top of page

El canciller cubano Bruno Rodríguez presentó informe sobre las afectaciones del bloqueo 2022.

Granma 19 de octubre de 2022


El Informe de Cuba sobre los daños ocasionados por el bloqueo económico, comercial y financiero de EE. UU. hacia nuestra nación es presentado este 19 de octubre ante la prensa y el cuerpo diplomático acreditado en la isla.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, compartió a través de Twitter que el documento hecho público hoy es el que se llevará ante la Asamblea General de Naciones Unidas, a principios de noviembre, para la votación en la que, cada año, el mundo respalda el derecho de la nación antillana a un desarrollo sin coerciones.


«Seguimos documentando el genocidio, resistiendo y creando», escribió el Jefe de Estado.


El informe presentado por el miembro del Buró Político y ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, abarca el período comprendido entre enero y julio de 2021, que marca el inicio del gobierno del presidente Joseph Biden en los Estados Unidos.



Durante esta etapa, el bloqueo económico comercial y financiero contra Cuba se ha mantenido como eje central de la política de los Estados Unidos hacia la Isla y se ha recrudecido de modo oportunista y a niveles sin precedentes, en el contexto de la pandemia de la COVID-19.


Desconociendo sus propias promesas electorales, el gobierno demócrata ha dejado intactas las más de 240 medidas coercitivas unilaterales adicionales aplicadas contra Cuba por su predecesor, Donald Trump.


En la etapa analizada, según indica el documento, la incesante persecución por parte del gobierno de Estados Unidos contra las transacciones financieras que involucran a Cuba ha afectado prácticamente a todos los sectores de la economía.


Este asedio ha provocado cierres y/o incumplimientos de contratos, pérdida de relaciones con entidades financieras que habitualmente trabajaban con entidades cubanas, endeudamientos, demoras en el envío y recepción de fondos y mercancías, entre otras dificultades.


Por su declarado propósito y el andamiaje político, legal y administrativo en el que se sustenta, el bloqueo califica como un acto de genocidio, en virtud de la Convención para la Prevención del Delito de Genocidio de 1948.



Comments


bottom of page