top of page

La Cumbre Rusia-África en San Petersburgo: Aspectos principales

(Tomado de RT, Spu, Ap, Afp)

San Petersburgo, 30 de julio de 2023.


Durante los días 27 y 28 de este mes se celebró en la ciudad de San Petersburgo la segunda cumbre y el foro económico y humanitario Rusia-África, con el lema 'Por la paz, la seguridad y el desarrollo'.


En el evento se reunieron el presidente Vladimir Putin y 49 líderes principales del continente africano, 17 de ellos jefes de Estado y otros 32 representados por altos funcionarios o embajadores, a pesar de la fuerte presión occidental para impedir la asistencia de las naciones africanas, sobre todo por EEUU y Francia.


'Es una injerencia absolutamente indisimulada y descarada por parte de EEUU, Francia y otros países (...). Es un hecho, es completamente indignante, pero en ningún caso repercutirá en la exitosa celebración de la cumbre', comentó Dmitri Peskov, portavoz presidencial.


El foro relanzó las relaciones de Rusia se convirtió en heredera de la solidaridad de la Unión Soviética con esos países en sus luchas contra el colonialismo y por el desarrollo independiente.


Los países africanos encontraron a su vez al amigo que les propone una relación respetuosa de su soberanía, de cooperación e intercambios económicos mutuamente beneficiosos, sobre todo a los más vulnerables.


Rusia, ha condonado más de 20.000 millones de dólares en deuda exterior a los países africanos.


Desde el propio discurso de inauguración del evento, el presidente Putin aseguró que su país seguirá apoyando a los Estados y regiones necesitados, en particular, con la entrega de ayuda humanitaria. Pretendemos participar activamente en la creación de un sistema más justo de distribución de recursos. Estamos haciendo los máximos esfuerzos para evitar una crisis alimentaria mundial'.


'Ya he dicho que nuestro país puede reemplazar el grano ucraniano, tanto comercialmente como en forma de subvenciones a los países africanos más necesitados, en especial porque esperamos otra cosecha récord este año', añadió.


"Para que los países más pobres realmente no sufran, para que no haya motivos para acusarnos de ser los culpables de la difícil situación de los países más pobres [de África], dijimos que estamos dispuestos a suministrar los granos a estos países más pobres de forma gratuita, por razones humanitarias", ha señalado el presidente ruso.


"De 25.000 a 50.000 toneladas de ayuda en granos, empezaremos a entregar dentro de tres o cuatro meses" a Burkina Faso, Zimbabue, Malí, Somalia, Eritrea y la República Centroafricana en los próximos tres o cuatro meses, dijo Putin.


El evento se realiza en el contexto de la suspensión del acuerdo para la comercialización de granos a través del mar Negro decidida por Rusia.


Moscú formuló cinco requisitos para extender el pacto alimentario más allá del 17 de julio: la reconexión de su banco agrícola, Rosselkhozbank, al sistema SWIFT; la reanudación de los suministros de maquinaria agrícola, repuestos y mantenimiento; el levantamiento de la prohibición de acceso a los puertos; la reactivación del conducto de amoníaco Togliatti-Odesa; y el desbloqueo de los activos y cuentas extranjeras de las empresas rusas relacionadas con la producción y transporte de alimentos y fertilizantes.


A falta de avances en esta materia, el Kremlin anunció que Rusia suspende su participación en el acuerdo, pero está dispuesta a retomarla en cuanto se cumplan sus condiciones.


Adicionalmente, a partir del 20 de julio, Rusia considera como objetivos militares los barcos que navegan en el mar Negro hacia puertos ucranianos, y como partes del conflicto a los respectivos países. Ucrania emitió una advertencia similar en relación con los puertos rusos en la cuenca del mar Negro, con efecto desde el 21 de julio.


El relanzamiento del acuerdo de exportación de grano a través del mar Negro es una prioridad para la Unión Africana, dijo a Sputnik Azali Assoumani, mandatario comorense y presidente pro tempore de la Unión Africana.


'Las consecuencias (de la suspensión del acuerdo) afectan a todo el mundo y especialmente a África en los aspectos sociales y económicos. Así que debemos hacer de la solución de este problema una prioridad. En realidad, todo es prioritario no habrá ningún problema si se deponen las armas allí. A menos que esto suceda, creo que el tema de los cereales y los fertilizantes afecta a todos. Hablaremos de ello en San Petersburgo, discutiremos con Putin cómo podemos relanzar este acuerdo', declaró Assoumani en una entrevista con Sputnik.


