top of page

9 DE NOVIEMBRE DEL 2010 MURIERON 6 TRABAJADORAS EN UNA DE LAS TIENDAS COPPEL EN CULIACÀN SINALOA

Valentina Galeana


Ese trágico día donde perdieron la vida Verónica, Perla, Claudia, Rosa, Ariana y Carmen, las políticas de la empresa COPPEL de verdadero neo esclavismo de dejar encerradas a las trabajadoras mientras hacían inventario y la negligencia de sus jefes al dejarlas a su suerte y sin posibilidad de escape, fue una trampa donde murieron por asfixia y quedaron calcinadas. Eran las 10:00 de la noche en la Ciudad de Culiacán Sinaloa, cuando vecinos reportaron un fuerte incendio en la tienda Coppel Hidalgo ubicada en la calle, Miguel Hidalgo entre las avenidas Álvaro Obregón y Juan Carrasco, en la zona centro de esa ciudad.


Coppel Hidalgo era una tienda de 3 pisos, y el incendio dio inicio en la planta baja en su interior 6 mujeres realizaban inventario por prácticas de la empresa las dejaban encerradas con llave, uno de los bomberos dio testimonio que los candados estaban cerrados por fuera, y en un inicio no les dijeron que había personas dentro, por lo que tuvieron que cambiar la estrategia para sofocar la conflagración.


Al menos 75 elementos bomberos de diferentes municipios hicieron su mayor esfuerzo durante más de 11 horas, para controlar el siniestro, sin poder detener la tragedia criminal.


Por la lucha de las y los familiares y para tapar el escándalo, tiempo después la tienda se comprometió a indemnizar a los deudos de las 6 trabajadoras que perdieron la vida, directivos de la cadena aceptaron pagar los estudios completos básicos hasta profesional de los 9 huérfanos dar viviendas a las familias de las 6 fallecidas que no tengan y ampliar los inmuebles que hayan comprado además se seguirá pagando a los deudos el salario íntegro de las víctimas por 10 años así como un seguro de gastos médicos mayores, tambien ascenderán a dos trabajadoras que son hermanas de una de las fallecidas con la condición de que desistieran de las acciones penales.



A los familiares de las jóvenes trabajadoras ninguna cantidad será suficiente pues la perdida es irreparable.


Es imprescindible garantizar el derecho al trabajo y a los derechos humanos laborales en nuestro país. Esto exige la observancia y el cumplimiento absoluto de las normas nacionales e internacionales en la materia gozar de condiciones de empleo y remuneración equitativas y satisfactorias para las y los trabajadores y sus familias, el derecho al trabajo y los derechos laborales, han sido establecidos como derechos humanos por la organización internacional del trabajo ya que son garantías, que fomentan una serie de oportunidades e ingresos, estabilidad familiar y desarrollo personal además de justicia y equidad de género. Sin embargo, miles de trabajadoras y trabajadores y sus familias quienes, en medio de la crisis económica, han perdido sus fuentes de empleo o carecen de seguridad laboral ya que esto imposibilita que alcancen una vida y un desarrollo digno.


Es obligación de las autoridades competentes el respeto, protección y promoción de los derechos laborales y los derechos al trabajo. Con base en los principios de igualdad y no discriminación como única estrategia eficaz para reducir la pobreza y la desigualdad e impulsar un desarrollo social y económico equitativo inclusivo y sostenible en nuestra nación. Para hacer respetar estos derechos, en primer lugar no deben quedar en la impunidad los crímenes de abuso y negligencia laboral de los que son responsables los directivos de COPPEL, de corporaciones mineras y de otras muchas que practican un verdadero neoesclavismo.



コメント


bottom of page