• Mexteki

Impeachment, rendición de cuentas y la batalla de la democracia

USMLO/ Voice of Revolution. Febrero 2020


El proceso de juicio político, primero en la Cámara de Representantes, luego durante el juicio del Senado y la absolución ha planteado el grave problema de la rendición de cuentas. La directora de la Cámara, Nancy Pelosi, ha enfatizado que “El presidente debe rendir cuentas y nadie está por encima de la ley ". La acusación se presenta como un mecanismo para la rendición de cuentas,  generalmente se supone que el esfuerzo es enviar el mensaje al público de que el "sistema funciona" cuando se trata de este problema.



La Cámara votó dos artículos de juicio político la semana del 16 de diciembre. Pelosi, inicialmente se negó a enviar los artículos de juicio político al Senado exigiendo que se aclararan las reglas para el juicio. El hecho de que el Senado ni siquiera pudo ponerse de acuerdo sobre las reglas y finalmente votó para no escuchar a cualquier testigo o recibir documentos adicionales solo revelado aún más la falta de responsabilidad que ofreció el impeachment.


Se necesitaba un voto mayoritario de dos tercios del Senado para condenar, algo que pocos esperaban, dado que las facciones rivales entre los gobernantes, y sus representantes, se estaban alineando. Por esta razón, y el hecho de que se hayan presentado artículos muy limitados para el juicio político. Solo por abuso de poder, pero nada más en relación con el asunto Ucrania / Biden y la obstrucción de justicia: la mayoría de la gente pensó que por esta acusación el presidente Trump no sería condenado. Esto es claramente cierto en lo tocante a los crímenes de mayor preocupación para la gente, completamente ausentes de los artículos de juicio político incluso aunque hay mucha más evidencia. Estos incluyen crímenes de guerra, como aquellos contra Yemen, Irak y Afganistán, mediante el uso de drones , armas químicas y más; castigo colectivo de poblaciones enteras usando sanciones contra Venezuela, Cuba, el pueblo democrático República de Corea entre muchos otros; los crímenes de separación familiar y campos de detención de niños, incluso bebés y más. Personas de todo el país, unidas por otros muchos en el extranjero, han persistido en  librar batallas por los derechos, exigiendo cambios en estos asuntos. El impeachment no permitió responsabilizar al gobierno por su negativa a hacerlo.


Las muchas acciones incluyen miles más acciones mundiales para oponerse a la guerra contra Irán, para defender a la Madre Tierra y continuar semanalmente manifestaciones en todo el país en muchos lugares del mundo; continuando las acciones unitarias a ambos lados de la frontera sur defendiendo a los migrantes, así como el reciente veredicto de inocencia de un activista que ayudó a dos jóvenes migrantes cruzando el desierto en Arizona; acciones adicionales contra la guerra, incluidos aquellas contra la OTAN en Londres, Nueva York y otros lugares; huelgas de maestros que asumen responsabilidad social por problemas como la falta de vivienda y la falta de consejeros y enfermeras en sus escuelas; y mucho más.

Estas batallas por la democracia contribuyen a los esfuerzos en todo el país para dar voz a las demandas de la gente y afirmar sus derechos. También plantean la cuestión central de la batalla de hoy de ¿De quién decide la democracia, la minoría o la mayoría? La batalla de la democracia es la batalla para avanzar en el contenido y la forma de la democracia así como las instituciones para que lo pongan a la par de los tiempos modernos.


Se requiere empoderar a la gente, la mayoría para gobernar y decidir. Esa es la democracia que establecería los medios para dar pie a la voluntad prosocial y anti-guerra de la gente – que es evidente en muchas acciones unidas, reuniones, peticiones, huelgas - implementadas.