Por otra parte, el presidente agregó que después de que Rusia suspendiera su participación en el acuerdo de granos, los precios en este sector, en el mercado mundial, han subido. "Han subido un poquito. Eso significa más ganancias para nuestras empresas. Lo que significa que cobraremos más impuestos. Y si obtenemos más en impuestos, compartiremos parte de nuestros ingresos con los países más pobres y suministraremos gratuitamente ciertas cantidades de alimentos", explicó.


Putin indicó que Rusia siempre ha sido un país líder en la venta de trigo. “Seguimos siendo un líder en la venta de trigo, lo hemos sido y lo seguimos siendo", aseguró.


Recordó además que 'el Gobierno de Rusia decidió asignar dos millones de dólares a través del Programa Mundial de Alimentos de la ONU para la compra de un nuevo lote de alimentos para nuestros amigos malienses'.


Las promesas de exportar alimentos rusos a África son clave para reforzar los lazos con un continente de 1.300 millones de habitantes que es cada vez más asertivo en el escenario mundial. Las 54 naciones de África conforman el bloque de votantes más grande en Naciones Unidas y han estado más divididas que cualquier otra región sobre las resoluciones de la Asamblea General que critican las acciones de Rusia en Ucrania.


Putin también anunció otras medidas para ampliar las relaciones con África, incluyendo una mayor inscripción de estudiantes africanos en universidades rusas, la apertura de oficinas de medios de comunicación rusos en muchos de esos países y un 'espacio de información común en Rusia y África, dentro del cual se transmitirá información objetiva e imparcial sobre los eventos que tienen lugar en el mundo a las audiencias rusa y africanas'.


También abordará el posible suministro a algunos de ellos de armamento pesado y otros equipos de defensa.


El presidente ruso señaló que Rusia y los países africanos necesitan pasar a monedas nacionales en las operaciones financieras bilaterales para expandir los lazos comerciales. 'Para una mayor ampliación de la gama de los vínculos comerciales y económicos, es importante pasar a monedas nacionales, incluido el rublo, en los cálculos financieros de las transacciones comerciales', dijo en su intervención.


Sobre las propuestas de los países africanos para la solución del conflicto en Ucrania, el presidente ruso anunció que han 'analizado cuidadosamente las ideas expresadas por nuestros amigos africanos. Nos tomamos esto muy en serio y con gran atención', dijo Putin en una reunión con los líderes africanos dedicada a la situación en Ucrania.



Expresó también su aprecio por el deseo de los países africanos de brindar una posible asistencia para lograr una solución justa y sostenible al conflicto, y les agradeció por no apoyar las sanciones contra Rusia. Asimismo advirtió que la iniciativa de paz en Ucrania desarrollada por los países africanos y el acuerdo de granos no dependen uno del otro de ninguna manera. "Una cosa no tiene que ver con la otra"


Al mismo tiempo, Putin expresó la esperanza de que los colegas africanos 'entienden los orígenes de esta crisis'. Según el mandatario ruso, Occidente llevó muchos años preparándose para una guerra híbrida con su país, 'haciendo todo lo posible para convertir a Ucrania en una herramienta para socavar los cimientos de la seguridad de Rusia'.


'El segundo problema que condujo a la crisis de hoy es un golpe de Estado en Ucrania en 2014', que los países occidentales apoyaron activamente, agregó Putin. En este contexto, el presidente ha añadido que las propuestas de la iniciativa de paz africana sobre el conflicto en Ucrania se están implementando, por ejemplo, en el intercambio de prisioneros o en la resolución de problemas de carácter humanitario.


Putín afirmo que Rusia no viola la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y actúa en plena conformidad con el documento, declaró el presidente ruso, Vladímir Putin.


'Hoy se nos dice que estamos violando la Carta de la ONU. No lo creo. Al contrario, estoy seguro de que estamos actuando en plena conformidad con la Carta de ONU', dijo el mandatario durante una reunión con los jefes de delegaciones africanas para Ucrania.


Subrayó que los principios de la Carta de la ONU deben ser respetados por otros países.


'No debe haber dobles raseros, sanciones unilaterales, intentos de garantizar la propia seguridad a expensas de los demás', dijo Putin.


En este contexto, el presidente ruso señaló que a Occidente 'no le importa la Carta de la ONU'.


'Recuerdan el derecho internacional solo cuando piensan que estas herramientas pueden usarse contra alguien, en este caso contra Rusia', dijo.


Además, instó a los países occidentales cumplir con la Carta de la ONU, 'si quieren que alguien la cumpla'.


