top of page

FINANCIAMIENTO A PARTIDOS POLÍTICOS

Valentina Galeana


El financiamiento de los partidos políticos en México ha generado en los últimos años un álgido debate sobre la racionalidad del gasto presupuestal de origen público, que se destina a financiar las actividades ordinarias de estos institutos y sus campañas electorales por un lado se señala que es excesivo el monto del financiamiento destinado a los procesos electorales y a los partidos políticos, por otro lado se encuentra la necesidad de mantener los subsidios a los partidos y así tratar de fomentar supuestamente la democracia mexicana.

De la misma forma se encuentra el hecho de que el alto financiamiento a los partidos políticos con recursos de origen público, y la percepción de pocos o nulos beneficios que recibe la sociedad mexicana de parte de estos institutos coadyuvado enormemente al desprestigio del de estos mismos y han minado la confianza ciudadana siendo hoy los que menos confianza le generan a los mexicanos porque el sistema de partidos está organizado de tal manera que favorece a las grandes corporaciones. Es el sistema que garantiza la dictadura de las corporaciones y que toda la vida económica, política y social se sujete a sus intereses.

Los organismos financieros internacionales imponen el sistema de partidos como modelo único y requisito indispensable para incluir a los países del mundo democrático como ellos dicen. En nuestro país, después del régimen del PRI gobierno se ha propagado la idea de que la alternancia de los partidos en el poder nos llevará a la democracia y que el sistema de partidos es la solución ahora con el PRIANRD.

Este sistema de partidos es pluripartidistas pero que en su mayoría favorecen a un solo interés y siguen la línea que les marcan las corporaciones, existe alternancia en el poder, pero los partidos que se alternan el gobierno siguen la misma línea las elecciones son elecciones de dinero en las que quien más gasta, tienen mayores oportunidades de ganar no se enfrentan proyectos, pero si la capacidad de gastar en la campaña. Las campañas son de propaganda de imagen de mercadotecnia de fabricar percepciones sin poner en el centro los análisis de los proyectos y propuestas de diferentes candidatos, enfrentan a las personas y no a los programas.

Los partidos son financiados con dinero público y de manera inequitativa no son sostenidos por sus militantes, sino con el dinero de los impuestos en lo que estamos en total desacuerdo.

Por otro lado, Lorenzo Córdova afirmó que la fórmula para calcular el financiamiento no admite debate o negociación, está ¿a quién realmente beneficia? Beneficia a aquellos partidos desfundados que van a recibir financiamiento público.


Así, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó por unanimidad el financiamiento para el ejercicio del 2023, a partir de la fórmula establecida en la Constitución, por una cantidad de 6 mil 233 millones 510 mil 798 pesos. ¡Urge una nueva constitución! Ya que como mencionó el consejero Presidente que “el modelo de financiamiento predominante público de los partidos políticos es uno de los pilares de nuestro sistema electoral y es el producto de la evolución de dicho sistema a partir de una serie de reformas que, consensuadas entre las propias fuerzas políticas, se han ido consensuando y mejorando las condiciones de legalidad, certeza y equidad en la contienda política” en dónde está completamente equivocado, ya que, si hacemos memoria la última reforma electoral se realizó en 2014, en donde el presidente, Enrique Peña Nieto fue electo a través de un partido político que de manera histórica había llegado al poder a través de compra de votos y prometiendo a sus electores.

También el Consejero presidente de la Comisión de prerrogativas y partidos Políticos mencionó que el financiamiento público evita tentaciones de venderse a intereses privados cosa completamente falsa, ya que se sabe que antes de ser votados ya están palomeados los candidatos de la actual oposición (PRIANRD).

De tal modo que los partidos políticos que los partidos políticos recibirán financiamiento público y al analizar los datos, nos damos cuenta de que partidos que ya no tienen representatividad el INE les otorga cantidades exorbitantes de dinero y que únicamente por eso siguen teniendo registro. Por otro lado, si sumamos los totales de, por ejemplo la coalición Va por México (PAN, PRI, PRD) nos da un total de $2,812,324,894 de pesos una suma bastante alta, por el contrario la coalición Juntos Haremos Historia (Morena y PT) recibirán $2,411,862,448.00, es decir, más de 4 millones menos tomando en cuenta que su representatividad es mucho mayor que la primera coalición y que se opone a la transformación de nuestra nación.

Sin embargo, es importante mencionar que no debe haber campañas políticas, es decir, no se deberían financiar a los partidos sino, un sistema en el que el pueblo elija a sus representantes desde las comunidades, de trabajo, estudio, vivienda, etc. Debemos votar por proyectos, no por personas.


Es necesario una nueva constitución y un nuevo organismo que de fe y legalidad a la voz del pueblo.

Comentarios


bottom of page