INICIATIVA DE NUEVA LEY ELÉCTRICA

Ana Arenas

El presidente envió una iniciativa de ley a la Cámara de Diputados, de ser aprobada, con la nueva ley eléctrica se van a cancelar los permisos de generación eléctrica otorgados y los contratos de compraventa de electricidad con el sector privado, bajo la consideración de que el marco normativo creado en 2013 instrumentó el desmantelamiento de una industria eléctrica de carácter integral y debilitó al Sistema Eléctrico Nacional. Todo producto de la Reforma Energética privatizadora de Peña Nieto que contó con el aval del PAN y del PRD.


La CFE era obligada a comprar la producción de los privados, incluso cuando posee la capacidad de satisfacer la demanda con sus propios medios, lo cual implica el doble quebranto de comprar algo que puede generar por sí misma y de mantener ociosas sus plantas.

Le habían quitado a CFE su papel de establecer las tarifas a las cuales compra y vende energía eléctrica. la fragmentaron en subsidiarias y filiales. Con la nueva ley, desaparecen la privatizadora Comisión Reguladora de Energía (CRE) y reincorpora el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace). También desaparecerá la Comisión Nacional de Hidrocarburos, ambas creadas en la etapa neoliberal para impulsar las privatizaciones.

Gracias a la reforma de los artículos 25, 27 y 28 constitucionales, en materia de electricidad, ya no habrá más despojo a la Nación, ni contratos leoninos ni privilegios a Corporaciones privadas que seis gobiernos neoliberales impulsaron en el pasado.

Dentro de la reforma se incluye al litio, por ser parte de la Industria Energética como generador de baterías y de otros muchos productos. El litio que se encuentra en el subsuelo del país es de la nación y será explotado solamente por las empresas del Estado, anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Adán Augusto López Hernández, explicó que se respetarán las ocho concesiones (todas extranjeras) otorgadas para la explotación del litio, en la reforma constitucional del sector energético del presidente López Obrador.

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo este jueves 30, una reunión con diversas secretarías para abordar la discusión sobre el tema de la explotación de litio en México y su posible inclusión en la iniciativa de reforma para la industria eléctrica.

La iniciativa de reforma en materia eléctrica a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso, “no significa nacionalizar ni estatizar, significa darle su lugar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”. El mandatario argumentó que se trata de tener control de los precios de la energía para no afectar la economía popular.

El presidente insistió en la relevancia de su propuesta al Congreso: se busca el equilibrio, que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tenga el 54 por ciento del mercado de producción y distribución y los privados el 46 por ciento.

Andrés Manuel López Obrador sostuvo que empresas como Iberdrola, que se verían afectadas con la reforma eléctrica, tienen dinero para repartir entre medios de comunicación con miras a construir una campaña mediática en contra del proyecto.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que si el Partido Revolucionario Institucional vota a favor de su propuesta de reforma eléctrica habrá dado un paso hacia retomar el camino trazado por Lázaro Cárdenas, quien expropió el petróleo. Por otro lado, el PAN se opone a esta iniciativa de ley, hay que recordar que desde su fundación en 1939 este partido se ha opuesto a la Expropiación Petrolera, la Nacionalización Eléctrica y al sector estatal de la economía. Siempre han sido privatizadores.

El debate en torno a la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica es “muy buena oportunidad para la transparencia; antes no se informaba de las reformas que se hacían a la Constitución para beneficiar a los particulares”, consideró hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador. Dentro de esta ley