Fuera corporaciones mineras de México

Por Izcuauhtli Paz

El sector minero en México sobreexplota los minerales mexicanos, llenos de concesiones las corporaciones y multinacionales son favorecidas sobre la necesidad de las comunidades, sin restricciones ni lineamientos que salvaguarden la seguridad social y ambiental del país.

México se ubica entre los 10 principales productores de plata, bismuto, fluorita, celestita, cadmio, molibdeno, plomó, zinc, diatomita, sal, barita, grafito, yeso, oro y cobre, siendo el oro, la plata y el cobre los que más se extraen.



La ley minera fue decretada desde 1992 durante el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari a su vez con un proceso de negociación colateral del tratado de libre comercio de América del Norte TLCAN, esta ley permite a los intereses transnacionales obtener concesiones para realizar actividades mineras en el país que llegan hasta los 50 años con oportunidad a poder ampliar ese plazo.

En el sexenio de Carlos Salinas se concesionaron 8.9 millones de hectáreas, con Enrique Peña 9.9, con Vicente Fox 24.9, con Ernesto Zedillo 34.6 y con Felipe Calderón 35.5, juntas suman alrededor de 113 millones de hectáreas, el país mide 193.3 millones de hectáreas, hipotecaron la patria y lo dejaron en manos de corporaciones mineras.

De las 242 empresas que operan en el país, la mayoría son canadienses, estadounidenses y chinas. En 2010 existían 667 proyectos mineros en México, aumentando a 1531 en 2018, en la actualidad, las mineras canadienses tienen mil 189 proyectos mineros, de los cuales el 60% son para la explotación de oro, 15% de cobre y 14% de polimetálicos.

De las corporaciones que operan en el país en 2020, Grupo México tuvo un incremento en ganancias de 8 mil 566 millones de dólares, First Majestic canadiense tuvo ganancias de 363.9 millones de dólares, otra canadiense Torex Gold que explota oro obtuvo ganancias récord de 789.2 millones de dólares, una más canadiense Agnico Mines que también explota oro obtuvo ganancias por 3 mil millones de dólares, Newmont estadounidense que extrae oro, aumentó sus ganancias a 11 mil 497 millones de dólares.

En ese mismo año nuestro país, tuvo un aumento de entre 8.9 y 9.8 millones de mexicanos con un ingreso inferior a la línea de pobreza.

De los 673 proyectos mineros que equivalen al 44% del total se ubican están establecidos en bosques y selvas, existen 342 proyectos mineros que atraviesan 356 núcleos agrarios con cobertura forestal, operados principalmente por mineras canadienses, aunque también hacen presencia empresas como peñoles a cargo de Alberto Bailleres, grupo frisco a cargo de Carlos Slim, Germán Larrea representante de grupo México y altos hornos encabezado por Alonso Ancira. Son también 21 millones de hectáreas que están concesionadas a mineras en áreas naturales protegidas correspondientes al 7.7%.

El mayor número de conflictos mineros en América Latina está presente en México de un total de 48 casos para el 2021, 29 pertenecen a proyectos de canadienses, conflictos relacionados con el tipo de tierra fuera de control comunista establecerá la extracción, explotación laboral, devastación de los recursos naturales, principalmente.

Grupo México, Minera Frisco, Compañía Minera Autlán, Iberdrola México, Altos Hornos, Industrias Peñoles, Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad, Bachoco, Grupo Aeroméxico, entre otras, son catalogadas como empresas de impacto alto, con una alta liberación de gases de efecto invernadero en sus procesos de producción o extracción.

Newmomt y Golden Corp en Zacatecas sólo pagan de impuestos el 00.13% Peñasquillo es la mina de oro y plata más grande de México.

Grupo México, a cargo de Germán Larrea uno de los hombres más ricos, ha cometido grandes crímenes a la nación, derramó 40 mil litros de lixiviados de sulfato de cobre acidulado y saturado con ácido sulfúrico en los ríos de Bacanuchi y Sonora o el crimen a los mineros en Pasta de Conchos.

La extracción minera tiene como finalidad la generación y la acumulación del capital, los principales hombres más ricos son los dueños de las principales mineras es importante que esta actividad sea de utilidad pública es decir que se nacionalice y se salvaguarde los ecosistemas y los pueblos originarios.

Las mineras canadiense son las que mayores conflictos tienen en América Latina y México, corporaciones como First Majestic, Great Panther, la subsidiaria Metallica Resources, Minefienderes, Black Fire, Alamos Gold, Vista Gold, continnum Resourcesc, Almaden minerals, Excellon Resources, Fortuna Silver, Gabfer, Alamos Gold, Equinox Gold, ellas tiene conflictos relacionados con amenaza severas al medio ambiente, pérdida de flora y fauna, contaminación del suelo, contaminación del aire, devastación de manglares, compra de viviendas a muy bajos precios asesinato de campesinos operan fuera de la ley, generan daños a la salud, saqueo de manantiales y acuíferos que causa que han causado daños irreversibles, derrames de componentes tóxicos al suelo, contaminan el agua que finalmente es consumida por animales por humanos que limita o eliminan la actividad agrícola ya que esa agua no se puede seguir utilizando, ocupan más del territorio que les fue concesionado, riesgo videntes nucleares, sobreexplotación del suelo, asesinato a campesinos, interrupción de caminos, daños a la salud como alergias infecciones incluso plomo en la sangre, han operado en territorios sagrados en zonas donde se había conservado la identidad espiritual durante cientos de años.

Datos de la Secretaria de Medio Ambiente indican que del 2006 al 2018 la industria minera extrajo más de mil 59 toneladas de oro equivalente casi a 6 veces de lo que se robó en 300 años durante la invasión española y 48 626 toneladas de plata más del 90%. La Semarnat también relevó que aproximadamente 100 empresas con concesiones de explotación de aguas para la minería extraen un volumen de 250 millones de metros cúbicos.

La minería como actividad estratégica puede ayudar mucho a la transformación del país, más de la mitad del territorio nacional se encuentra en manos del sector minero, es momento de poner fin al saqueo y enriquecimiento de grandes corporaciones y aprovechar de manera nacional nuestras riquezas. La industria debe respetar las normas y desarrollar la minería de forma benéfica, racional, respetando la naturaleza y a la sociedad. Las ganancias deben ser principalmente para la sociedad y el desarrollo de la nación.