top of page
  • Foto del escritorMexteki

La resistencia palestina se levanta en Operación Inundación de Al-Aqsa


Combatientes de la resistencia palestina derriban la valla entre Gaza y la Palestina ocupada, 7 de octubre de 2023


TML Monthly Núm 11. Octubre de 2023

Al amanecer del 7 de octubre, los combatientes de la resistencia palestina lanzaron un impresionante asalto desde la Palestina ocupada para romper el asedio a Gaza "con una ofensiva integral enfrentando al ocupante por tierra y aire, tomando el control de la tierra palestina, apoderándose de los colonos y soldados de la ocupación y lanzando miles de misiles". Las fuerzas de resistencia palestinas están luchando para avanzar hacia la liberación de Palestina", escribió Samidoun, la Red de Solidaridad con los Prisioneros Palestinos. Informaron que el general de brigada Nimrod Aloni es una de las decenas de rehenes que pudieron tomar. Los rehenes son de entre los soldados de ocupación y colonos capturados para liberar a los 5.250 prisioneros palestinos en las prisiones de ocupación, incluidos los 1.350 encarcelados sin cargos ni juicio bajo detención administrativa, 39 mujeres y 170 niños. La operación, llamada Inundación de Al-Aqsa, fue lanzada en el 50 aniversario de la guerra de 1973 en la que Egipto recuperó el Sinaí ocupado de la ocupación sionista, "y está destinada a alterar la dirección de la lucha en la Palestina ocupada, pasando de la resistencia a la revolución y la liberación", escribió la organización. Explicó que la operación de resistencia "se produce en respuesta a la actual oleada de crímenes contra el pueblo palestino, el asesinato diario de palestinos en las calles de Cisjordania de la Palestina ocupada, el asedio a Gaza, el robo de tierras para los asentamientos, la negación del derecho de los refugiados al retorno, la imposición del exilio durante más de 75 años. la tortura y los ataques a los prisioneros palestinos, las continuas invasiones de la mezquita de Al-Aqsa y los 75 años de ocupación sionista y más de 100 años de dominación imperialista y colonialismo en toda la Palestina ocupada. También viene a lograr la liberación de los prisioneros palestinos, como parte integral del pueblo palestino y de la tierra".

Samidoun continúa: "Es una reprimenda decisiva a todo el camino de Oslo y a la normalización impuesta al pueblo palestino y árabe durante los últimos 50 años, indicando un nuevo camino hacia adelante con un objetivo claro: la liberación, y nada menos. Se basa en la liberación del sur del Líbano de la ocupación por parte de la resistencia libanesa, encabezada por Hezbolá, en 2000, y la derrota de la invasión sionista del Líbano en 2006, así como en las sucesivas batallas heroicas libradas por la resistencia palestina en toda la Palestina ocupada y especialmente desde su base de apoyo en Gaza. Samidoun se ha unido al Masar Badil, el Movimiento de la Vía Revolucionaria Alternativa Palestina "para llamar a las masas de nuestro pueblo palestino, a los partidarios de la resistencia en el exilio y a la diáspora, a los aliados de las fuerzas y movimientos de liberación, y a los comités de solidaridad con el pueblo palestino en todas partes, para que expresen su apoyo a la heroica resistencia palestina, levanten la bandera de Palestina y las banderas de la resistencia". El Masar Badil ha hecho un llamamiento a sus organizaciones y simpatizantes para que "organicen manifestaciones y eventos populares, políticos y mediáticos para exponer los crímenes sionistas contra nuestro pueblo en la Palestina ocupada, y para que apoyen la operación de inundación de Al-Aqsa anunciada por el comandante en jefe de las Brigadas Izz al-Din al-Qassam [el ala militar de Hamas], el hermano Mohammed al-Deif".

La declaración dice: "La heroica resistencia palestina ha abierto un capítulo de batallas de dignidad y orgullo en la madrugada del 7 de octubre de 2023", y ahora está respondiendo a décadas de continua y repetida agresión sionista, estadounidense y europea "contra las masas de nuestra nación árabe e islámica".

