• Mexteki

CANADÁ: APOYO A HAITÍ

RENEWAL UP DATE 27 de septiembre 2021

Una protesta militante se desarrolló fuera del consulado de EU en el centro de Montreal, el sábado 25 de septiembre. La gente reunida condenó a EU por el horrendo trato de la administración a los solicitantes de asilo, principalmente de origen haitiano que atravesaron el Río Bravo en la frontera entre EU y México la semana pasada y su posterior deportación a Haití. La acción fue organizada por Solidaridad Québec-Haití y Debout pour la dignité, y muchos de los participantes portaban pancartas y mantas expresando su enojo e indignación hacia el gobierno de EU.


Jennie-Laure Sully de Solidarité Québec-Haití relató cómo los agentes de fronterizos de EU a caballo persiguieron a refugiados vulnerables para evitar que cruzaran la frontera. Estados Unidos "no respeta el derecho internacional", dijo, y agregó que la escena "era similar a las patrullas esclavistas que cazaban y atrapaban a las personas con un lazo". También informó que "la gente fue engañada y llevada a bordo de un avión y deportada a Haití de una manera escandalosa". Dijo que lo que estaba sucediendo concierne a toda la humanidad. "Estamos aquí para defender los derechos humanos y para exigir justicia para los refugiados haitianos", dijo.

"Este es un sistema blanco y supremacista que funciona a través de la fuerza", dijo Sully. "El tema aquí es el racismo", dijo, y agregó que lo que se presenció "es realmente una ilustración de la supremacía blanca en acción, y estamos aquí para expresar ¡Alto! ¡Alto al racismo! "

Recordando que históricamente el pueblo haitiano ha defendido la libertad de toda la humanidad, comentó: "De esto se trató la revolución haitiana. Todos somos seres humanos, somos libres, somos hermanos, y debemos ser tratados con dignidad".

Exigió " dignidad, justicia y reparación" para Haití, informando que ya en 1773-74, los haitianos fueron tomados y utilizados como carne de cañón para luchar por la independencia de Estados Unidos. "Estos eran niños soldados", dijo. "y Estados Unidos continúa hasta el día de hoy negándose a reconocer este aspecto de su historia. Siempre ha tratado a los haitianos de una manera desmesurada".

Solidarité Québec-Haïti continúa exigiendo que Canadá se retire del Grupo Central, que junto con los Estados Unidos, Francia y otros países interfiere en la política de Haití.

"Canadá debe denunciar lo que está sucediendo en los EU con respecto a la violación de los derechos humanos, el derecho internacional, los derechos de los solicitantes de asilo haitianos. También debe establecer una política de reagrupación familiar. Debe dejar de interferir y financiar en Haití elecciones fraudulentas. Haití pertenece a los haitianos y depende de los haitianos determinar su propio futuro", concluyó.