FORTALECER LAS FINANZAS PÚBLICAS

Héctor Torres González

PROMOTORA PARA LA SUSPENSIÓN DE LA DEUDA PÚBLICA. 28 de junio 2021

Las finanzas públicas muy debilitadas se pueden fortalecer por medio de la suspensión del pago del servicio de la deuda pública y de un impuesto a las grandes fortunas. Hoy 28 de junio de 2021 AMLO declaró que los gobiernos anteriores “dejaron muy debilitadas las finanzas públicas”, que “no se puede hacer todo con la inversión pública, que no alcanza” y que “no se puede sacar adelante al país sin los empresarios del sector privado”. Y por tanto “ahora se requiere unidad y una economía mixta”, que incluya al sector social, el sector público y el sector privado.


Es plenamente cierto que nuestro país requiere de un gran impulso para generar empleos y salarios dignos que es el objetivo de todo crecimiento económico con justicia social. Pero tal y como están las finanzas públicas, el crecimiento será mediocre e insuficiente para remediar todas las calamidades sociales del neoliberalismo.

Al mes de mayo de 2021 el nivel de empleo formal es de 20.1 millones cuando en noviembre de 2019 fue de 20.8 millones; se han perdido casi 700 mil empleos formales. Y los salarios contractuales por su parte han perdido poder de compra en -0.16%. En el campo la crisis crónica se agudiza y los programas sociales son insuficientes. El ingreso y el gasto público reales estimados para 2021 son 7% y 6% menores que el de 2016, año en que se tuvo la mayor cifra. Los efectos de la crisis y de la pandemia han debilitado aún más las finanzas públicas. El neoliberalismo las debilitó al disminuir el impuesto sobre la renta a los de más altos ingresos y al pagar más intereses por la deuda pública creciente, además del saqueo vía la corrupción.

Para 2020 los ingresos públicos representan el 22% del PIB y el gasto público el 25% del PIB, la diferencia del 3% es el déficit público que se cubre con deuda nueva, que por coincidencia es similar al pago de los intereses de la deuda pública. Lo que significa que se pide prestado, pero solo para seguir pagando los intereses de la deuda. La ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos para 2022 se van a delinear con finanzas debilitadas y dada la declaración de AMLO no se plantean medidas para fortalecer las finanzas públicas sino simplemente recurrir al sector privado porque el sector público no tiene recursos para aumentar la inversión pública y el sector social (cooperativas, economía popular y solidaria, economía ejidal y comunal) no tiene recursos tampoco y se encuentra muy debilitado para modernizarse y acrecentar su nivel productivo. Pero el sector privado en estos dos años solo ha invertido 550 mil millones de pesos que, comparado con el costo financiero de la deuda pública, de 724 mil millones de pesos para 2021, es limitado.

Las finanzas públicas muy debilitadas se pueden fortalecer por medio de la suspensión del pago del servicio de la deuda pública y de un impuesto a las grandes fortunas. Las finanzas públicas seguirán debilitadas si no se suspende el pago del servicio de la deuda pública y si no se aumentan los impuestos a los que más tienen. Y con finanzas debilitadas no se puede fortalecer ni al sector público ni al sector social y se va a depender siempre del sector privado, lo que equivale a depender del capital monopolista para el desarrollo del país, y eso es lo que ha sucedido con el neoliberalismo.

El neoliberalismo debilitó tanto al sector público como al sector social de la economía y fortaleció el poder del capital financiero de tal modo que la ”economía mixta” es en realidad una economía capitalista dominada por el gran capital, y el sector público y social solo son accesorios. Un nuevo modelo de desarrollo económico democrático y popular debe invertir la ecuación y poner por delante al sector público y social de la economía, pero democratizados para avanzar hacia a la democracia económica, social y política.

El Presupuesto de Egresos para el próximo año debe ser momento de debate nacional. Los ingresos públicos, una cuarta parte del PIB, son producto del esfuerzo del pueblo mexicano y deben servir para impulsar su desarrollo económico, político social y cultural, para fortalecer el poder popular, combatir desigualdades y pobreza y preservar la naturaleza. Para aprobar el presupuesto sólo se requiere de mayoría simple y Morena y sus aliados la tienen. Pero si el presupuesto es austero el país no podrá avanzar con rapidez para atender las necesidades urgentes del pueblo.