28 DE ENERO DE 1853 NATALICIO DE JOSÉ MARTÍ.

Valentina Galeana.

El 28 de enero de 1853 nace José Julián Martí Pérez, en un país con grilletes, los mismos que la metrópoli española le colocaría en manos y pies con apenas 17 años, por el hecho de llamar apóstata a un compañero de colegio que se había insertado en las filas de los voluntarios españoles. Martí gran patriota y revolucionario, político, destacado precursor del modernismo literario y uno de los principales líderes de la independencia de su país, del colonialismo español. Vio la primera luz en la calle Paola número 41 en La Habana, sus padres fueron Mariano Martí Navarro y Leonor Pérez Cabrera, fue el mayor de 7 hermanas. Dada su gran sensibilidad artística ingresó en la escuela profesional de pintura y escultura conocida como San Alejandro de la Habana.


José Martí escribió y publicó más de 400 crónicas, algunas de sus tantas obras son: la niña de Guatemala, Ismaelillo, la edad de oro, flores del destierro, entre muchas otras.

Un adolescente que sufría la injusticia y el abuso a los negros porque la esclavitud de los hombres es la gran pena del mundo. Martí fue un fiel seguidor de las ideas emancipadoras, del Libertador Simón Bolívar, amante de la libertad del hombre, de la tierra en la que nace, de los sueños de independencia y de una América unida.

Conocido como el apóstol de Cuba, desarrolló una obra revolucionaria con el objetivo de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y con más fuerza en nuestras tierras de América. De ahí se evidencia una de sus facetas como pensador revolucionario: el antiimperialismo, unido a sus necesarios conceptos de patria, humanidad, e independentismo.

Martí fue un hombre que en 42 años de vida desarrolló un vasto pensamiento político en condiciones adversas desterrado a España en dos ocasiones, sufrió el exilio lejos de su hijo y su esposa con el dolor lacerante de tener la familia en la otra orilla, estar enfermo y ser parte de un país en manos de otra y luchar contra todo y todos por la libertad de su querida isla, con ese fin mientras vivía en Estados Unidos en 1892 redactó las bases y los estatutos del Partido Revolucionario cubano y el 14 de marzo de ese mismo año fundó el periódico “patria” como órgano oficial del partido.

Varios países del continente escucharon la tenacidad de su oratoria en los recorridos que dio entre 1893 y 1894 para reunir a los principales jefes militares de la guerra de los 10 años y comenzó a recaudar fondos para la nueva contienda, que se realizaría en Cuba en 1895. Por esa razón lo lleva a viajar a Montecristi, República Dominicana donde se reúne con el general Máximo Gómez, veterano de la independencia de la isla y con quien firmó el conocido “Manifiesto de Montecristi” el 25 de marzo 1895, para establecer las bases de la nueva guerra, en el texto expresa su terminante voluntad de respetar y hacer que se respete al español neutral y honrado en la guerra y después de ella.

Arriba a Cuba el 11 de abril de 1895 junto a Gómez por playitas de Lajobabo, en la provincia oriental de Guantánamo. Recibe entonces el grado de Mayor General por todos sus méritos. A un mes de su llegada a la isla para participar en la guerra que él llamó “necesaria” contra el yugo español, participa en un combate en Dos Ríos en la actual provincia de Granma, una columna española se despliega en la zona, los cubanos fueron al combate.

Martí marchaba entre Gómez y el mayor general Bartolomé Mazo, al llegar al lugar de la acción, Gómez le indicó permanecer en el lugar acordado durante el combate, sin embargo Martí se separó del grueso de las fuerzas cubanas y cabalgó vestido de negro sobre un caballo blanco, sin saberlo, hacia un grupo de españoles ocultos en la maleza, fue alcanzado por tres disparos con heridas mortales y muere este gran hombre con ideales revolucionarios fue imposible recuperar su cuerpo, sin embargo tras varios enfrentamientos fue localizado y sepultado en el cementerio de Santa Efigenia en Santiago de Cuba.

José Martí ha sido el gran inspirador de la lucha de Liberación Nacional y social de Cuba y de toda América, su ejemplo inspira toda lucha contra el colonialismo y el neocolonialismo.