top of page
  • Foto del escritorMexteki

Mayor acumulación de riqueza social en muy pocas manos

TML Monthly Núm 5 Mayo 2023


La organización de la sociedad civil Oxfam informa que durante los últimos dos años, una pequeña minoría de oligarcas "acumuló cerca de dos tercios de toda la nueva riqueza creada en el mundo". Las "fortunas colectivas de los súper ricos han aumentado en $ 2.7 mil millones por día", dice el estudio, mientras que los trabajadores sufren salarios más bajos, inseguridad, guerras y ataques a los programas sociales de los que dependen.


Los trabajadores produjeron $ 42 billones en nueva riqueza social desde 2020 con $ 26 billones de eso o 63 por ciento expropiados por los súper ricos que controlan las economías del mundo. Los 16 billones de dólares restantes, es decir, el 38%, se dividieron entre los productores reales, principalmente para sus necesidades diarias. "Un multimillonario ganó aproximadamente 1,7 millones de dólares por cada 1 dólar de nueva riqueza global obtenida por una persona en el 90 por ciento inferior", dice Oxfam.


Ciertos multimillonarios en control de la producción y distribución de alimentos y energía vieron su riqueza dispararse en 2022 a medida que los precios que las personas tenían que pagar por los productos sociales en esos sectores aumentaron rápidamente. Noventa y cinco empresas privadas de alimentos y energía concentradas principalmente en los Estados Unidos y Europa duplicaron con creces la cantidad que expropiaron como beneficio privado de la producción global. Las consecuencias de esta concentración de aumento de la riqueza en manos de unos pocos fueron inmediatas, causando que 1.700 millones de trabajadores se enfrentaran a una inflación de precios que supera los salarios que reciben de la venta de su capacidad de trabajo a los muy ricos que poseen y controlan la economía y se están beneficiando de este robo de valor social. Trágicamente, como resultado de la gran desigualdad, más de 820 millones de personas, aproximadamente una de cada diez personas en la Tierra, están pasando hambre, informa Oxfam.


"Mientras que la gente común está haciendo sacrificios diarios en elementos esenciales como la comida, los súper ricos han superado incluso sus sueños más salvajes. Apenas dos años después, esta década se perfila como la mejor hasta ahora para los multimillonarios, un auge rugiente de los años 20 para los más ricos del mundo", dijo Gabriela Bucher, directora ejecutiva de Oxfam Internacional. Los mitos de la economía de goteo y una marea creciente que levanta todos los barcos se hacen añicos en la realidad que enfrenta la gente. La marea, que ha sido más como un tsunami de enorme riqueza social vertiéndose en los bolsillos de los oligarcas durante la ofensiva antisocial, solo ha "subido los superyates", concluyó Bucher.



Este informe confirma una vez más que la minoría que controla la economía y la política en todo el mundo acumula diariamente cantidades cada vez mayores de la riqueza social que producen los trabajadores. La posesión por parte de unos pocos de la riqueza social, las inversiones y los medios de producción y su control de los gobiernos conducen a una mayor acumulación para la minoría rica, mientras que los trabajadores sufren una creciente inseguridad y un nivel de vida más bajo, y los problemas sociales se agravan.


¿Cómo puede ser de otra manera mientras una minoría rica controle la economía y la política, y expropie para sí mismos el valor agregado que producen los trabajadores y se niegue a reconocer o aceptar que en el mundo moderno las personas mismas deben tener el control de todos los asuntos que afectan sus vidas? No hay nada nuevo en eso. El desafío que enfrenta la clase obrera es resolver el problema de su propio empoderamiento para que no puedan ser reducidos a una fuerza que simplemente describa cuán corrupta, degenerada y superflua es la minoría rica, o, lo que es igual de malo si no peor, exigir que esta fuerza superflua resuelva el problema del sistema del que se benefician.


La riqueza social acumulada de los ricos permite a los expropiadores utilizar el poder y el control que esto trae para defender el status quo que les favorece y no permitir un avance a la siguiente etapa en el desarrollo humano. Los propios trabajadores deben asumir la responsabilidad social de obtener el control sobre los asuntos políticos, las fuerzas productivas y la riqueza social que producen para utilizarla para humanizar el medio ambiente social y natural.


La economía imperialista donde los súper ricos gobiernan sobre los trabajadores es transitoria. Es necesario avanzar hacia una nueva dirección y etapa bajo el control de los trabajadores. Esto requiere que los trabajadores establezcan continuamente y en todos los asuntos de interés su propio punto de vista, basado en su propia política independiente. Los trabajadores pueden luchar contra el programa antisocial promoviendo su propio programa prosocial que impone sus propias reivindicaciones a la sociedad. Estas son las reivindicaciones que tienen derecho a hacer en virtud de las relaciones que las personas establecen en la sociedad y de la necesidad de crear una sociedad que proporcione los derechos en virtud de ser humanos con una garantía. Las acciones independientes de los trabajadores con análisis sobre esta base están haciendo realidad la nueva cualidad de los trabajadores que hablan por sí mismos y se representan a sí mismos. Esto es crucial para evitar los peligros que se avecinan como resultado de la competencia inter-imperilaista y el camino de guerra que la alianza entre Estados Unidos y la OTAN, incluido Canadá, están persiguiendo.

Comments


bottom of page