Por su parte, Hamás informó que esta operación, llamada "Inundación al Aqsa", fue lanzada el 7 de octubre con más de 7.000 cohetes disparados desde la Franja de Gaza hacia Israel. El movimiento de resistencia Yihad Islámica Palestina también dijo que sus combatientes se unieron a la operación, mientras Hamas llamó a los palestinos de todo el mundo a luchar y a los grupos de resistencia en el Líbano a unirse a la lucha contra Israel.

Israel respondió con ataques aéreos masivos en el interior de Gaza, matando a decenas e hiriendo a cientos de personas y prometiendo represalias sin precedentes. Nuestro enemigo pagará un precio que nunca ha conocido", dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu. "Estamos en una guerra y la ganaremos". Dijo a todos en Gaza que evacuaran o enfrentaran las consecuencias de los ataques israelíes, a pesar de que Gaza es un área de unos 365 kilómetros cuadrados y hogar de 2,3 millones de palestinos, que ha estado bajo ocupación y bloqueo israelí desde 2007, lo que significa que la gente no tiene a dónde ir. Palestinos inspeccionan las ruinas de mezquitas y casas tras los ataques aéreos israelíes en la ciudad de Gaza, el 9 de octubre de 2023. Más de 500 palestinos han muerto y al menos 123.500 han sido desplazados por los bombardeos israelíes hasta el 9 de octubre.

Multitudes se reúnen el 9 de octubre de 2023 para el funeral de Imad Jareh Adili, de 15 años, baleado la noche anterior por las fuerzas coloniales israelíes a la entrada de Beita, al sur de Nablus. Estas fuerzas han matado al menos a 11 palestinos en Cisjordania en manifestaciones de apoyo a la resistencia en Gaza y en enfrentamientos con el ejército.

El ministro de Energía israelí, Israel Katz, dijo el 7 de octubre: "He firmado una orden que ordena a la Compañía Eléctrica [de Israel] que detenga el suministro de electricidad a Gaza". Los cortes de energía han sido durante mucho tiempo un hecho cotidiano en Gaza y los hogares solo tenían electricidad durante varias horas al día de forma rotativa en los días anteriores a que comenzaran los recientes cortes de energía. La autoridad de energía de Gaza informó que el 80 por ciento del suministro de electricidad a Gaza desde la red nacional se cortó tras el anuncio de Israel. A partir del 9 de octubre, la ONU informa que la central eléctrica de Gaza es ahora la única fuente de energía y podría quedarse sin combustible en cuestión de días.

La Comisión Internacional Independiente de Investigación de las Naciones Unidas sobre el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y en Israel, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en su reciente informe (septiembre de 2023) concluyó "que Israel ha violado y sigue violando el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación con su prolongada ocupación, asentamiento y anexión del territorio palestino ocupado desde 1967. La consecuencia jurídica de la violación del derecho a la libre determinación, que es una obligación erga omnes [para con todos], es responsabilidad del Estado de Israel. La ocupación actual, que ha durado 56 años hasta la fecha, es ilegal según el derecho internacional. El resultado de los actos ilegales conlleva consecuencias legales para que Israel ponga fin al 'hecho internacionalmente ilícito'. Todos los Estados y la ONU también tienen la obligación de actuar con urgencia para poner fin a los actos ilícitos".

Niños palestinos llenan botellas de agua después de que las fuerzas coloniales israelíes anuncian un "asedio completo" cortando alimentos, agua, combustible y electricidad, 9 de octubre de 2023.

Hasta el 9 de octubre, el número de palestinos muertos ascendía a 687 personas, entre ellas 140 niños y más de 2.900 heridos. Al menos 900 israelíes han muerto y más de 2.616 han resultado heridos. Naciones Unidas dice que 123.538 palestinos han sido desplazados por los combates. La agencia de la ONU para los refugiados palestinos estima que 73.538 personas se refugian en 64 escuelas de Gaza, algunas de las cuales están designadas como refugios de emergencia.

