top of page
  • Foto del escritorMexteki

Acciones militantes en Canadá y en todo el mundo afirman la justa lucha de los palestinos

¡La resistencia es un derecho! ¡Fin a la ocupación de Palestina ya!

TML Monthly Núm 11. Octubre de 2023

Ottawa, 8 de octubre de 2023


Poco después de que la resistencia palestina desencadenara la Operación Inundación de Al-Aqsa el 7 de octubre, los partidarios de la causa palestina por la liberación y los muchos hijos e hijas de Palestina que viven fuera de su patria organizaron inmediatamente acciones en todo el mundo en apoyo de la resistencia. Uno de los principales organizadores de muchas de las acciones en el Reino Unido, Estados Unidos y Canadá es el Movimiento Juvenil Palestino. En consecuencia, hubo un alto nivel de participación de la nueva generación de jóvenes palestinos y de otros países, todos los cuales están ocupando su lugar en el movimiento histórico para la liberación de Palestina.

En Canadá, los días 7, 8 y 9 de octubre, se llevaron a cabo acciones en forma de mítines, marchas y lanzamientos de pancartas en Montreal, Ottawa, Edmonton, Vancouver, Toronto, Londres y Calgary. Del 7 al 9 de octubre, se llevaron a cabo al menos 57 acciones solo en América del Norte y Europa, y se sumarán más en los días siguientes.


Una vez más, las fuerzas de ocupación recurren al castigo colectivo y a nuevos crímenes contra el pueblo de Gaza al llevar a cabo una campaña de bombardeos masiva e indiscriminada y tratar de aislar completamente a Gaza para bloquear la entrada de alimentos, combustible y suministros a la población de 2,3 millones de habitantes, lo que sólo puede conducir a una crisis humanitaria. Si bien el muro fronterizo de Gaza fue violado en múltiples lugares y al menos un cruce fronterizo fue destruido por la resistencia al comienzo de la operación, Israel afirma ahora que ha vuelto a bloquear Gaza.


Mustafa Barghouti, secretario general de la Iniciativa Nacional Palestina, en una reciente entrevista en CNN sobre la situación en Palestina, denuncia los intentos de los sionistas y sus colaboradores de criminalizar a la resistencia palestina y a todos aquellos que apoyan la causa palestina. Se puede ver un extracto del videoaquí.


"Libertad para Palestina"

La narrativa de los acontecimientos presentados por el gobierno canadiense, los partidos de los cárteles en el Parlamento, la CBC y los medios de comunicación monopólicos se basa en la desinformación y en privar a la política del contexto y de la historia de Palestina, para luego tratar de justificar los crímenes sionistas en nombre de la autodefensa y equiparar la justa resistencia y la liberación nacional de los palestinos con el terrorismo. De acuerdo con esta perspectiva deshumanizante, el pueblo palestino nunca fue desposeído de su patria histórica por los sionistas y sus colaboradores. Por lo tanto, su derecho a resistir y todos los demás derechos que les pertenecen como pueblo, especialmente como pueblo que vive bajo la ocupación, y los crímenes históricos cometidos contra ellos sobre los que se fundó Israel, no existen. Esa desinformación está preparando el terreno para que los sionistas cometan aún más crímenes. Las acciones en Canadá y en todo el mundo en apoyo de la resistencia palestina dejan claro que esto no pasará.


Los sionistas israelíes están cegados por la perspectiva imperialista de que el poder hace lo correcto y que el uso de la fuerza es el factor decisivo. Reciben miles de millones de dólares de los imperialistas yanquis para armarse hasta los dientes y llevar a cabo innumerables crímenes contra los palestinos, así como el apoyo de Gran Bretaña y las grandes potencias de la vieja Europa. Piensan que pueden usar la fuerza para llevar a cabo la expansión implacable de los asentamientos ilegales, el castigo colectivo del encarcelamiento masivo y el pisoteo de los derechos de los palestinos. Se niegan a negociar y a respetar sus obligaciones en virtud del derecho internacional, y todo ello lo hacen impunemente durante décadas. Llamar terroristas al pueblo palestino y a su resistencia, mientras que el suyo es un régimen terrorista, exige un ajuste de cuentas que debería haberse hecho hace mucho tiempo.


El apoyo a la resistencia para afirmar los derechos del pueblo palestino y hacer rendir cuentas a los ocupantes sionistas se refleja en el apoyo militante e inequívoco a la resistencia y el rechazo a la conciliación con el sionismo que se observa en las manifestaciones en todo el mundo. Lo que estas acciones en Canadá y en todo el mundo dejan claro es que es el papel del pueblo y su resistencia organizada y la defensa de sus derechos lo que es decisivo.


El Partido Comunista de Canadá (marxista-leninista) reitera su condena categórica al Estado de Israel por su continuo intento de cometer genocidio para acabar con el pueblo palestino y apoderarse de todo su territorio. Condena al Gobierno de Canadá y a los diputados y partidos de la oposición que declaran que los combatientes de la resistencia son terroristas, mientras que Israel está en legítima defensa justificada y que cualquiera que apoye el derecho a ser del pueblo palestino es antisemita, está involucrado en un crimen de odio y debe ser procesado como extremista o terrorista. Condena la postura adoptada por el primer ministro Justin Trudeau, quien convocó al llamado Grupo de Respuesta a Incidentes de ministros y altos funcionarios y condenó la resistencia armada de los combatientes palestinos como "ataques terroristas contra Israel". Expresó el pleno apoyo del Canadá al llamado derecho de Israel a defenderse, que no es un derecho de los ocupantes reconocido en ninguna ley internacional, pero guardó silencio sobre los derechos del pueblo de Palestina. El 9 de octubre, Trudeau dijo en un mitin en Ottawa en apoyo de Israel: "Canadá condena inequívocamente y en los términos más enérgicos posibles estos ataques terroristas perpetrados por Hamas. Apoyamos a Israel y reafirmamos nuestro apoyo al derecho de Israel a defenderse de acuerdo con el derecho internacional". Luego agregó: "Permítanme ser muy claro: los terroristas de Hamas no son una resistencia. No son luchadores por la libertad, son terroristas. Y nadie en Canadá debería apoyarlos, y mucho menos celebrarlos". El líder de la oposición, Pierre Poilievre, declaró: "Hamás no habla en nombre del pueblo palestino, no habla en nombre de los musulmanes y seguramente no habla en nombre de los canadienses". Claramente, no vio la ironía de sugerir que él, por otro lado, presumiblemente habla en nombre de los canadienses, incluso cuando muchos dicen que la posición de Canadá "no es en nuestro nombre". Poilievre fue más allá diciendo: "Y es por eso que condeno sin reservas a todos y cada uno de los que participaron en las repugnantes celebraciones que hemos visto en nuestras calles". Muchos políticos y funcionarios a nivel provincial y municipal también están tratando de presentar la resistencia como terrorismo y el apoyo a la resistencia como apoyo al terrorismo. Los canadienses y los quebequenses deberían considerar cuidadosamente lo que significa que después de haber sido sorprendidos in fraganti ovacionando a un colaborador nazi en la Cámara de los Comunes, y luego afirmando que esto es un error, los llamados líderes políticos de Canadá ahora respaldan sin reservas los crímenes sionistas y la limpieza étnica de los palestinos.


¡Todos a apoyar la resistencia palestina! ¡Fin a la ocupación ya! ¡Libertad y justicia para Palestina!


Comments


bottom of page