SOLUCIÓN EN PALO ALTO

Los cooperativistas de Palo Alto proponen una solución con perspectiva social, a la actual situación que enfrenta la Cooperativa Palo Alto, después de casi 50 años de una lucha constante por una vivienda digna de parte de los integrantes de la cooperativa, a partir de la resolución judicial que no respeta la voluntad de permanecer como socios cooperativistas y dicha resolución es unilateral al margen de la mayoría de los socios, que finalmente solo favorece al mercado y sede a las presiones inmobiliarias que existen en la zona desde hace décadas, en una ciudad de derechos como es la Ciudad de México. Así lo expresan en una carta abierta al presidente de la República, dicen:


Destacamos entre otros antecedentes, que la Cooperativa Palo Alto es un lugar que se ha construido luchando, fundada con ex trabajadores de las minas de arena. Que cuando ya no se pueden seguir explotando las minas los trabajadores tratan de comprar el terreno, como compensación a un trabajo mal pagado y precarias condiciones de trabajo, con muchas dificultades porque el vendedor quien también fungía como cacique no quería ya vender el terreno, pero como en un primer momento aceptó, se hace el trámite, con la legalidad pertinente según las leyes Federales de Trabajo y las necesarias vigentes en el momento, ante gobierno; y aunque los granaderos nos quisieron sacar, con movilizaciones, plantones y hasta enfrentando a los mismos granaderos , logramos que se nos vendiera legalmente el terreno, en 1972 lograron constituirse como cooperativa de vivienda.

Con el paso de los años, se generaron tensiones a partir de que interesados en la venta del predio, convencieron a algunos socios para fraccionar la cooperativa, que hasta ahora no ha ocurrido, a pesar de los diversos intentos. Cabe destacar que, a estos presuntos cooperativistas minoritarios, 42 ex-socios, el gobierno les buscó terrenos más de cuatro ocasiones y en todas ellas, aun después de que se les ayudaba con la construcción y los terrenos no los aceptaron.

Iniciando un periodo de desgaste de batallas judiciales, que llevó a demandar y realizar un juicio legal, con audiencias sin fin, en donde los diez primeros años, no logró prosperar de acuerdo con los propósitos de la mayoría de la cooperativa. El 6 de agosto del 2012, presentaron un proyecto para la liquidación de la cooperativa del que se desprende que su intención era la venta total del terreno, acto contrario a la naturaleza jurídica de la sociedad, a su objeto social y a sus bases constitutivas, situaciones totalmente inviables, contrarias a los derechos de todos los socios cooperativistas y a nuestra voluntad como cooperativa.

Posteriormente su Señoría, encargado del caso, desaprobó el proyecto de liquidación de venta total presentado por los liquidadores precisamente por ser inviable y carente de elementos básicos, esa desaprobación fue confirmada por el Segundo Tribunal Unitario en Materia Civil y Administrativa del Primer Circuito mediante resolución de fecha 21 de abril del 2014.

Sin embargo, los intereses del mercado del suelo, en el área de Santa Fé. Una vez más un proyecto de liquidación se presentó el 31 de mayo de 2018.Es importante destacar que la mesa liquidadora sólo busca lucrar con la venta ya que pide en su proyecto de liquidación el 12% por la venta de cada uno de los bienes materia de liquidación. Exponiendo así su propio beneficio a costa del bien común.

Con lo anterior dejando en claro que quienes componen la mesa liquidadora no actúan por el bien general de la Cooperativa y obviando el desacuerdo de la mayoría ante tal proyecto, y sin conocimiento de causa nos tratan como individuos agresivos, atropellando nuestros derechos humanos con la presencia de guardias que obviamente estarán armados.

El grupo mayoritario desea la permanencia en la Cooperativa y como Cooperativa. No es justo que el Juez pase por alto la anterior sentencia. Ya que insistimos en que la Cooperativa no está de acuerdo con el proyecto de liquidación y mucho menos con la venta. Reiteramos que la Comisión Liquidadora debe ser suspendida lo más pronto posible para que deje de atropellar los derechos humanos de los cooperativistas y del inmueble en común, en una ciudad de derechos como es la Ciudad de México.

¡¡¡ Reconsideración judicial del caso desde una perspectiva social, Alto al proyecto de Liquidación y venta de la Cooperativa de Palo Alto!!!

¡¡¡Respeto y que se escuche la voz de la mayoría de los socios, que desea permanecer como Cooperativa Palo Alto!!!

¡¡¡ Protección a la propiedad social de la vivienda en la Ciudad de México, por una ciudad que respete los derechos sociales establecidos en su constitución!!!

Solución justa, que reconozca la gestión social del habitad los últimos 50 años, y no una solución unilateral al margen de los actores fundamentales: ¡¡¡los integrantes de la cooperativa Palo Alto!!!

¡¡¡ Alto a soluciones que sólo favorezca al mercado inmobiliario y NO a una salida judicial parcial al conflicto, dejando presa de la enorme especulación y presiones financiera de la zona, sobre las familias cooperativistas!!!