top of page
  • Foto del escritorMexteki

El 23 de junio Cárdenas nacionalizó ferrocarriles nacionales

Valentina Galeana


La expropiación de los ferrocarriles, firmada por el ejecutivo el 23 de junio 1937, y publicada al día siguiente en el diario oficial, fue la primera de las nacionalizaciones del gobierno de Lázaro Cárdenas.

Anteriormente gobiernos previos habían tomado cierto control sobre las empresas ferroviarias, y el Estado poseía, desde 1908, el 51% de las acciones del ferrocarril en el país, lo cierto es que la presencia de capitales extranjeros en ellas había llevado al Estado Mexicano que perdiera recursos al verse presionado por los extranjeros para recibir subsidios, extensiones fiscales, y apoyo para controlar a los trabajadores que demandaban mejores condiciones laborales.


Tras la revolución la industria ferroviaria se encontraba en muy mal estado, así pues, en vista de la importancia estratégica de contar con buenas vías de comunicación, se tomó la decisión de nacionalizar, a la empresa Ferrocarriles Nacionales de México S.A. El decreto de nacionalizar publicado en el diario oficial de la federación el 24 de junio de 1937, es muy claro con respecto a los motivos, que se consideraron para su aplicación una primera cuestión señalada es la utilidad pública. El hecho de que la empresa ferroviaria estuviera organizada como una empresa de tipo capitalista, es decir con propósitos predominantemente lucrativos se contraponía con el objetivo Cardenista, de hacer de ella una empresa que proporcionará un servicio eficaz y considerará ampliar el tendido de vías férreas, que no se había conseguido en los años anteriores.

Sin embargo, la historia cambió cuando el expresidente Ernesto Zedillo privatizó el ferrocarril mexicano entre 1996 y 1998, entregando concesiones por 20 y 50 años a empresas como grupo ferroviario mexicano Ferromex la flota de casi 800 locomotoras que Ferromex y Ferrosur emplean en las operaciones diarias en más de 10,000 km de red. La privatización de Ferrocarriles Nacionales de México generó un gran descontento, al dejar a los usuarios de este importante medio de transporte sin el servicio que cubría gran parte de la geografía de México a consecuencia de la privatización sólo existe el servicio de carga distribuido entre las diferentes empresas que están operando, lesionando gravemente el bolsillo de los usuarios al tener que utilizar otro medio de transporte como son los autobuses foráneos por carretera o aéreo.

Commentaires


bottom of page