Compra Cempasúchil Nacional

Por Izcuauhtli Paz

El 1 y 2 de noviembre en México se recuerda a los muertos, una importante tradición desde tiempos precuauhtémicos, en esta conmemoración se colocan ofrendas de las cuales resaltan las hermosas flores de muertos, amarillas y naranjas de cempasúchil del náhuatl cempohualxochitl. Cempohuali significa veinte y xochitl flores, flor de veinte pétalos o varias flores, esta colorida planta es endémica de América donde se han registrado 58 especies diferentes de las cuales 35 se encuentran en nuestro país.


Aunque destaca su uso en el mes de octubre y noviembre también se utiliza como colorante para el teñido de telas y alimentos; en la avicultura se les da como alimento a las aves para pigmentar más la piel de estas, se ocupa en la elaboración de cervezas artesanales, pulque y nieve, muy eficientes sus pétalos también como insecticida natural.

En el país se cultiva principalmente en el Estado de México, Puebla, Hidalgo, Guerrero, Michoacán, Tlaxcala, San Luis Potosí, Morelos, Oaxaca, Ciudad de México y Durango. En el 2019 La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que para el día de muertos se produjeron más de 11 millones 389 mil gruesas equivalentes a doce docenas, dos millones 328 mil plantas, dos millones 128 mil manojos y 79 mil 344 toneladas de flores de cempasúchil, terciopelo, crisantemo y nube. Este año la Ciudad de México alcanzó cifras muy importantes en la producción de esta flor, fueron 3 millones 500 mil unidades solo por lo que corresponde a mil 811 familias productores de Xochimilco y Tláhuac, esto generó 5 mil empleos directos, afirmó la directora general de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural (Corenader).

Esta hermosa flor de veinte pétalos originaria de América se ha convertido en una flor importante de algunas festividades no solo de México, también de la India, Corea del Norte, Japón, Indonesia y otros países. En la actualidad en el país se comercializan una gran cantidad de semillas y plantas transgénicas no nacionales, la problemática en la utilización de estas variedades modificadas genéticamente es que fácilmente pueden desplazar a las especies nativas, dañan la fauna del suelo así como a las especies benéficas de insectos, es imposible prevenir la contaminación genética debido a el transporte de polen mediante los insectos y aves polinizadoras, los transgénicos pueden alterar los efectos ambientales uno muy importante es la pérdida de fertilidad ya que estas semillas principalmente Cempasúchil marigold variedad China muy comercializada en el país, son incapaces de germinar y dar origen a más plantas.

Dentro de las especies mexicanas destaca Tagetes patula característica por tener sus pétalos amarillos de la punta y naranjas del centro conocido como clemolíto; Tagetes erecta muy vendida como flor de corte en racimos ya que sus tallos son mucho más altos que los de Cempasúchil mariglod que parecen pompones amarillos con tallos cortos. Las especies mexicanas que compramos tienen semillas fértiles que podemos almacenar y cultivarlas en nuestros jardines y macetas para el siguiente año.

Es importante para el campo mexicano liberarse de especies genéticamente modificadas, así como del uso de agrotóxicos, salvaguardar las especies autóctonas que además de favorecer el ambiente forman parte del patrimonio cultural intangible de la nación, promover políticas y prácticas que impulsen el campo nacional, tanto de frutas, hortalizas y de plantas de ornato, consumir productos nacionales que coadyuven a fortalecer la economía nacional, la del agricultor, productor y consumidor.