ARGENTINA: MOVILIZACIÓN CONTRA EL FMI Y LA DEUDA

Informa EFE que Organizaciones sociales y partidos de izquierda marcharon este jueves 27 de enero por el centro de Buenos Aires para exigir que el Gobierno argentino deje de pagar la deuda al FMI y vuelque ese dinero a las necesidades sociales, en horas clave para saber si se llega a un acuerdo con el organismo para refinanciar el préstamo de más de 40.000 millones de dólares otorgado en 2018. Con la consigna "Ni un dólar más para el FMI", grupos como el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y Libres del Sur convocaron a manifestarse desde el emblemático Obelisco hasta la Plaza de Mayo, donde se emplaza la sede del Gobierno y del Ministerio de Economía. "La deuda externa es fraudulenta, odiosa e impagable. Desde que asumió, este Gobierno ya pagó 6.000 millones de dólares: una verdadera locura en el marco de la pobreza que crece en todo el país", expresó Cele Fierro, referente nacional del MST, en la convocatoria a la marcha, a la que asistieron varios centenares de personas. Este viernes, Argentina debe afrontar un nuevo vencimiento de más de 700 millones de dólares del préstamo de 44.000 millones de dólares otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2018, cuando aún gobernaba Mauricio Macri (2015-2019). El actual Ejecutivo, encabezado por Alberto Fernández, aún no había aclarado públicamente si hará ese pago —ni otro por más de 300 millones que vence el martes 1 de febrero próximo—, mientras renegocia a contrarreloj con el organismo un nuevo acuerdo para refinanciar el crédito, impagable en las condiciones actuales por las menguadas reservas internacionales del Banco Central. "Solo con los pagos de este mes, que suman 1.553 millones de dólares, se podrían construir 34.000 viviendas y crear 170.000 puestos de trabajo", remarcó Fierro, convencida de que "no debe salir ni un peso más para el FMI" ya que "pagar es ajustar al pueblo" y la salida debe ser "romper con el FMI, dejar de pagar esa estafa y volcar esos millones a las necesidades sociales". Por su parte, el presidente de Libres del Sur, Humberto Tumini, señaló que "las estafas, como esta de la deuda de Macri con el Fondo, no se deben pagar". "La enorme deuda contraída con el FMI se fue a los bolsillos de bancos y grandes empresarios. No podemos permitir que el Fondo determine nuestra soberanía ni que se dicte un ajuste. Por eso, queremos una consulta popular: el pueblo debe decidir si esos millones y millones de dólares deben ir al FMI o más bien a resolver las necesidades acuciantes de empleo, vivienda, salud...", señaló por su parte la coordinadora nacional del Movimiento Barrios de Pie Libres del Sur, Silvia Saravia.



Finalmente Fernández, luego de la negociación con el FMI, según publica La Jornada el 29 de enero exclamó: “Teníamos una soga al cuello, una espada de Damocles” dijo el presidente Alberto Fernández, al anunciar el acuerdo para refinanciar la deuda adquirida de forma irregular por el gobierno de Mauricio Macri, que sin autorización del Congreso firmó un préstamo de 57 mil millones de dólares, de los cuales el organismo internacional entregó 44 mil millones en 2019. El crédito implicaba pagar intereses mensuales millonarios a partir de finales de 2021 y a lo largo de este año, que el FMI sabía que no podría cubrir. La imagen, en el centro de Buenos Aires.

La deuda se renegoció el acuerdo durará 18 meses, y está sujeto a revisiones y el programa no es un préstamo stand by, como el que adquirió Macri en 2018, sino un convenio de “facilidades extendidas para refinanciar los vencimientos de ese programa stand by”. Tal parece que lo único que hizo Fernández fue patear el bote para adelante.