top of page
  • Foto del escritorMexteki

Que el municipio juegue el verdadero papel que le corresponde en la producción de alimentos

Yaima Puig Meneses Juventud Rebelde 8 mayo 2023


Trabajo en Artemisa. Autor: Roberto Suárez Publicado: 08/05/2023 | 09:03 pm


El Presidente cubano encabezó este lunes una reunión de trabajo en Artemisa, con el propósito de evaluar los compromisos contraídos en el territorio el pasado 12 de enero para superar las complejidades que en los órdenes económico, social y político-ideológico vive la nación.


Aleccionador y sumamente crítico, «a camisa quitada», como se diría en buen cubano, resultó ser el análisis promovido por la máxima dirección del país este lunes, en la provincia de Artemisa, con el propósito de evaluar el cumplimiento de los compromisos contraídos en este territorio, en el pasado mes de enero, para superar las complejidades que en los órdenes económico, social y político-ideológico vive la nación.


Cómo incrementar la producción de alimentos a nivel local y hacerlo de manera sostenible, se convirtió en hilo conductor del debate, donde el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, indicó llevar a cabo de inmediato todos los cambios estructurales y de gestión, así como eliminar las trabas que aún existen, para impulsar la producción de alimentos en los territorios.


Cuatro meses después de sucedido un encuentro similar a este en la provincia —en el cual se delinearon claras estrategias para dar respuesta a esta demanda del país—, aun cuando se han dado pasos en pos de fortalecer las acciones, falta mucho por hacer y son amplias las potencialidades que existen en múltiples lugares y no se aprovechan.


Acerca de la importancia e imperiosa necesidad de crear y fortalecer sistemas productivos locales habló el Jefe de Estado, porque no es posible, dijo, llevar adelante un programa de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional en los municipios si no se dispone de empresas agropecuarias subordinadas a ellos, a las cuales verdaderamente les puedan exigir por la satisfacción de las demandas que tiene la población.


De ahí su insistencia en que el municipio se convierta en el escenario fundamental de la producción de alimentos, y para ello las autoridades locales tienen que poder decidir sobre las empresas estatales que se encuentran enclavadas en su territorio. En la actualidad, evaluó, la rectoría del tema agrario no la tiene el municipio, lo cual dificulta más las gestiones para su desarrollo, enfatizó.


«No es solo cuestión de cambiar la estructura, es cambiar la manera de gestionar los recursos», enfatizó Díaz-Canel en el encuentro que estuvo presidido, además, por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz; el secretario de Organización del Comité Central del Partido, Roberto Morales Ojeda; la primera secretaria del Comité Provincial, Gladys Martínez Verdecia, y el gobernador Ricardo Concepción Rodríguez.


En las condiciones actuales del país y el complejo contexto internacional —subrayó— no se puede depender de las importaciones que se realicen de manera centralizada, porque cada vez son menos y a precios más elevados. De ahí su insistencia en que cada territorio sea capaz de producir buena parte de los alimentos que su población consume.


Entre otros elementos, el Presidente de la República comentó la importancia de tener un censo ganadero para lograr un control sobre la masa; agilizar la aprobación de inversión extranjera, hoy con demoras innecesarias en la provincia; vincular fuerzas del Ejército Juvenil del Trabajo en el cultivo de tierras actualmente ociosas; evaluar bien los proyectos de producción de alimentos con cooperación internacional, el destino de ese dinero y cuáles son sus resultados, pues muchas veces esos fondos se utilizan en cosas que no son prioridad y que no están vinculadas directamente con la producción; así como potenciar el desarrollo de áreas de autoconsumo en empresas y centros de trabajo, un tema también con poco avance en Artemisa.



El pueblo necesita más resultados


Al igual que el debate de este lunes estuvo centrado en aspectos relacionados con la producción de alimentos y cómo elevarla en la provincia, las acciones que en este territorio se han llevado a cabo desde el pasado 12 de enero —momento en que se realizó aquí el primero de estos encuentros— han estado encaminadas esencialmente a dar respuesta a esa demanda insatisfecha de la población.


