GERÓNIMO DIRIGENTE APACHE

Valentina Galeana

Nació el 16 de junio en el año de 1823 en Sonora, México y murió el 17 de febrero de 1909, desde muy pequeño fue trasladado a un pueblo indio de la tribu que por ese entonces se encontraba en el territorio del Estado de Georgia (actual estado estadounidense de Nuevo México), dentro de la tribu de los Apaches Bedonkohe, de la que su abuelo Mahko había sido jefe, en el Cañón Nodoyohn, cerca del Río Gila. Era hijo de Taa Di Tlish Hn y de Gha Den Dini (aquella que es atravesada por la luz). Se dedicaban a la pesca, la caza y la agricultura, vivían en pequeños grupos basados en la familia de carácter matriarcal, compartían el mismo rito de los sioux y los cheyenes.

En el año 1880 las tropas del gobernador militar de Sonora asesinaron a su esposa, a sus tres hijos y a su madre. Gerónimo juró entonces vengarse y se asoció con Cochise, el jefe de los apaches Chiricahua. Juntos atacaron Sonora, donde murieron numerosos soldados mexicanos. En los años siguientes el ejército de Estados Unidos inicia una guerra contra Gerónimo con la intención de acabar con él y sus incursiones para lograr su objetivo.


Durante diez años las tropas norteamericanas cometieron grandes atrocidades de todo tipo contra las poblaciones apaches, en supuestas reuniones de paz el ejército de Estados Unidos asesinó a sus caudillos y les impuso como condición para poder salvar sus vidas la reclusión de su tribu en reservas, tiempo después el jefe apache Cohise aceptó rendirse y su pueblo fue confinado en cuatro reservas situadas en nuevo México y Arizona.

Aquella paz duró poco ya que las autoridades norteamericanas dieron la orden de trasladar a las tribus a la reserva de San Carlos, aquella decisión también le enviaba un mensaje a Gerónimo que acudió a parlamentar. Sin embargo, no se respetó la tregua. Los soldados los atraparon y los encadenaron en una prisión militar tiempo después salió para trasladarlo a la reserva de San Carlos junto con sus patriotas.

El 30 de septiembre de 1881 se suscitó una sublevación en la reserva ante el miedo a una supuesta operación para arrestar a los elementos más beligerantes, en aquella revuelta 375 apaches entre ellos 74 guerreros escaparon de San Carlos. Gerónimo instalado en la sierra madre buscó la manera de liberar a los que habían quedado en San Carlos, durante los años siguientes el escurridizo Gerónimo esquivo a mexicanos y estadounidenses y a unos cuantos caza recompensas. En mayo de 1883 el gobierno de Estados Unidos ordenó operaciones en México donde Gerónimo fue cercado por el general Crook en la sierra madre el líder apache se rindió de forma pacífica

Al morir Cochise, su padre, Naiche, proclamó a Gerónimo jefe de la tribu. No obstante, en 1884 se le obligó a ingresar en una reserva india. Gerónimo cansado de aquella vida y de las prohibiciones huyó con un grupo de partidarios y rechazó permanecer en ese pedazo de tierra árido y se marchó a México en 1885, acompañado de un grupo de guerreros entre los que estaban Chihuahua Mangas (hijo de Mangas coloradas). A partir de entonces, iba y venía entre ambos lugares, arengando a su gente para que no aceptaran estar confinados en una reserva y vivir como prisioneros.

En 1886, después de una fuga más de Gerónimo, en esta ocasión junto a aproximadamente una treintena de apaches más, se dio la orden de búsqueda y captura contra Gerónimo, enviándose 3,000 soldados (la tercera parte del Ejército estadounidense de la época) y ofreciéndose una recompensa de 20 dólares estadounidenses.

Gerónimo fue encontrado en la Sierra Madre y decidió entregarse. Mientras los apaches (tanto seguidores de Gerónimo como los que sirvieron al ejército estadounidense) fueron enviados al fuerte Marion, en Florida, EE. UU., en donde las condiciones causaron numerosas muertes por enfermedades. Gerónimo fue recluido en la prisión de Fronteras (Sonora), en donde se conservan valiosos recuerdos en el museo que hoy lleva su nombre, donde permaneció tres años.

Transcurrido este tiempo, fue obligado por Estados Unidos a permanecer en una reserva india en Oklahoma, sin embargo, nunca renunció a sus creencias apaches ancestrales. Allí pasó los últimos años de su vida, en los que fue lo que se llamaba por aquel entonces un «indio ejemplar», participando en un desfile presidencial y en la exposición Universal de San Luis (1904). En la exposición panamericana de Búfalo (1901) los organizadores reservaron dentro del Midway, un ambiente destinado al entretenimiento, un espacio para la Villa India, donde se representaban las costumbres de los pueblos originarios de Norteamérica. Cerca de setecientos indígenas en representación de cuarenta y dos tribus conformaban el Congreso Indio, entre ellos Crazy Snake y Gerónimo, líderes de la resistencia.