¿CONTRATAR MÁS DEUDA? PUDIERA SER, PERO ¿COMO PAGARLA?

Doroteo Arango

Hablando de deudas, nos preguntamos: ¿Acaso no es un tremendo abuso a la ciudadanía que presidentes y/o gobernadores en turno, que adquieren un préstamo, una deuda, durante su periodo de gobierno con la banca privada, el FMI, BM o cualquier otro organismo financiero internacional, puedan pactar que el pago de intereses y deuda que ellos contrataron en dicho periodo de gobierno, se extienda y tenga que seguir pagándose mucho más allá del tiempo de su periodo de gobierno? ¿Acaso no se debería ceñir la totalidad del pago de la deuda contraída por el gobernante en cuestión, estrictamente a su mismo periodo de gobierno?


Desde luego esta medida no la verían bien ni el PRI ni el PAN, ni muchos otros partidos políticos. Tampoco la verían bien los organismos financieros internacionales y mucho menos el imperio. Pero pensamos que sí sería bien vista por el ciudadano común que siempre tiene que estar pagando esta gigantescas y eterna deuda externa. En cambio, los gobernantes que la contrataron, cuando se acaba su periodo de gobierno y ya hicieron muchos "buenos negocios", se van y se olvidan de todo, pero la ciudadanía traerá cargando esta mega deuda y la tendrá que pagar durante muchos, muchos años más.

Por cierto, en un país tan rico como México, ya se constató que realmente estos préstamos internacionales POCO SE NECESITAN, de hecho, poco también los necesitó históricamente el país. Esto ya lo dejó claro el presidente Andrés Manuel López Obrador a juzgar por sus políticas con estos organismos financieros internacionales.