La realidad es, aseguró el Gobernador artemiseño, que aún se aprecia mucha subjetividad y desconocimiento en la aplicación de la Ley de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional, lo cual ha demandado de un trabajo de capacitación que incluya a todos los implicados en su implementación.


De los más de cien compromisos contraídos de manera general en aquella reunión de enero del presente año, detalló Concepción Rodríguez, hasta la fecha 72 se han cumplido, 24 están incumplidos, y otros 21 tienen posibilidades de cumplirse. Sobre todo en esos últimos, aseveró, se han concentrado en lo inmediato las principales acciones.


Por otra parte, se refirió, además, a que no se prevé cumplir en el año con las producciones pactadas de carne y azúcar —este último indicador es uno de los más deteriorados en la provincia—, ni tampoco con el plan previsto de arribo de turistas internacionales al territorio.


Comentó, por ejemplo, que si bien se sobrecumple la exportación de servicios, no se logra así en la de bienes; en tanto aun cuando no se ha detenido la entrega de tierras en usufructos, fueron 14 000 hectáreas en ocho meses, todavía los productores no están satisfechos con el ritmo que se desarrolla este proceso.


A la par de la actividad agropecuaria, refirió, se ha continuado brindando atención a programas priorizados como la dinámica demográfica, la Tarea Vida y la producción local de materiales de la construcción, aspecto este último en el cual, incluso cuando se incrementaron a 18 los renglones, son varios los que no se cumplen, lo cual incide negativamente en el programa de construcción de viviendas.


En tanto, la Primera Secretaria del Comité Provincial del Partido señaló que «se aprecia que algunos cuadros, tanto del Partido como del Gobierno, no tienen la suficiente preparación para enfrentar las complejidades que tenemos por delante». El reto, consideró, está en generalizar, siempre que sea posible, las buenas experiencias.


De los muchos desafíos que tiene por delante la producción de alimentos comentó luego Alcides López Labrada, delegado de la Agricultura en Artemisa. Tras enumerar y explicar varias de las acciones que se han realizado —todavía insuficientes— aseguró que se encaminan esencialmente hacia lograr «una delegación provincial flexible, enfocada en el municipio, que en vez de «mandar a buscar gente» vaya al

municipio a intercambiar, a controlar, a indagar».


Entre otros aspectos abordados durante la jornada se enfatizó en la necesidad de integrar todas las formas productivas a nivel municipal; promover una mayor agilidad en los trámites que se deben realizar para llevar a cabo la exportación de bienes; y en la importancia de hacer más uso de la ciencia y la innovación.


Tomando en cuenta las insatisfacciones que todavía existen entre la población, el Secretario de Organización del Comité Central insistió en que se debe incidir más, desde el Partido, en la solución de los problemas, lo cual pasa, en primer lugar, por una discusión más profunda de ellos, que permita en verdad ir a sus causas.


La insatisfacción revolucionaria con lo que hacemos tiene que ser todos los días, consideró, para luego añadir que «la provincia está en condiciones de cerrar el semestre en una mejor situación, pero para eso debe hacer un mayor esfuerzo».


Al referirse al porqué de estos encuentros, que dan continuidad a los que se realizaron a principios de año en todo el territorio nacional, el Primer Ministro subrayó que cualquier análisis que hagamos tiene que tener una visión de cara al pueblo. Si en la mesa familiar no se ven los resultados de los análisis y compromisos que se han hecho en este contexto, no habremos logrado nada, valoró.


Igualmente, llamó la atención sobre el tema de la vivienda, otro de los principales problemas que afecta a la población. Revertir la actual situación, valoró, demanda de una mayor producción local de materiales, potencialidades para ello existen en la provincia, y si no las explotamos a plenitud no se avanzará lo suficiente en la solución de este problema.


De igual manera, hizo mención a la necesidad de definir bien las prioridades de trabajo; fortalecer el funcionamiento de los órganos de Gobierno; revolucionar los sistemas de trabajo, y fortalecer el papel del municipio. Tenemos que corresponder la confianza que el pueblo ha depositado en nosotros —evaluó— y el pueblo necesita resultados, todo lo que hagamos debe conducir a ello.

Commentaires


bottom of page