Suscríbete a nuestro boletín

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com

  • Mexteki

Denuncia de la Invasión Española y de la Destrucción Civilizatoria de América.

Jorge Veraza


Iniciemos la denuncia con un

DIALOGO NOTICIOSO



-. Te voy a dar dos noticias. La primera es que no hubo una conquista española de América hace 500 años.


-. ¿Cómo?


-. Lo que en verdad tuvo lugar no fue una hazaña- como conquistar la cima de una montaña o un logro positivo como conquistar una muchacha y que te dé el sí. Que eso es a lo que alude la palabra conquista.


-. No, lo que verdaderamente tuvo lugar hace 500 años fue una INVASIÓN MILITAR COLONIALISTA ESPAÑOLA.


-. ¿Y la segunda noticia, cuál es?


-. Que, además de invasión militar colonialista tuvo lugar una brutal DESTRUCCIÓN CIVILIZATORIA. Sí, fíjate, aquí en América existieron civilizaciones originarias formidables y fueron destruidas hasta sus cimientos e, incluso, estos fueron arrasados.

Por eso


A 500 AÑOS ES TIEMPO DE…


1. Sí, a 500 años de la mal llamada conquista española de América es tiempo ya de que llamemos al evento por su nombre: Invasión Militar Colonialista Española de América.

Ahora bien, debido a que conquista no es palabra adecuada, mientras que invasión sí lo es, tenemos que;


2. En general, es tiempo de aclarar los múltiples hechos ocurridos, no sólo precisar el nombre del evento, esto es, la palabra adecuada para referirlo según el contenido de lo que realmente sucedió.


3. Así mismo, es tiempo de discernir los grandes aspectos o factores que tuvieron lugar entonces. Cierto, tuvo lugar una invasión militar colonialista; pero, también, hace 500 años tuvo lugar la destrucción de las civilizaciones mesoamericanas: la náhuatl, la mixteca zapoteca, la maya, la totonaca, etc. Nótese que lo recién dicho significa que no sólo fue destruida la civilización mexica, la texcocana y la acolhua derrotadas por los invasores y sus aliados indígenas sino, también, fue destruida la civilización tlaxcalteca, la cholulteca y huejotzinca, etc., esto es, la propia de los pueblos nahuas que se aliaron con Hernán Cortés. Aquellos que no fueron invadidos supuestamente, sino que apoyaron la invasión a partir de un cálculo político militar erróneo de los frutos que podían obtener de destruir la Triple Alianza del Valle de México formada por los mexicas, los texcocanos y los acolhuas recién aludidos también nahuas. Sí, también los aludidos aliados de Cortés sufrieron la destrucción civilizatoria tanto la material, como la sapiencial y cultural, religión incluida.


4. Y no obstante la gravedad del caso, decimos “hace 500 años tuvo lugar la conquista española de América” pero no decimos que “hace 500 años tuvo lugar la destrucción de la civilización mesoamericana y de la civilización sudamericana en ocasión de la invasión militar colonialista de España llevada a cabo contra los pueblos de América.” Esto es, olvidamos, omitimos o ni siquiera somos conscientes de la señalada destrucción civilizatoria. Así que es tiempo de hacerlo notar y de asumirlo, así como de descubrirlo en sus detalles y de reconstruir científicamente cómo fue que sucedió y en qué consistieron tales civilizaciones en verdad.


5. De tal manera, conmemoramos que no celebramos- como no celebramos o hacemos el homenaje al holocausto nazi- conmemoramos o recordamos hoy, digo, la invasión militar colonialista de España a América, así como la destrucción de las civilizaciones americanas que caracterizó a dicha invasión. Conmemoramos o recordamos, en fin, en vez de olvidar, porque es tiempo de 1) aclarar la verdad y, con ello , de decir las cosas por su nombre, así como de 2) deshacer los equívocos y tergiversaciones; tal y como es tiempo de 3) conocer todo lo que sucedió; y es tiempo de 4) señalar injusticias cometidas y de evaluar daños; así como de 5) hacer las cuentas de los beneficios y maleficios que contrajeron los dos eventos aludidos aunque parezcan sólo uno: la invasión colonialista y la destrucción civilizatoria. Y es tiempo, también, de 6) explicar científicamente por qué tal invasión- a diferencia de muchas otras habidas en la historia como la germana de Roma o la romana de Grecia etc. que respetaron las civilizaciones que invadieron- sí, por qué la invasión española a los pueblos de América no se quedó en invasión- esto es, en asesinatos masivos, despojos, saqueos, explotación salvaje y humillación de mil modos- sino que dicha invasión germinó en sus entrañas la destrucción de la civilización de los pueblos a los que invadía. Imponiéndoles otra civilización que se auto justificaba para hacerlo como superior y aún óptima por involucrar la única religión verdadera, presunta cumbre de la única sabiduría verdadera, las únicas y superiores formas de gobierno, de lenguaje humano y modos de ser.


6. En resumen, a 500 años es tiempo de Verdad, es tiempo de Descubrimiento y Toma de Conciencia, así como de Denuncia, de Destruir Mentiras, de Generar Nuevos Conocimientos sobre los sucesos y acerca de la Estructura, Dinámica e Identidades de las Civilizaciones Amerindias Destruidas. Como también es tiempo de Justicia y de reflexión acerca de los hechos negativos y de los positivos que tuvieron lugar. Así como es tiempo 7) de reflexión acerca del modo eficaz en que no vuelvan a suceder, de manera que la crítica de la invasión y el colonialismo que esta generó, se complete con la crítica y el combate contra las diversas modalidades de invasiones del neocolonialismo contemporáneo.