• Mexteki

500 años. Inicio de la invasión.

Pablo Moctezuma Barragán


Hace 500 años comenzó la invasión del Anáhuac. Los españoles que llegaron aquí habían masacrado desde 1492 a los pueblos originarios de las islas del Caribe. Donde exterminaron completamente a toda la población indígena y comenzó la explotación de los esclavos africanos. Eran gente despiadada que salió de las cárceles de España, por un decreto de la Reyna Isabel, ya que los marineros se negaban a embarcarse hacia estas tierras.



El 10 de febrero de 1519 sale Cortés huyendo de Cuba con 11 naves, 110 marineros, 518 infantes, 16 jinetes, 13 arcabuceros, 32 ballesteros, 200 indios y negros cubanos, 32 caballos, 10 cañones de bronce y 4 falconetes, antiguas piezas de artillería de gran longitud. El virrey Diego Velázquez le había revocado la licencia que le dio para explorar (no invadir o “conquistar como decían) al darse cuenta de las intenciones de Hernán que, había hecho gran acopio de soldados y acopio. Al saber que Velázquez se había arrepentido y escrito un documento para quitarle el permiso Cortés huyó, no sin antes robar un buque y abasto en Santiago de Cuba.


Llega a Cozumel y parte de ahí, el 4 de marzo. A los pocos días el 12 de marzo llega al río Grijalva, Hernán Cortés había traicionado al virrey de Cuba Diego Velázquez, y emprendió la invasión del Anáhuac violando la Ley de las Siete Partidas de Alfonso III que regía desde el siglo XIII que prohibía cualquier conquista sin permiso del Rey y condenaba a muerte a quien lo hiciera. Pero, él arriesgándose a todo había tomado provisiones para conquistar o invadir aún sabiendo que por ese delito, según las leyes de la época le podrían aplicar la pena de muerte. Pero confiaba en sus mañas. Ambicionaba oro, poder, mujeres, fama y gloria.  Además sabría cómo engañar al Rey, se sentía muy seguro de sí mismo porque era un leguleyo que había estudiado leyes en Salamanca y se desempeñó como escribano en La Española (hoy Haití y Dominicana) y podía siempre argumentar con maña y visos de legalidad a su favor, además confiaba en y debido a su gran elocuencia, dotes de persuasión y sugestión.


14 de marzo de 1519, se libra la primera batalla, la de Centla ya que el dirigente Tabscoob resiste en lo que hoy se llama Tabasco en su honor y al frente de los mayas chontales lucha en Centla. Pero prevalecen las armas, cañones, arcabuces, caballos, picas y espadas de acero contra las armas de madera y piedra, asi los españoles los derrotan el 25 de marzo, funda ahí la villa de Santa María de la Victoria y derriba la ceiba sagrada del pueblo.


Dos años antes, el 25 de marzo de 1519 indígenas mayas derrotaron por primera vez en América Latina a los invasores españoles en Champotón, Campeche, en lo que los españoles llamaron la bahía de la Mala Pelea, 57 españoles murieron, entre ellos su capitán Francisco Hernández de Córdoba, dos más fueron capturados. El resto huyó junto con decenas de heridos. Hernández de Córdoba no llegó a invadir, solo estaba “costeando” y reconociendo terreno, pues no tenía autorización del Rey para “conquistar”.



22 de abril, llega Cortés a Veracruz a la Isla de San Juan de Ulúa, un viernes santo y funda el Municipio de la Villa Rica de la Vera Cruz. Por medio de sobornos con oro, promesas y excluyendo de la votación a los partidarios del Virrey Diego de Velázquez, en las primeras elecciones compradas y con un “padrón” adulterado Hernán Cortés se hace nombrar Capitán General y Justicia Mayor y nombra  regidores a Alonso Hernández  Portocarrera y a Francisco Montejo, títulos que le otorga el cabildo de Veracruz. Con esa posición de “autoridad”, buscaba saltarse al virrey y tener interlocución directa con el Rey Carlos V, todo con ilegalidad,  así usurpó el poder.