Mientras tanto, 130 israelíes están cautivos y aproximadamente 750 israelíes están actualmente desaparecidos, según los medios israelíes. Estados Unidos dijo que nueve ciudadanos estadounidenses han muerto durante las hostilidades en curso en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados.

Israel ha iniciado la Operación Espadas de Hierro que, según dice, está dirigida contra Hamás, pero que en realidad tiene como objetivo a toda la población de Gaza. Israel ha acumulado una fuerza de 300.000 efectivos y se espera un ataque terrestre israelí contra la Franja de Gaza. El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, anunció el 9 de octubre un "asedio completo" de la Franja de Gaza.

"He ordenado un asedio completo a la Franja de Gaza. No habrá electricidad, ni comida, ni combustible, todo está cerrado", dijo Gallant. En la mañana del 10 de octubre, el ejército israelí dijo que su fuerza aérea había lanzado 2.000 municiones y más de 1.000 toneladas de bombas sobre Gaza en las últimas 20 horas. Ha bombardeado 20 edificios residenciales de gran altura, mezquitas, hospitales, bancos y otras infraestructuras civiles, según informan las agencias de noticias. A pesar del gran número de edificios civiles atacados, el ejército israelí afirma que ha destruido 800 objetivos militares en Gaza como parte de su campaña de bombardeos. Gallant dijo: "Estamos luchando contra los animales humanos y estamos actuando en consecuencia".

Salama Marouf, jefe de medios del gobierno de Hamas en Gaza, dijo que la declaración de Gallant era "una tapadera para justificar la agresión de la ocupación contra personas y propiedades civiles". Los observadores de la ONU están de acuerdo. Los ataques aéreos y los bombardeos israelíes en Gaza han tenido como objetivo casas y edificios de apartamentos, y algunos han sido alcanzados sin previo aviso para que los residentes evacuen, dijo la ONU el 9 de octubre. Un ataque aéreo israelí en la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, por ejemplo, mató a 19 miembros de la misma familia. Llevar a cabo ataques aéreos contra objetivos civiles sin previo aviso se ha convertido en la nueva normalidad de Israel. "La ejecución de rehenes israelíes será la respuesta a los ataques de las fuerzas israelíes contra edificios residenciales e instalaciones civiles", dijo Hamas en un comunicado.

También se ha informado de intensos enfrentamientos cuando los combatientes de la resistencia se enfrentan a las tropas israelíes en varias ciudades de la Cisjordania ocupada, incluidos los enfrentamientos en Yenín, Naplusa, Jericó y Hebrón. Los medios de comunicación palestinos informan de más de 300 actos de resistencia en Cisjordania desde que Hamas comenzó su operación, incluidos varios tiroteos contra tropas israelíes. El puesto de control de Jalameh fue incendiado por combatientes palestinos el 8 de octubre. Se informó de enfrentamientos con las fuerzas israelíes en la ciudad de al-Issawiya, al noreste de la Jerusalén ocupada, y en los barrios de Wadi al-Jooz, Ras al-Amoud y al-Thawri de Jerusalén oriental.

Respuesta internacional

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó que el mayor portaaviones y aviones de combate de Estados Unidos se acerquen a Israel en una muestra de apoyo a la guerra de Israel contra el pueblo palestino. Estados Unidos también prometió proporcionar municiones y equipos a Israel, dijo el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, en un comunicado el 9 de octubre. Israel también ha solicitado a la administración Biden que le proporcione interceptores de misiles Cúpula de Hierro adicionales, bombas de pequeño diámetro y municiones para ametralladoras.

