top of page

A LA POBLACIÓN MOVILIZADA.

Isabela Herrera


Continúan las movilizaciones en Perú y la brutal represión contra las movilizaciones. La Segunda marcha de los Cuatro Suyos o también llamada Toma de Lima fue una movilización popular realizada a nivel nacional en el Perú especialmente en la capital Lima se desarrolló el 19 de enero de 2023. Como parte del movimiento de protesta que dio inicio en diciembre de 2023. Inició con el paro nacional del 19 de enero, que unió Ayacucho, Arequipa, Cusco, Puno, Apurímac, La Libertad y otras regiones previo a la salida de sus coterráneos en Lima,y culminó con la brutal intervención policial a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos el 21 de enero, principal bastión de los manifestantes en Lima.


No han cesado las movilizaciones tras del golpe de Estado blando del 7 de diciembre contra Pedro Castillo, el primer presidente indígena, profesor y campesino electo popularmente y que fue injustamente detenido sin una orden judicial. Por convocar a una nueva asamblea constituyente, necesaria para iniciar la transformación del país, que le permitiría reformas como la agraria.

Ante este golpe del Congreso, la población se movilizó pacíficamente y los movimientos indígenas de diferentes regiones del país, han realizado bloqueos, principalmente en Arequipa, Apurímac, Ayacucho y Cusco, regiones del sur.


Las manifestaciones iniciaron en zonas rurales y ahora se han extendido a casi todo el país. Que desde el golpe de Estado contra el presidente Pedro Castillo no han cesado de luchar por su libertad y demandar la dimisión de la dictadora Dina Boluarte que ha ordenado el ejército reprimir brutalmente al pueblo de Perú que exige la renuncia de la dictadora y una nueva constitución.


El gobierno represor a provocado la muerte de más de sesenta y cinco muertos y más de mil heridos. La respuesta del Estado de Perú y de la oligarquía racista y clasista ha sido inhumana. Ya que la fuerza del Estado tiene la instrucción de matar, de arrestar y de violentar . Washington y la OEA así como grandes medios de comunicación, guardan silencio ante tantos crímenes.


Para entender esta situación coyuntural basta con ver atrás, desde el colonialismo que aún prevalece, hasta el sistema de partidos en el que se crean partidos a diestra y siniestra haciéndolos funcionar solamente como maquinas electorales. Manejados por las elites y cediéndose el poder.


La Elite peruana defiende la constitución anterior que fue firmada por el dictador Fujimori. Constitución que se llevó a cabo a través de un autogolpe de Estado por el expresidente Alberto Fujimori para ser reelegido un periodo más a su mandato, aprovechándose de la crisis económica y de los problemas de seguridad por los que atravesaba el país y con ayuda de las fuerzas armadas, se dio el autogolpe en abril de 1992.


Este hecho también tuvo un gran impacto en el sistema de partidos, ya que partidos que habían gobernado durante décadas quedaron totalmente fuera del juego. Sin embargo, la constitución de 1993 es una constitución con políticas públicas totalmente neoliberales y excluyentes. El Fujimorismo dejo tras de si un sistema totalmente colapsado y un sistema de partidos fragmentado.



El expresidente Fujimori presento su renuncia y se encuentra preso con una sentencia de 25 años que ratifico la corte suprema de Perú por las matanzas de los Barrios Altos y la Universidad de La Cantuta en 1991 y 1992, además de dos casos de secuestro y sentencias pendientes de corrupción y de lesa humanidad dictado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por las esterilizaciones forzadas en contra de mujeres indígenas. En el post Fujimorismo desde 2001 los partidos antiguos y los partidos nuevos que mantuvieron la constitución de 1993 hasta la fecha. Han gobernado alternamente, violentando siempre los derechos del pueblo y excluyendo a las mayorías.


Pedro Castillo atrevido indígena (para la oligarquía) que se impuso ante la candidata de derecha Keiko Fujimori hija de Alberto Fujimori, que también fue candidata en 2011 y 2016 para la presidencia y que para el 2018 fue acusada de lavado de activos y por tener nexos con Odebrecht, para financiar sus campañas políticas, estuvo en prisión preventiva. Cabe señalar que por toda esta corrupción política desde 2016 a 2018 Perú tuvo seis presidentes diferentes.


Este hecho de que un profesor indígena haya competido y ganado las elecciones en 2018 no le gusto a las elites peruanas quienes hacían de todo para bloquear a Castillo. El Congreso mantuvo un bloqueo contra su gobierno y el pleno parlamentario peruano le denegó salir del país a una visita a México para reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador y para acudir también a un encuentro con todos los presidentes de La Alianza del Pacifico (México, Colombia y Chile) Así, tres veces el congreso le denegó la salida del Perú al presidente Castillo.


Pedro Castillo ya había advertido frente a la Organización de Estados Americanos (OEA), que “algunos sectores quieren poner en peligro la democracia y estabilidad del país con mentiras para golpear una gestión enfocada en trabajar por el progreso e igualdad para todos”. Menciono también que “se estaba preparando una nueva modalidad de golpe de Estado”.


Varios presidentes de diferentes países se han pronunciado en contra de los múltiples atropellamientos a los derechos humanos y a las muertes ocasionadas por la fuerza del Estado en Perú.


A pesar de que el pueblo peruano exige la renuncia de Dina Boluarte, ella reitera que no presentara su renuncia. El pueblo de Perú exige una nueva Constitución y nuevas elecciones, en donde plantean la necesidad de nuevos pactos sociales, revertir la desigualdad que se ha generado a partir de una serie de políticas que finalmente terminan beneficiando a unos sectores privilegiados.


¡El pueblo unido, jamás será vencido!

Comentários


bottom of page