CUBA. DEFENDEMOS LA REVOLUCIÓN POR ENCIMA DE TODO.

Mensaje del Presidente Miguel Díaz-Canel.

TML Monthly 11 de julio de 2021

El Presidente inició sus palabras con un saludo revolucionario a todo el pueblo, y dijo: "Lamentablemente, nos hemos visto obligados a interrumpir nuestro domingo, que todas nuestras familias se lleven a descansar y pasar tiempo juntos, para informarles y compartir con ustedes una serie de elementos relacionados con los acontecimientos que han estado ocurriendo hoy, que son parte de un alto nivel, sistemático, de provocación creciente, que ha sido promovida por la contrarrevolución en estos días."

"¿Cuál es el trasfondo de esta situación que estamos viviendo?", preguntó.

"Hemos sido honestos, hemos sido abiertos, hemos sido claros, y en todo momento hemos explicado las complejidades de la situación actual a nuestra gente. Recuerdo que hace más de un año y medio -cuando recién comenzaba el segundo semestre de 2019- tuvimos que explicar que nos dirigíamos hacia una coyuntura difícil, y utilizamos ese término, que luego fue tomado como parte del humor popular, ya que hemos permanecido en esta 'coyuntura' durante mucho tiempo. Comenzando con todas las señales de que los EE. UU. gobierno-encabezado por la administración Trump- estaba dando en relación con Cuba".

Díaz-Canel recordó que comenzó la adopción de una extensa serie de medidas restrictivas para endurecer el bloqueo; persecución financiera, persecución energética, con el objetivo de asfixiar la economía del país.

Denunció los continuos esfuerzos para provocar una explosión social masiva en Cuba, incluyendo todo tipo de propaganda y construcciones ideológicas que fabrican para llamar a intervenciones humanitarias mal llamadas, que terminan como intervenciones e interferencias militares, pisoteando los derechos y violando la soberanía y la independencia de los pueblos.

Esta sucesión de actos hostiles continuó, señaló, "Luego vinieron las 243 medidas que todos conocemos. Y en los últimos días de ese gobierno se tomó la decisión de incluir a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo(...).

Reiteró que esta lista es una lista totalmente espuria, una lista ilegítima, y una lista unilateral, fabricada por Estados Unidos en la creencia de que son la potencia que domina el mundo, que son los emperadores de este mundo.

Señaló que, lamentablemente, debido a la falta de principios que existe dentro de más de unas pocas instituciones internacionales y gobiernos nacionales, muchos ceden y se sumaron a estas medidas y acciones hostiles.

"Hay que reconocer que otros no se someten a la imposición de estas medidas, pero están limitadas por el carácter extraterritorial de estas”.

"Y eso aumentó aún más el impacto de las restricciones, que sobre todo implicaron que el país fue inmediatamente aislado de sus principales fuentes de ingresos en moneda extranjera: estoy hablando de turismo, estoy hablando de los viajes de cubanos y estadounidenses. ciudadanos a nuestro país, sobre las tan esperadas remesas a las familias cubanas de sus parientes en Estados Unidos".

El presidente también denunció a EE. UU. Y los esfuerzos por desacreditar a las brigadas médicas cubanas, ya que esta colaboración médica, más allá de los muchos casos de solidaridad proporcionados, también genera ingresos en divisas.

Todo esto-dijo- está provocando escasez en el país: "Escasez de alimentos, de medicinas, materias primas e insumos necesarios para nuestros procesos económicos y productivos, que aportan tanto a exportaciones como insumos para el pueblo; por lo tanto, aquí se cortan dos elementos importantes: la capacidad de exportar y adquirir divisas para importar e invertir, y la capacidad de los procesos productivos para producir una gama completa de bienes y servicios para nuestra población".

Señaló que el país "ha visto limitada su oferta de combustible, el acceso a repuestos limitado, y todo esto ha causado insatisfacción, ha exacerbado los problemas acumulados, que no hemos podido resolver, han existido desde el período especial, y a todo esto se ha sumado una feroz campaña mediática para desacreditarnos, ya que parte de una llamada guerra no convencional, que intenta, por un lado, romper la unidad del Partido, el gobierno, el Estado y el pueblo, tratando de retratar al gobierno como inepto, incapaz de proporcionar bienestar al pueblo cubano, tratando de retratar a los Estados Unidos. gobierno como "muy preocupado por el bienestar del pueblo cubano", al que ha bloqueado injustamente, diciéndoles cómo pueden aspirar al desarrollo y progreso en un país como el nuestro”.

"Estas son las habituales recetas hipócritas y discursos de doble rasero- que conocemos muy bien- a lo largo de la historia del comportamiento de Estados Unidos hacia Cuba. Sabemos cómo intervinieron en nuestro país, cómo se apropiaron de nuestra isla, cómo mantuvieron el dominio de nuestra isla durante la pseudo-república y cómo sus intereses fueron duramente golpeados por el triunfo de la Revolución Cubana”.

