¡No más masacre y censura a los colombianos!

Por Izcuauhtli Paz

Colombia encabezado por el gobierno de Iván Duque dice “No a la Reforma Tributaria” y “Fuera Iván Duque”, desde el pasado 28 de abril los colombianos se declaran en paro nacional, dicha reforma tenía como objetivo aumentar la recaudación del país, aumentando el IVA (Impuesto del Valor Agregado) que actualmente les del 19%, a productos de la canasta básica, servicios públicos como la luz, agua, gas, aparatos electrónicos, a la renta.


Ciudadanos, obreros, estudiantes, organizados, protestan en las calles, pero el gobierno ha puesto represión policial y militar, carros blindados, helicópteros, gases lacrimógenos, detonaciones con armas a enfrentarse con los manifestantes, dejando 19 muertos y más de 800 heridos reportados del 28 de abril a la fecha, en 2020 el asesinato de 13 personas durante la represión policial de dos jornadas de protesta en Bogotá, no es justo que se siga reprimiendo a los países como Colombia de esta manera.

El pasado 2 de mayo el presidente dio marcha atrás a su reforma, un día después el ministro de hacienda Alberto Carrasquilla quien había propuesto la subida de impuestos renunció a su cargo, los manifestantes no se han detenido, son decenas las demandas que lo colombianos piden entre ellas, una economía igualitaria en la que se deje de dar prioridad al sector privado y a sus intereses capitales junto con sus empresarios, fuera el clientelismo político quien está eximido de impuestos, mejores condiciones de salud así como educación, poner un alto a la fuerza pública la cual lleva más de 60 años de conflicto armado, fuera la economía extractivista de petróleo, oro y carbón, las demandas no son sino a favor de la propia Colombia.

“Mi obligación como presidente de la República es garantizar el derecho a la protesta, a la movilidad, al derecho al trabajo y a la seguridad en todo el territorio nacional. No olvidemos que estamos en medio de una pandemia que sigue cobrando la vida de miles de colombianos y debemos seguir cuidándonos, no es momento de divisiones, todo lo contrario, es el momento de estar unidos”, Iván Duque. Si lo dice que lo cumpla es deplorable que Duque atente en contra de la propia República que encabeza.

No se puede permitir que los intereses capitalistas pisoteen los derechos y la integridad de los ciudadanos y los obreros quienes son los que realmente generan las riquezas, basta a la acumulación del capital que daña y envenena. Tampoco se debe permitir que gobiernen personas que atenten contra su propio pueblo.

El movimiento en Colombia continúa, por la solución de los profundos problemas que sufre el pueblo, no es sólo la cuestión fiscal, como dicen los medios, es un movimiento que ya lleva años de desarrollo, por la profunda transformación de la vida del país y contra el Estado pro oligárquico y pro yanqui.