 1901 en 1904 y 1906 y siempre remprendía su publicación, el último período fue de 1910 a 1918. Porfirio Díaz decretó que ningún periódico o escrito de los Flores Magón podría ser publicado en México, so pena de severos castigos a los impresores que lo hicieran y el decomiso de la imprenta. Entre 1902 y 1908 Ricardo se vio obligado a escribir bajo los seudónimos de Escorpión, Netzahualpilli y Anakreón. Sufrió innumerables encarcelamientos en México y en Estados Unidos. Se le persiguió por informar como actualmente se castiga a Julián Assange.

En 1901, asiste al Primer Congreso de Clubes Liberales en la c