"Durante 60 años el ejemplo de la Revolución Cubana les ha molestado, y se han apretado constantemente... aplicado un bloqueo injusto, criminal, cruel, reforzado, peor que nunca en condiciones de pandemia. Ahí radica la perversidad manifiesta, la malicia de todas estas intenciones: bloqueo y medidas restrictivas, que nunca han tomado contra ningún otro país, ni contra aquellos a los que consideran sus principales enemigos”.

"Esta ha sido una obra y una política de ensañamiento contra una pequeña Isla, que sólo aspira a defender su independencia, su soberanía y construir, con autodeterminación, su sociedad de acuerdo con los principios que más del 86 por ciento de la población ha aprobado, ha apoyado en el ejercicio amplio y democrático que hemos sostenido, a aprobar la constitución vigente de la República de Cuba”.

"Y en medio de estas condiciones viene la pandemia, una pandemia que no solo ha afectado a Cuba, una pandemia que ha afectado a todo el mundo, una pandemia que también ha afectado a Estados Unidos, que ha afectado a los países ricos. Hay que decir que Estados Unidos y otros países ricos no tenían la capacidad de enfrentar los efectos de esta pandemia al principio”.

"Y en muchos de esos países del primer mundo, con mucha más riqueza, los sistemas de salud colapsaron, las unidades de cuidados intensivos se vieron desbordadas. Los pobres se han visto perjudicados porque no existen políticas públicas dirigidas a salvar al pueblo, y estos países ricos en muchos casos tienen peores resultados que Cuba en cuanto a respuesta a la pandemia”.

"Y nos impactó la pandemia y, en medio de todas estas otras restricciones, con las reservas que ha creado el país, con lo poco que teníamos en el país, con lo poco que hemos podido adquirir este difícil año y medio, es que hemos podido enfrentar estos retos, estas pruebas”.

"Y lo hemos hecho con valentía, lo hemos hecho sin rendirse y, sobre todo, lo hemos hecho compartiendo entre todo lo poco que tenemos, y no solo lo hemos compartido dentro de Cuba, lo hemos compartido con el mundo. Ahí está el ejemplo de las brigadas internacionalistas Henry Reeve, que ha acudido a lugares brutalmente afectados por la pandemia”.

"Y así es como hemos avanzado, controlando una ola tras otra, con una tremenda capacidad de sacrificio por parte de nuestra gente, de nuestros científicos, de nuestro personal sanitario, de casi todo el país involucrado en esto".

Díaz-Canel recordó que se han desarrollado cinco vacunas candidatas -una ya reconocida como vacuna-, la primera en América Latina contra el COVID-19. "Cuba ya está vacunando a nuestra población, y este es un proceso que lleva tiempo. Hay que producir vacunas, pero actualmente tenemos una de las tasas de vacunación más altas del mundo y en pocas semanas habremos llegado a más del 20 por ciento de la población total ", señaló.

Sin embargo, señaló, “en los últimos meses han aparecido cepas más agresivas, y en medio de esta situación ya de por sí grave, comenzó a aparecer otro grupo de complicaciones”.

“En primer lugar, están surgiendo nuevos casos a una velocidad y acumulación que supera las capacidades que hemos podido crear para tratar a estos pacientes en instituciones estatales. Por otro lado, nos hemos visto obligados a ampliar la capacidad en otros centros ", explicó.

"En este sentido, al abrir más centros, a los que se debe dar prioridad energética -en medio de la acumulación de problemas en la generación de electricidad-, ha aumentado el número de circuitos que debemos proteger, para atender a estos pacientes".

“Con más pacientes, continuó, el stock de medicamentos que también se están agotando y adquirirlos es muy difícil; y en medio de todo esto, seguimos trabajando para todos”.

"Ahora nos hemos visto obligados a recurrir al aislamiento domiciliario debido a la falta de capacidad en varias provincias, y hacer un llamado a las familias a participar de manera más directa, más responsable. Uno no se cansa de admirar la capacidad de resistencia creativa de nuestro pueblo".

“Con estos valores -insistió-, con el avance de la vacunación, cumpliendo con las medidas sanitarias necesarias, saldremos más temprano que tarde de este pico de la pandemia, que no solo está golpeando a Cuba. Cuba logró posponer este punto con todo lo que hicimos, y lo superaremos”.

Pero ahora, señaló, “de una manera muy cobarde, sutil, oportunista y perversa, explotando las situaciones más difíciles que tenemos en provincias como Matanzas y Ciego de Ávila, los que siempre han apoyado el bloqueo, los que han servido como mercenarios, lacayos del imperio yanqui, comienzan a aparecer con llamados a una intervención humanitaria, un corredor humanitario, para fortalecer la idea de que el gobierno cubano no es capaz de manejar esta situación, como si realmente estuvieran interesados en el bienestar y la salud de nuestro pueblo”.

