Suscríbete a nuestro boletín

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com

  • Mexteki

Salud: desbasto y corrupción.

Por Izcuauhtli Paz


El sistema capitalista pretende tener control a todo nivel y a costa de la devastación de los recursos naturales y humanos. La salud ha sido controlada por el gobierno así como por los grandes monopolios convirtiéndola en un negocio visto como un modelo financiero y no como un derecho humano. La corrupción está por encima de la salud y el bienestar de los mexicanos.



Los monopolios farmacéuticos gozan de privilegios legales en el mercado para tener un control de la producción o distribución de los medicamentos, tienen tal poder que llegan a ser los únicos vendedores en el mercado o bien son los que venden o producen en grandes masas, comparadas con los demás fabricantes, controlando en costo y disponibilidad de los medicamentos.


El caso del abastecimiento de medicinas durante muchos años se trato con una gran indolencia, el cuadro básico se redujo al mínimo al grado de no existir ni paracetamol en los servicios del sector público en la salud, pero las cosas se agravan con enfermedades mayores como el cáncer, la diabetes, el SIDA.


En el sector Salud, el neoliberalismo impulsó un modelo de privatización de medicamentos que permitió al Gobierno, que ya tenía laboratorios nacionales para la fabricación de vacunas, eliminar esta responsabilidad, las compañías que surtían al sector salud tenían el control de los medicamentos.


Actualmente el monopolio de las farmacéuticas, tienen todo el control, las mezclas y  la distribución de medicamentos y operan dentro de los hospitales públicos privatizando el acceso, este factor ha llevado a incumplimientos de las compañías distribuidoras sumado que los hospitales no pueden resolver con certeza cuanto necesitan o cuanto les falta, de la misma manera  la corrupción de directivos que venden los medicamentos por fuera.

Hace una semana hubo protestas de padres de niños con cáncer que no habían recibido tratamientos por el desabasto de medicamentos como el metotrexato contra el cáncer, por un lado estaban los pacientes sin recibir y por el otro el gobierno diciendo que si existían y que ya habían sido entregados, cerraron el acceso a la terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el gobierno surtió ya el medicamento mediante una compra internacional y no a las farmacéuticas nacionales, esta situación merece una profunda investigación y castigo a los culpables.


Respecto al  desabasto del Hospital Infantil, la Secretaría de Función Pública (SFP) investiga un presunto contubernio entre dicha firma y directivos del hospital, hay descontrol e incumplimiento en los contratos con la empresa PiSA ya que es el  único productor nacional y vendedor de metotrexato al gobierno. Condicionaron la entrega del producto a cambio de reabrir las plantas que el gobierno había cerrado por no cumplir con los estándares de calidad. Ellos pretendían seguir teniendo el control de abasto de este tipo, en el hospital infantil sabían del desabasto y de las investigaciones que están presentes desde el año pasado, y aun así el hospital extendió a ese laboratorio un contrato para la distribución de medicamentos que incluía tratamiento contra el cáncer, antibióticos e intravenosas.


La SFP dio a conocer que ha inhabilitado a 5 empresas que han monopolizado la distribución de los medicamentos además de las investigaciones, DIMESA con cuatro expedientes abiertos, GRUFESA con seis expedientes y ya en inhabilitación, Farmacéuticas Maypo con cinco expedientes Grupo Lomedic con uno, PiSA con seis expedientes abiertos por incumplir la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Sanciones del Sector Publico en la distribución de medicamentos, multas millonarias, estas  empresas  fueron favorecidas en los gobiernos PRIANPRedistas. Tres distribuidores son quienes vendían el 70% de los medicamentos a México.


Carlos Lomelí Bolaños ex Superdelegado federal en Jalisco destituido del cargo por conflicto de intereses reconoció que El Grupo Lomedic es de su propiedad, esta empresa se dedicaba a distribuir medicamentos en los estados de Jalisco, Aguascalientes, Colima, Nayarit y la Ciudad de México, el año pasado la SFP impuso a Lomedic y Laboratorios Solfrán también  propiedad de Lomelí una multa superior al millón de pesos, y las inhabilitó por dos años y medio ya que falsearon información al participar en contrataciones públicas.  

Farmacéuticas Maypro comercializaba, compraba, vendía e importaba medicamentos generales y de alta especialidad, en el sector privado y público, fue beneficiada con compras millonarias durante la administración anterior, obtuvo más de 1 472 contratos por un monto de 7 723 millones de pesos.


Las autoridades tienen que resolver el abasto de los medicamentos de una manera eficiente y efectiva, se debe aplicar la Ley a quien ha lucrado y entorpecido los tratamientos médicos por desabasto de medicamentos.


Se debe fortalecer la producción de medicamentos nacionales, además de facilitar la fabricación de materias primas que puedan garantizar el abasto y lograr la verdadera transformación de este sector vital.