Por su parte, el primer ministro del Reino Unido, Rishi Sunak, dijo que Gran Bretaña apoya "inequívocamente" a Israel y ha ofrecido una posible ayuda militar. También publicó una foto de Downing Street en las redes sociales, con la bandera israelí proyectada en ella con la leyenda: "Estamos con Israel". Otro se proyectó en el Ayuntamiento de Londres.

El movimiento de resistencia libanés Hezbolá dice que ha disparado proyectiles y guiado misiles hacia los territorios libaneses ocupados por Israel, en respuesta a los bombardeos israelíes contra sus instalaciones. Hezbollah dijo que había atacado los sitios de Radar, Zabdin y Ruwaysat Al-Alam en las granjas Shebaa ocupadas por Israel. "Los ataques se llevaron a cabo en el camino hacia la liberación de lo que sigue ocupado de nuestra tierra libanesa y en solidaridad con la victoriosa resistencia palestina, el pueblo palestino que lucha y es paciente", dijo Hezbolá.

Qatar está llevando a cabo negociaciones entre organizaciones palestinas e Israel para un posible acuerdo sobre un intercambio de prisioneros. La Organización de Cooperación Islámica (OCI) ha condenado la actual agresión militar de Israel contra el pueblo palestino, subrayando que la causa principal del último conflicto sangriento es el desprecio del régimen por los derechos legítimos de los palestinos. La OCI dijo que "la continuación de la ocupación israelí y su falta de adhesión a las resoluciones de legitimidad internacional, y la escalada del ritmo de sus ataques y crímenes diarios contra el pueblo palestino, su tierra y lugares sagrados, y la privación de sus derechos legítimos es la principal razón de la inestabilidad".

La misión de Irán ante las Naciones Unidas dice que la Operación Tormenta de Al-Aqsa es una "defensa legítima" contra décadas de ocupación israelí. Rechazó las acusaciones de que Teherán tuvo un papel en la operación militar a gran escala de Hamas. Ha sido "tomada únicamente por la propia Palestina", dijo la misión. "Las medidas resueltas tomadas por Palestina constituyen una defensa totalmente legítima contra siete décadas de ocupación opresiva y crímenes atroces cometidos por el régimen sionista ilegítimo", dijo la misión.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba emitió un comunicado el 8 de octubre en el que decía: "La República de Cuba expresa su profunda preocupación por la escalada de violencia entre Israel y Palestina, que es el resultado de 75 años de continua violación de los derechos inalienables del pueblo palestino y de la política agresiva y expansionista de Israel. Cuba exige una solución amplia, justa y duradera al conflicto israelo-palestino, sobre la base de la creación de dos Estados, que permita al pueblo palestino ejercer su derecho a la libre determinación y poseer un Estado independiente y soberano dentro de las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén Este como su capital.

"El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debe cumplir su mandato y poner fin a la impunidad de Israel, la potencia ocupante, de la que Estados Unidos ha sido históricamente cómplice, obstruyendo repetidamente la acción del órgano, socavando la paz, la seguridad y la estabilidad en Oriente Medio. Cuba llama a la paz y a la búsqueda de una solución a través de la negociación que evite una nueva escalada del conflicto que ya ha costado la vida a decenas de miles de personas".

Indonesia y el Pakistán también expresaron su apoyo a los palestinos. Pidieron a Israel que pusiera fin de inmediato a su brutal agresión contra los palestinos. "Indonesia está profundamente preocupada por la escalada del conflicto entre Palestina e Israel. Indonesia insta al fin inmediato de la violencia para evitar más víctimas humanas", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Indonesia en un comunicado. "La raíz del conflicto, es decir, la ocupación de los territorios palestinos por parte de Israel, debe ser resuelta, de acuerdo con los parámetros acordados por la ONU", dice el comunicado. Esto se produjo después de que el Hospital de Indonesia, ubicado en la ciudad de Beit Lahia, en el norte de la Franja de Gaza, fuera atacado por las fuerzas israelíes el sábado, matando a uno de los empleados locales de la instalación. La organización no gubernamental indonesia Comité de Rescate de Emergencia Médica (MER-C, por sus siglas en inglés), que financió el hospital, ha condenado enérgicamente el ataque. "El ataque directo contra el complejo hospitalario de Indonesia en Beit Lahia, en la Franja de Gaza, el sábado parece amplificar cómo en la guerra entre Israel y Palestina, el derecho internacional humanitario nunca está bajo consideración para Israel", dijo el comité en un comunicado.