'Sin embargo, esto no significa que no queramos y no luchemos por una resolución pacífica de cualquier conflicto', precisó el mand no podía haber un alto el fuego mientras el ejército ucraniano estuviera a la ofensiva.


Añadió que las iniciativas africanas y chinas podrían servir como base para encontrar la paz.


Recordó que Ucrania se hizo independiente de la Unión Soviética sobre la base de la Declaración de Soberanía Estatal de Ucrania, la cual establece que este país eslavo "es un Estado neutral". "Esto es de importancia fundamental para nosotros.¿Por qué Occidente empezó a arrastrar a Ucrania en la OTAN?: no está muy claro para nosotros", dijo Putin.


"Precisamente esto crea, en nuestra opinión, una amenaza fundamental para nuestra seguridad, porque el avance hacia nuestras fronteras de la infraestructura de un bloque militar que se muestra de hecho hostil hacia nosotros es inaceptable", reiteró.


Durante la reunión, el jefe de Estado ruso destacó que Moscú no viola la Carta de la ONU y actúa en plena conformidad con este pacto internacional. "No debe haber doble rasero, sanciones unilaterales, intentos de garantizar su seguridad a expensas de otros", declaró.


"Nada les saldrá bien. Es demasiado primitivo. Si quieren que alguien cumpla la Carta de la ONU y otras normas del derecho internacional, que ellos mismos se molesten en cumplir esas mismas normas", dijo Putin.


Putin elogió el "compromiso de todos nuestros estados con la formación de un orden mundial multipolar justo y democrático" en la declaración a los medios después de la cumbre.


El líder ruso también mencionó la "determinación conjunta de contrarrestar el neocolonialismo, la práctica de aplicar sanciones ilegítimas y los intentos de socavar los valores morales tradicionales".


Putin dijo que los participantes "demostraron su independencia y su interés real en desarrollar la cooperación con nuestro país".


La declaración conjunta firmada por los participantes pide "el establecimiento de un orden mundial multipolar más justo, equilibrado y estable, oponiéndose firmemente a todo tipo de confrontación internacional en el continente africano".


Dijo que Rusia apoyaría los esfuerzos de los países africanos para "garantizar la compensación por las políticas coloniales, incluida la restitución de los bienes culturales desplazados en el proceso de saqueo colonial".


El líder ruso dijo que su país "continuará suministrando a los amigos africanos cultivos de granos tanto sobre una base contractual como gratuita".


Dijo que Ucrania sería discutida con algunos países africanos en una cena el viernes.


Putin también dijo que los líderes habían acordado mejorar la cooperación en ayuda, energía y comercio, incluso "cambiando constantemente a monedas nacionales para transacciones comerciales".


Putin destacó buenos resultados de la cumbre y el foro económico y humanitario Rusia–África, que se se celebró a un alto nivel y con buenos resultados. Agregó que durante el foro se produjo 'un debate muy franco y útil' sobre el conflicto en Ucrania como continuación del encuentro con la delegación africana en junio pasado.


La delegación africana presentó su iniciativa para resolver la crisis en Ucrania, que incluye diez puntos relativos a las garantías de seguridad, la libertad de circulación de cereales por el mar Negro, la liberación de los prisioneros de guerra y el pronto inicio de las negociaciones entre Moscú y Kiev.


En el marco de una rueda de prensa tras el cierre de la cumbre Rusia-África, al mandatario ruso le preguntaron sobre la preparación para este tipo de confrontación.


"Siempre estamos listos para cualquier escenario, pero nadie lo quiere", respondió.


En ese contexto, indicó que, por iniciativa del lado estadounidense, se creó a su debido tiempo "un mecanismo especial para prevenir estos conflictos". "Los dirigentes de ciertas unidades directamente se comunican entre sí y tienen la oportunidad de consultarse sobre cualquier situación de crisis", detalló.


"Esto indica que nadie quiere ningún enfrentamiento. Pero si alguien quiere —no nosotros— estamos listos", reiteró el mandatario.


En los días del evento Putin se entrevistó con los jefes de Estado asistentes, entre los cuales se encontraban Azali Assoumani, presidente de la Unión de las Comoras y de la Unión Africana, al Sisi, de Egipto, Ramaphopsa, de Sudáfrica, Archange, de República Centroafricana, el premier etíope Abiy Ahmed, Assimi Goita, de Malí, su homólogo guineano, Umaro Sissoco Embaló, Denis Sassou Nguesso de la República del Congo, Macky Sall, de Senegal, Zambia, Hakainde Hichilema; y representantes de Uganda y el Congo.

Comments


bottom of page