La deuda pública en los primeros cuatro meses de 2021

La deuda pública en los primeros cuatro meses de 2021 (y también la economía, los ingresos públicos, la inversión, el empleo y los salarios)


Promotora Nacional por la Suspensión del Pago de la Deuda Pública

31 de mayo de 2021

Durante los primeros cuatro meses de 2021 la deuda pública neta aumentó en 262,024 millones de pesos; mientras la deuda interna crece en 189,937 millones de pesos, la deuda externa lo hace en 72,086 millones de pesos. Durante el sexenio actual la deuda pública neta aumenta en 1,466,888 millones de pesos. En abril de 2021 la deuda pública neta total asciende a casi 12.3 billones de pesos. Por su parte el costo financiero de la deuda en este mismo período de 2021 ascendió a 176,267 millones de pesos.

En cada mes de 2021 tanto la deuda interna, expresada en pesos, como la deuda externa en dólares han crecido. Sin embargo, la deuda externa en pesos decrece en abril con respecto a marzo por efecto de la revaluación del peso y esto ha acontecido en algunos meses de años anteriores, pero la tendencia es a crecer en pesos.



Según cifras de la SHCP, durante los primeros cuatro meses de 2021 los ingresos del sector público aumentan en 2.4% en términos reales, comparado con el año pasado debido fundamentalmente por el alza de los ingresos petroleros que se habían caído por la pandemia, pero los ingresos no petroleros decrecen en 3.4% (el Impuesto sobre la Renta se cae en -2.8% y el IVA en -0.2%, los ingresos del IMSS bajan en -1.2% y los de la CFE se desploman en -17.5%). La inversión física pública se reduce en 3.2% (la inversión en comunicaciones y transportes se derrumba en 24.7%, en energéticos la caída es de -10.4% y la inversión en salud se colapsa en -44.6%, agua potable y abastecimiento también se reduce en - 40.6%solo la inversión en educación crece en 29%). (Ver gráficas adelante).

El monto de la inversión pública ejercido en estos cuatro meses es de 208,419 millones de pesos: el 85% del gasto de inversión pública equivale a lo que se pagó por los intereses de la deuda pública en esos mismos meses.





También en el primer cuatrimestre de 2021 el empleo formal crece en 297 mil, pero aún faltan por recuperar 733 mil empleos puesto que en noviembre de 2019 el total de trabajadores inscritos en el IMSS eran 20,803,650 y en abril de 2021 suman 20,070,483. Y aún faltaría el millón de empleos que demandan cada año los jóvenes que ingresan al mercado laboral, el rezago es mayúsculo.


Las entidades federativas que más han perdido empleos formales y que les falta por recuperarlos destacan las siguientes, al mes de abril de 2021: CDMX con 324,676; Quintana Roo con 92,635; Estado de México con 47,921; Puebla con 47,944 y Guanajuato con 41,231. Solo Tabasco, Sinaloa, Baja California y Chihuahua han recuperado todos los empleos perdidos y creado en su conjunto cerca de 90 mil empleos más.

Por otra parte, los salarios contractuales por vez primera en este sexenio tienen una seria recaída. Las revisiones salariales promedian en los primeros cuatro meses de abril un aumento real de apenas 0.36%, pero desglosando por empresas públicas y privadas, en las primeras los salarios contractuales pierden el 0.37% en términos reales, pero en cada mes fue negativo; y en las empresas privadas los aumentos son raquíticos y ridículos por 0.46%, y en abril, por vez primera, el salario real contractual es negativo, por -0.56. Y ello es debido a que en abril la inflación se dispara hasta el 6% cuando la meta del gobierno es del 3% y los aumentos salariales se fijan de acuerdo con ese tope que puede ser uno o dos puntos arriba y no más.



En el primer trimestre de 2021 la economía nacional crece en 0.8% con respecto al trimestre anterior, pero es 2.8% menor con respecto al primer trimestre del año pasado. Todo lo anterior nos muestra que la recuperación económica es débil e insuficiente para las grandes necesidades sociales. Los datos de aumentos salariales magros en empresas privadas y caídas de los salarios reales en las públicas, la lenta recuperación del empleo y la reducción de los ingresos tributarios, del IMSS y CFE hacen más difíciles las cosas. La demanda de suspender el pago del servicio de la deuda pública por cuando menos dos años y una auditoría ciudadana se torna cada vez más apremiante para así utilizar esos recursos financieros en aumentar la inversión pública, para acrecentar el gasto en salud, para promover el empleo y aumentar los salarios contractuales para así aumentar el consumo popular y lograr que los ingresos fiscales también aumenten, y para que todo ello ayude a construir un mejor país, más justo, libre, soberano y democrático.

https://nomasdeudapublica.org/

Promotora Nacional por la Suspensión del Pago de la Deuda Pública – Por el bien de todas y todos: suspensión del pago de la deuda pública !Ya!

Por que frente a la crisis económica mundial y nacional y el abrupto frenón de la economía provocado por la pandemia de COVID-19 -la cual está lejos de concluir- es indispensable contar con cuantiosos recursos económicos, que hoy se van en el pago del servicio de la deuda pública, para enfrentar las necesidades básicas de las familias mexicanas, la pérdida masiva de empleos y cierre de ... nomasdeudapublica.org