Creando Redes Alimentarias en la Ciudad de México

Claudia Yadira Caballero Borja

Cofundadora del Multitrueke Mixiuhca

Compra colectiva de manzana mexicana

Nuestros alimentos ya no vienen del supermercado, vienen de campesinos que conocen y aman su tierra.

Nuestros alimentos no están estandarizados bajo normas de exportación, son singulares y diversos como la naturaleza.

Nuestros alimentos ya no están fumigados, sin vida porque los plaguicidas se la han quitado.

Nuestros alimentos ya no vienen de la injusticia, decidimos involucrarnos en relaciones de reciprocidad con los campesinos.

Al organizarnos estamos también cambiando la manera que nos concebimos como consumidores y productores pasamos de ser ajenos a los problemas del campo a personas conscientes e informadas sobre nuestros alimentos y las condiciones de vida de quienes los producen.

La velocidad de la vida en las ciudades hace que nuestras prioridades estén invertidas, dedicamos muy poco tiempo a conocer lo que nos mantiene vivos y sanos. Sabemos muy poco de nuestros alimentos y por más que busquemos en internet, nunca encontraremos en Wikipedia el conocimiento de un campesino que nos dice que, si se cortan más cocos de lo debido, la palmera llora.


Este vínculo es lo que nos permite involucrarnos en relaciones de cuidado y reciprocidad, que van más allá de un pago justo. El precio justo es necesario dadas las condiciones de explotación en las que se encuentran muchos campesinos, abundan las historias de “coyotes” que pagan una miseria, a tal grado que no es redituable ni siquiera cosechar.

Pero el problema en el campo es mucho más grave, en muchas regiones se están abandonando sistemas de cultivo que garantizan alimento sano y diverso a sus habitantes, en lugar de ello el sistema obliga a los campesinos a buscar dinero rentando tierras, sembrando para ganadería, trabajando como jornaleros o migrando.

La relación que debemos entablar entre aquellos que producen nuestros alimentos no sólo pasa por un buen pago. Sino por entablar vínculos basados en la comprensión y la confianza. Reflexionar, ¿Qué podemos ofrecer en reciprocidad por los alimentos que nos brindan?, ¿qué de lo que hacemos en la ciudad les podría ser útil? Y estas reflexiones sólo son posibles si nos conocemos y nos apreciamos.

Esto posibilita las relaciones de intercambio. Incluso la creación a mediano plazo de redes entre campesinos donde puedan intercambiar los productos que siembran en distintas regiones para garantizar abasto de alimentos nacionales y disminuir la dependencia a la importación y al dinero.

Hay evidentes ventajas al organizarnos. Podemos tener en nuestra mesa productos:

Libre de tóxicos. Apoyando a productores que no utilizan veneno en la siembra y conservación de la manzana, así cuidamos la salud de la tierra, de los campesinos y de nosotros mismos.

Libre de explotación. Preferimos comprar a productores cercanos y no a grandes empresas que explotan el trabajo de jornaleros, de esta manera promovemos el sostenimiento de los campesinos y se evita la migración.

Libre de especulación. Pagando un precio que permita una vida digna para todos, sin intermediaros que abusen, sino fomentando la organización común y la reciprocidad entre productores

Creando vínculos no dependientes con el campo. No somos compradores que ofrecemos dinero chatarra a cambio de productos, nos interesa generar vínculos económicos, políticos y afectivos a través del intercambio; ocuparnos juntos de la defensa y conservación del territorio, de una vida digna que sólo con la relación solidaria del campo y la ciudad podremos lograr.

San Salvador el Seco en Puebla es un lugar muy propicio para el cultivo de manzana. Hay una gran diversidad de variedades: tamaños, colores, olores y sabores. Desafortunadamente se están perdiendo estas variedades en nuestro país. La manzana importada inunda con sus altos precios los mercados y tianguis, mientras la manzana mexicana se pudre en los campos.

El Multitrueke Mixiuhca es un espacio de intercambio entre productores que utilizan una moneda comunitaria. Desde hace unos 8 años hemos establecido una relación cercana con una familia de productores de trigo y manzana en San Salvador el Seco, Puebla.

Realizaremos una compra colectiva de manzana el próximo domingo 5 de septiembre en el marco de la Feria Multitrueke Mixiuhca que se realiza de 12 a 16hrs en el Huerto Tlatelolco (Av. Paseo de la Reforma y Manuel González).

Para participar, puedes hacer tu pedido al 55 2655 7405.

Si quieres saber más puedes contactarnos al correo multitruekemixiuhca@vida-digna.org.mx o en nuestro Facebook Comunidad Multitrueke Mixiuhca.