RESCATA EL SENADO LA SOBERANÍA ENERGÉTICA

Mouris Salloum George (*) 23 DE ABRIL. VOCES DEL PERIODISTA

Con la aprobación de la nueva Ley de Hidrocarburos, el Senado de la República devuelve a la nación su soberanía en materia de energéticos totales, como ocurrió en los tiempos en que Lázaro Cárdenas del Río rescató para beneficio del país la riqueza petrolera.

Las nuevas reformas fortalecerán las funciones del Estado Mexicano y van a garantizar la seguridad energética del país, permitirán combatir de manera frontal la corrupción y las diversas actividades ilícitas en materia de hidrocarburos y petrolíferos.


En el debate parlamentario, en el que participaron el senador Ricardo Monreal Ávila, líder de Morena, Damián Zepeda, Dante Delgado Rannauro y Emilio Álvarez Icaza, se dieron punto de vista de la nación a que aspiran los mexicanos, y surgieron los datos duros de la aprobación de aquellas reformas contrarias al bien común, donde en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, se utilizaron recursos económicos del propio gobierno e incluso de empresas extranjeras, para corromper a legisladores y aprobar, por ejemplo, la muy publicitada Reforma Energética.

Las nuevas reformas aprobadas por el Senado de la República coadyuvarán a fortalecer a las empresas productivas del Estado Mexicano, como garantes de la seguridad y junto con la Secretaría de Energía, aportarán las bases normativas necesarias, para garantizar el suministro de hidrocarburos y así, “Los recursos energéticos deben permanecer bajo la propiedad nacional, el control y la gestión del Estado” y sobre todo que la seguridad energética se refiere a la disponibilidad ininterrumpida de fuentes de energía, a un precio asequible, y que, a corto y mediano plazo, se centra esencialmente en la capacidad del sistema energético, donde el estado y la ley garantizan la libre competencia en el mercado, pero de ninguna forma se acepta que se medre con la economía de los mexicanos.