En Defensa de la Medicina Tradicional Indígena

Red Mexicana de Médicos Tradicionales y Parteras Tradicionales.

El pasado mes de abril de 2021, la Cámara de Diputados aprobó y turnó a la Cámara de Senadores un Dictamen que pretende reformar y adicionar diversas disposiciones a la Ley General de Salud en materia de Medicina Tradicional Indígena.

El objetivo del Dictamen es adjudicar al Estado mexicano, a través de la Secretaría de Salud, la competencia de “regular”, “utilizar” y “aprovechar” la medicina tradicional indígena, estandarizando sus prácticas bajo normas de la medicina hegemónica que, por su origen y naturaleza, son ajenas a las culturas de los pueblos indígenas.


Colectivos de médicos y parteras tradicionales, grupos de la sociedad civil y de académicos, hemos analizado el Dictamen y llegado a la conclusión de que, en caso de que éste sea aprobado por la Cámara de Senadores, se afectarán gravemente los derechos colectivos de los pueblos indígenas establecidos en la Constitución y en diversos tratados internacionales en materia de derechos culturales, ambientales, económicos y sociales. Dado que las reformas implicarían imponer una serie de reglas de carácter prohibitivo y subordinando a la medicina tradicional y su diversidad de prácticas, tanto al sistema hegemónico de salud como a los intereses corporativos de la industria biomédica.

En el mismo sentido, el Dictamen afecta de manera grave la permanencia y continuidad de conocimientos y prácticas relacionadas con la salud comunitaria que representan aspectos fundamentales de los sistemas bioculturales de los pueblos indígenas, impactando en la relación con el territorio y los recursos asociados. Por ejemplo, la administración, conservación y reproducción de plantas medicinales, así como su relación con la agricultura tradicional y los ecosistemas circundantes (bosques, lagos, ríos, desiertos, entre otros).

En conclusión, el Dictamen viola tratados internacionales en materia de Derechos Indígenas que además son de orden constitucional para nuestro país. Por lo tanto,

¡Exigimos a la Cámara de Senadores que deseche este Dictamen!

Esta iniciativa enviada al Senado viola el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo que ordena la consulta previa e informada de los pueblos originarios e intenta vigilar y controlar la medicina tradicional indígena desde la burocracia gubernamental sin participación de las y los médicos tradicionales. Además de que existe un incumplimiento evidente de la Secretaría de Salud a la promoción, desarrollo de la medicina tradicional que ya está indicada en los artículos 6 y 93 de la Ley General de Salud vigente desde septiembre de 2006.

La Red Mexicana de Médicos Tradicionales y Parteras Tradicionales tienen Derecho a preservar y enriquecer sus conocimientos y todos los elementos que constituya su cultura e identidad. Es uno de los Derechos Humanos de los pueblos originarios o indígenas. Por eso la importancia de firmar está petición.