"Si quieren hacer un gesto hacia Cuba, si realmente están preocupados por el pueblo, si quieren resolver los problemas de Cuba: levanten el bloqueo y veamos cómo lo hacemos, ¿por qué no lo hacen? ¿Por qué no tienen el valor de levantar el bloqueo, qué base jurídica y moral permite a un gobierno extranjero aplicar una política de este tipo contra un país pequeño, y en medio de condiciones tan adversas? ¿No es esto genocidio?"

Denunció la afirmación de que en Cuba existe una dictadura. "Una dictadura que se preocupa por brindar atención médica a toda su población, que busca bienestar para todos, que en medio de esta situación es capaz de llevar a cabo políticas públicas, aspirando a la vacunación con una vacuna cubana, porque sabíamos que nadie nos iba a vender ninguna, ya que no tenemos el dinero para comprarlos”, dijo.

"Qué extraña dictadura", exclamó. "Ahora están gritando que somos asesinos. ¿Dónde están las víctimas de asesinato en Cuba, dónde están las personas desaparecidas en Cuba? Otros países que han sufrido estos picos de la pandemia no fueron atacados en la prensa y no se les ofreció intervención humanitaria como solución, ni fueron sometidos a estas campañas de calumnias como lo estamos haciendo nosotros", enfatizó Díaz-Canel.

"Creo que la vida, la historia, los hechos muestran lo que hay detrás de todo esto, que es el esfuerzo por asfixiarnos y poner fin a la Revolución, y para eso están tratando de desalentar a nuestro pueblo, de confundir a nuestro pueblo. Y cuando la gente se enfrenta a condiciones severas, entonces se producen eventos como los que vivimos en San Antonio de los Baños".

Sobre los acontecimientos en esta área, detalló:

“¿Quién formaba parte del grupo? Incluyó a los miembros de la población, que tienen necesidades, que están experimentando algunas de estas carencias; incluía a revolucionarios que están confundidos, no tienen todos los argumentos, estaban expresando estas insatisfacciones, pero lo estaban haciendo de manera diferente, porque buscaban entender, buscando explicaciones”.

"Pero esto fue dirigido por un grupo central de manipuladores que de hecho se están prestando a los diseños de las campañas SOS Matanzas o SOS Cuba. Hace varios días, preparaban manifestaciones o disturbios sociales de este tipo en varias ciudades cubanas. Esto es criminal, en un momento en el que la gente debería estar en casa, protegiéndose a sí misma".

Díaz-Canel informó que “allí se presentaron revolucionarios en San Antonio de los Baños, autoridades provinciales, un grupo de la dirigencia del país. Nos enfrentamos a los contrarrevolucionarios y hablamos con los revolucionarios, y con los que piden explicaciones, para demostrar que las calles de Cuba pertenecen a los revolucionarios”, dijo.

Señaló que sabemos que hay otros grupos de personas que se reúnen en calles y plazas, en otras ciudades del país, también conmovidos por fines insalubres. "También estoy dando esta información, para reafirmar que en Cuba las calles pertenecen a los revolucionarios, que el Estado, el gobierno revolucionario, guiado por el Partido, están más que dispuestos a discutir, y a participar con el pueblo en la solución de los problemas, pero reconociendo la verdadera causa de nuestros problemas, sin permitir nosotros mismos para ser confundidos."

“Quienes alientan las manifestaciones no están interesados en una buena atención médica para Cuba'', enfatizó. "Recordemos que su modelo es neoliberal, la privatización de la salud, de los servicios médicos, de la educación; que cada uno se salve lo mejor que pueda, que los que tengan el dinero puedan acceder a la sanidad”, advirtió.

"No vamos a renunciar a la soberanía, a la independencia de nuestro pueblo, ni a la libertad de esta nación. Somos muchos los revolucionarios en este pueblo que estamos dispuestos a dar la vida y esto no es un eslogan, es una convicción. Tendrán que pisar nuestros cadáveres si quieren enfrentar la Revolución, y estamos listos para cualquier cosa y estaremos en las calles luchando”.

"Sabemos que incidentes de este tipo están siendo orquestados en las calles de La Habana y que hay grandes grupos de revolucionarios enfrentándose a elementos contrarrevolucionarios. Estamos separando a los confusos revolucionarios, los habitantes de Cuba que tienen preocupaciones específicas, pero no vamos a permitir que ningún contrarrevolucionario, ningún mercenario, provoque desestabilización entre nuestro pueblo”.

"Por eso hacemos un llamado a todos los revolucionarios de nuestro país, a todos los comunistas, a que tomen las calles en cualquiera de los lugares donde estas provocaciones puedan tener lugar hoy en día, a partir de ahora, a lo largo de estos días", insistió.

"Como dije en mi discurso de clausura en el Congreso del Partido, los revolucionarios defendemos la Revolución por encima de todo, nosotros los comunistas en primera línea, y con esa convicción ahora estamos en las calles, no vamos a permitir que nadie manipule nuestra situación, ni defender un plan que no es cubano, que no es para el bienestar de los cubanos y eso es anexionista. Esta es la tarea a la que llamamos revolucionarios y comunistas de este país", concluyó.