El presidente de Pakistán, Arif Alvi, criticó a Israel por suprimir los derechos de los palestinos e instó a la comunidad internacional a "desempeñar su papel activo" para aliviar la tensión entre Israel y Palestina. "El progreso hacia la paz no puede materializarse sin la condena de la usurpación y la brutalización de los derechos y el pueblo palestino por parte de Israel", escribió Alvi. "Un Estado de Palestina viable y soberano debe establecerse sobre la base de las fronteras anteriores a 1967 y las resoluciones de la ONU. La comunidad internacional debe intervenir para poner fin al conflicto, proteger a los civiles y trabajar por una paz duradera en Oriente Medio", añadió.

Riyad H. Mansour, Observador Permanente de Palestina ante las Naciones Unidas, instó a la comunidad internacional a no permitir que Israel "redoble sus terribles decisiones", sino a alentarlo a cambiar de rumbo y recordarle que "hay un camino hacia la paz, donde ni palestinos ni israelíes son asesinados. Y es diametralmente opuesta a la que Israel ha emprendido". "La historia para algunos medios de comunicación y políticos comienza cuando los israelíes son asesinados", dijo, y agregó que "nuestro pueblo ha soportado un año mortal tras otro. [...] ¿Dónde está la protección internacional a la que tiene derecho el pueblo palestino cuando la potencia ocupante viola el derecho internacional y perjudica a quienes está obligada a proteger? ¿No vale la pena salvar vidas palestinas? Los civiles palestinos asesinados, los niños palestinos asesinados en la Palestina ocupada, podrían haberse salvado. ¿No es eso una obligación moral y legal y una contribución a la paz? ¿Por qué no se hace nada cuando los asesinados son palestinos? Tenemos que pensar mucho en la lógica que queremos que prevalezca aquí. Si se trata de venganza, entonces muchos palestinos sentirán que tienen mucho que vengar. Si se trata de la paz, entonces el camino hacia ella no es afianzando aún más la opresión y la ocupación, sino poniéndole fin. No se puede decir "nada justifica matar israelíes" y luego dar justificaciones para matar palestinos. No somos subhumanos. Nunca aceptaremos una retórica que denigre nuestra humanidad y reniegue de nuestros derechos, una retórica que ignore la ocupación de nuestra tierra y la opresión de nuestro pueblo".


Mansour instó a la comunidad internacional a considerar un camino diferente, uno que priorice la vida y los derechos del pueblo palestino. Pidió medidas iguales de libertad y seguridad, haciendo hincapié en que oponerse a la ocupación no sólo es lo correcto desde el punto de vista moral, sino también desde el punto de vista jurídico y político.

"En octubre pasado, declaramos ante el Consejo de Seguridad: el pueblo palestino será libre, un día u otro, de una forma u otra. Elegimos la vía pacífica, la que defiende la comunidad internacional. No dejemos que Israel nos demuestre que estamos equivocados, por nuestro bien y el de ellos", dijo Mansour. "Cuando Israel ahora trata de justificar otro ataque con la misma premisa defectuosa, nadie debería decir o hacer nada para alentarlo por este camino. Sabemos muy bien que los mensajes sobre el 'derecho de Israel a defenderse' serán interpretados por Israel como una licencia para matar, para seguir el mismo camino que nos llevó hasta aquí".

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió el 8 de octubre para discutir los acontecimientos, pero no pudo emitir una declaración porque no se pudo llegar a un acuerdo.


Commentaires


bottom of page