CANADÁ: APOYO A HAITÍ

RENEWAL UP DATE 27 de septiembre 2021

Una protesta militante se desarrolló fuera del consulado de EU en el centro de Montreal, el sábado 25 de septiembre. La gente reunida condenó a EU por el horrendo trato de la administración a los solicitantes de asilo, principalmente de origen haitiano que atravesaron el Río Bravo en la frontera entre EU y México la semana pasada y su posterior deportación a Haití. La acción fue organizada por Solidaridad Québec-Haití y Debout pour la dignité, y muchos de los participantes portaban pancartas y mantas expresando su enojo e indignación hacia el gobierno de EU.


Jennie-Laure Sully de Solidarité Québec-Haití relató cómo los agentes de fronterizos de EU a caballo persiguieron a refugiados vulnerables para evitar que cruzaran la frontera. Estados Unidos "no respeta el derecho internacional", dijo, y agregó que la escena "era similar a las patrullas esclavistas que cazaban y atrapaban a las personas con un lazo". También informó que "la gente fue engañada y llevada a bordo de un avión y deportada a Haití de una manera escandalosa". Dijo que lo que estaba sucediendo concierne a toda la humanidad. "Estamos aquí para defender los derechos humanos y para exigir justicia para los refugiados haitianos", dijo.

"Este es un sistema blanco y supremacista que funciona a través de la fuerza", dijo Sully. "El tema aquí es el racismo", dijo, y agregó que lo que se presenció "es realmente una ilustración de la supremacía blanca en acción, y estamos aquí para expresar ¡Alto! ¡Alto al racismo! "

Recordando que históricamente el pueblo haitiano ha defendido la libertad de toda la humanidad, comentó: "De esto se trató la revolución haitiana. Todos somos seres humanos, somos libres, somos hermanos, y debemos ser tratados con dignidad".

Exigió " dignidad, justicia y reparación" para Haití, informando que ya en 1773-74, los haitianos fueron tomados y utilizados como carne de cañón para luchar por la independencia de Estados Unidos. "Estos eran niños soldados", dijo. "y Estados Unidos continúa hasta el día de hoy negándose a reconocer este aspecto de su historia. Siempre ha tratado a los haitianos de una manera desmesurada".

Solidarité Québec-Haïti continúa exigiendo que Canadá se retire del Grupo Central, que junto con los Estados Unidos, Francia y otros países interfiere en la política de Haití.

"Canadá debe denunciar lo que está sucediendo en los EU con respecto a la violación de los derechos humanos, el derecho internacional, los derechos de los solicitantes de asilo haitianos. También debe establecer una política de reagrupación familiar. Debe dejar de interferir y financiar en Haití elecciones fraudulentas. Haití pertenece a los haitianos y depende de los haitianos determinar su propio futuro", concluyó.

Wilner Cayo, presidente de Debout pour la dignité, informó que en julio pasado un ministro del gabinete canadiense declaró que Canadá quería que Haití organizara elecciones antes del mes de septiembre. Canadá nunca aceptaría tal dictado de otros países, dijo Cayo. Debería mostrar el mismo respeto por Haití.

"Decimos no al Grupo Central, a esta unión de embajadores, a estas personas que creen que pueden imponer su dictado a un país. Arrebatamos nuestra independencia a través de la lucha", dijo, y agregó que después de su independencia, Francia había exigido que Haití compensará a los propietarios de esclavos por la pérdida de su "propiedad"—"sus" esclavos, una cantidad equivalente a $ 25 mil millones hoy, y que esto había privado al país de los fondos necesarios para invertir en educación, salud y economía.

"Se vio a estos vaqueros persiguiendo a estas personas como si fueran ganado", dijo Frantz André de Solidarité Québec-Haití. "Como si fueran esclavos huyendo de las plantaciones de algodón, donde entonces probablemente habrían sido linchados. Y esto es lo que está sucediendo ahora en 2021", dijo.

"¿Porqué es que un pueblo que conquistó al opresor, el primer pueblo en independizarse y eliminar el racismo sigue siendo humillado?" se preguntó. "Es precisamente porque llevamos a cabo ese acto de humanidad, de ganar nuestra independencia, y como resultado ayudamos a otros países a obtener su independencia".

El presidente de EU, Joe Biden, recientemente extendió el Estatus de Protección Temporal para ciertos migrantes en los Estados Unidos. Sin embargo, el mundo había sido testigo "de la imagen de estos caballos, de la separación de familias, podemos ver en el video mujeres separadas de sus maridos, que probablemente estén en Haití ahora", dijo Frantz. Refiriéndose a los videos que muestran las condiciones en las que las personas se veían obligadas a vivir en la frontera, "durmiendo en el suelo con sus hijos", de mujeres que dan a luz en la hierba y no tener nada que comer o beber durante al menos cuatro días, y de luego ser deportado muestra la realidad de lo que los EE. UU. está haciendo.

"En las condiciones actuales de Haití, esto es inhumano, es inaceptable", dijo Frantz. Culpó de la situación en Haití a las acciones del llamado Grupo Central que incluye a Canadá. "Está en proceso de arruinar el país", dijo. "Es genocidio. Y lo estamos enfrentando, terminaremos ganando una vez más contra este imperialismo, contra este pueblo que está sin conciencia alguna".

Christine Dandenault habló en nombre del Partido Marxista-Leninista. "Somos uno con el pueblo de Haití y los haitianos en Canadá en la lucha por su soberanía y derecho a determinar sus propios asuntos, sin ningún extranjero injerencista", dijo.

También denunció al gobierno canadiense por el papel sucio que desempeña en la interferencia continua en los asuntos de Haití. "El gobierno canadiense participa en diversos organismos como el Core Group, en contra de los intereses del pueblo haitiano, al igual que lo hace contra los pueblos. y la soberanía de otros países, incluida Venezuela", dijo, y expresó la indignación de canadienses y quebequenses por lo que está sucediendo en el sur de Estados Unidos, en la frontera.